El camino iniciático

Compartimos plenamente esta reflexión: “El camino iniciático, nuestra seña de identidad” MASONERÍA MIXTA

El camino iniciático, nuestra seña de identidad
Publicado el 10 junio, 2011 por admin

Hablaba hace algunos días con un H.·. sobre todo lo que se está viviendo en España en estos días y sobre como en muchas ocasiones se piensa que la Logia es un lugar para la política, la pequeña política, la de los gestos más que la de las soluciones, o la reflexión sobre las cuestiones que nos afectan como seres humanos. Terminaba la conversación con un apunte que creo que debemos tener muy en cuenta quienes estamos en esta organización y que marca la diferencia con cualquier otra, me refiero (se refería) a la cuestión iniciática.

En ocasiones nos olvidamos de esa pequeña cuestión, quien ingresa en la masonería no lo hace rellenando una ficha, ni presenta un curriculum para que se valoren sus posibilidades de ser admitido, ingresa en el momento en el que, tras finalizar las diferentes pruebas que conforman la iniciación, es reconocida/o como francmasón por el resto de sus hermanas y hermanos. A partir de ese momento se inicia un camino hacia el interior de uno mismo por el que quien lo recorre se irá cambiando, al menos tratará de hacerlo, al mismo tiempo que por una especie de extraña ósmosis va modificando la sociedad en la que se mueve.
Precisamente por esa ósmosis entre el trabajo interior y su proyección al exterior el camino que se recorre tiene dos partes perfectamente definidas la esotérica y la exotérica. La una sin la otra no tendría sentido pues quien sólo persigue su propio cambio y no busca el cambio social a través del suyo está poniendo de manifiesto una actitud profundamente egoísta que casa mal con los principios que inspiran nuestro trabajo.

Es evidente que ese viaje hacia el interior de uno mismo necesita de unas condiciones especiales, no casa con el ruido de la calle y por esa razón no se debe llevar el ruido de la calle, o nuestros propios ruidos, a la cantera en la que laboramos y en la que únicamente se debe escuchar el ruido el mazo y el cincel atacando nuestras piedras brutas, y haciendo que sus aristas vayan desapareciendo hasta conseguir una perfecta piedra tallada capaz de encajar en el resto del edificio que entre todos construimos día a día.

Debemos ser conscientes de que por mucho que deseemos el cambio social, una sociedad más justa, si no lo hacemos desde el método iniciático, si no somos capaces de dejar fuera de nuestro trabajo la contaminación profana -no rechazable en otro ámbito- estaremos convirtiendo el trabajo masónico en algo diferente, no necesariamente peor, a lo que debe ser: reflexión, fraternidad y búsqueda del Progreso de la Humanidad.

Así pues recojámonos en el silencio de nuestros talleres y tratemos de aportar, después, el fruto de nuestras reflexiones mediante nuestra actividad diaria en la vida profana.

He dicho
Masonería Mixta Internacional

Por un Nuevo Modelo de Democracia

Os recomendamos que echeis una ojeada a la página de Facebook “Por un Nuevo Modelo de Democracia”. Si os gusta, podeis haceros seguidores clicando en “me gusta”

http://www.facebook.com/TeNDeNTeiNJuSto

Necesitamos que nos ayudéis a difundir nuestra página. Detrás de nuestras publicaciones existe un trabajo que busca cambiar la Constitución y Realizar un proyecto de estado que regule la acción de los políticos y que de el PODER SOBERANO a los Ciudadanos.
Hemos de decir que nuestro proyecto no es un Partido Político ni pretende serlo, solo pretendemos PROMOVER un proyecto CONSTITUYENTE de un MODELO de ESTADO JUSTO en el que defiendan los valores HUMANOS ante todo y buscando un equilibrio JUSTO con el CAPITAL y la PROPIEDAD PRIVADA
COMPARTIENDO NUESTRAS PUBLICACIONES AYUDAS A DARNOS A CONOCER.
Si con 21.001 usuarios hablan de nosotros 318.095 personas y llegamos a 3.089.989 personas cada semana, Donde llegaremos cuando seamos 150.000?
GRACIAS A TODOS- QUEREMOS QUE ESTE SEA VUESTRO PROYECTO

Tramposos banqueros, de Ignacio Ramonet

Transcribimos este artículo, publicado en Le Monde Diplomatique, en español, y firmado por Ignacio Ramonet

Podeis ver el artículo original en el siguiente enlace: http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial/?articulo=34f882dc-f93c-4f4e-9c69-4c2852cdae9d

Nº: 205   Noviembre  2012

Tramposos banqueros

Ignacio Ramonet

País:  Global
Tema:  Banca, Crisis financiera, Bolsa, Política

“Poderoso caballero

es Don Dinero” 

Francisco de Quevedo

A aquellos ciudadanos que aún lo ignoraban, la crisis les está demostrando que los mercados financieros son los principales protagonistas del actual momento económico de Europa. Representan un cambio fundamental: el poder ha pasado de los políticos a los especuladores de Bolsa y a una cohorte de tramposos banqueros.

Cada día, los mercados mueven sumas colosales. Por ejemplo, casi 7 billones de euros, sólo en deudas de los Estados de la eurozona, según el Banco Central Europeo. La decisión colectiva diaria de esos mercados puede ahora derrumbar Gobiernos, dictar políticas y someter a pueblos.

El drama, además, es que estos nuevos “amos del mundo” no sienten ninguna preocupación por el bien común. La solidaridad no es su problema. Menos aún la preservación del Estado de bienestar. La única racionalidad que los motiva es la codicia. Especuladores y banqueros, movidos por la avidez, llegan a comportarse como mafias, con mentalidad de aves de rapiña. Y con una impunidad casi total.

Desde que, en 2008,  estalló la crisis –en gran parte causada por ellos–, ninguna reforma seria ha conseguido reglamentar los mercados, ni meter en vereda a los banqueros. Y a pesar de todas las críticas formuladas contra la “irracionalidad del sistema”, el comportamiento de muchos actores financieros sigue siendo igual de cínico.

Es evidente que los bancos representan un papel clave en el sistema económico. Y que sus actividades tradicionales –estimular el ahorro, dar crédito a las familias, financiar las empresas, impulsar el comercio– son constructivas. Pero desde la generalización, en los años 1990-2000, del modelo del “banco universal”, que añadió toda clase de actividades especulativas y de inversión, los riesgos para los ahorradores se han multiplicado así como los fraudes, los engaños y los escándalos.

Recordemos, por ejemplo, uno de los más desvergonzados, protagonizado por el poderoso banco de negocios estadounidense Goldman Sachs que hoy domina el universo financiero. En 2001, ayudó a Grecia a maquillar sus cuentas para que Atenas cumpliese los requisitos y pudiese ingresar en el euro, la moneda única europea. Pero en menos de siete años, aquella fullería se descubrió y la realidad estalló como una bomba. Consecuencia: “Casi un continente sumido en la crisis de la deuda; un país, Grecia, expoliado y de rodillas; recesión, despidos masivos, pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores; reestructuraciones y sacrificios de los beneficios sociales; planes de ajuste y miseria” (1).

¿Qué sanciones recibieron los autores de tan nefasto engaño? Mario Draghi, ex vicepresidente de Goldman Sachs para Europa, al corriente por tanto del fraude, fue premiado con la presidencia del Banco Central Europeo (BCE)… Y Goldman Sachs cobró en recompensa, por el maquillaje de las cuentas, 600 millones de euros… Confirmando así un principio: en materia de grandes estafas organizadas por los bancos, la impunidad es la regla.

Lo pueden confirmar los miles de ahorradores españoles que compraron acciones de Bankia el día en que esta entidad salió a Bolsa. Se sabía que no tenía ninguna credibilidad y que el valor de su acción, según las agencias de calificación, ya estaba a un paso del bono basura…

Los ahorradores confiaron en Rodrigo Rato, presidente entonces de Bankia y ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien no dudó en afirmar el 2 de mayo de 2012 (cinco días antes de dimitir ante la presión de los mercados y poco antes de que el Estado tuviese que inyectar en la ­entidad 23.500 millones de euros para evitar su quiebra): “Estamos en una situación de mucha robustez desde el punto de vista de solvencia y también desde el punto de vista de liquidez” (2)…

Cierto es que, menos de un año antes, en julio de 2011, Bankia había superado aparentemente las “pruebas de resistencia” realizadas por la European Banking Authority (EBA) a las 91 mayores entidades financieras de Europa. Bankia había obtenido un Core Tier I Capital (capital de máxima resistencia) del 5,4% (3), frente a un mínimo exigido del 5% en una situación de máximo estrés. Lo cual da una idea de la incompetencia e ineptitud de la EBA, organismo europeo encargado de garantizar la solidez de nuestros bancos…

Otras personas que pueden testimoniar sobre la desfachatez de los banqueros son las víctimas, en España, del “escándalo de las participaciones preferentes”. Un fraude que afecta a más de 700.000 ahorradores que han perdido sus economías. Se les hizo creer que adquirían algo parecido a un depósito a plazo fijo… Pero las participaciones preferentes son un producto financiero que no está cubierto por el fondo de garantía de los bancos. Éstos no están obligados –si no poseen liquidez– a devolver el capital inicial, ni los intereses generados.

Este timo también ha revelado que los ahorradores españoles víctimas de engaños bancarios no pueden contar con la protección del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) (4). Ni, obviamente, con la del Gobierno que sigue ayudando masivamente a la banca mientras su política de recortes y austeridad castiga en permanencia a la ciudadanía. Para ayudar al sistema bancario español, Mariano Rajoy solicitó a la Unión Europea un crédito de hasta 100.000 millones de euros. Entretanto, los bancos españoles siguen favoreciendo la huida masiva de capitales… Se estima que, hasta septiembre pasado, 220 000 millones de euros se habían fugado oficialmente de España (5) … Una suma más de dos veces superior al crédito solicitado a Europa para salvar el sistema bancario español…

Pero no terminan aquí los escándalos. Podríamos recordar que, estos últimos meses, los fraudes bancarios no han cesado. El banco HSBC fue acusado de blanquear el dinero de la droga y de los narcotraficantes mexicanos. El JP Morgan se lanzó a especulaciones desmedidas asumiendo inauditos riesgos que le acarrearon pérdidas de 7.500 millones de euros, arruinando a decenas de clientes. Igual le sucedió a Knight Capital que perdió más de 323 millones de euros en una sola noche a causa de un error de un programa informático de especulación automática por ordenador…

Pero el escándalo que más está irritando, a escala mundial, es el del Libor. ¿De qué se trata? La Asociación de Banqueros Británicos propone cada día un tipo interbancario llamado “London interbank offered rate” o  Libor por sus siglas en inglés. El cálculo de esa tasa lo realiza la agencia Reuters la cual, diariamente, pregunta a dieciséis grandes bancos a qué tipo de interés están obteniendo créditos. Y establece una media. Como es el tipo al que se prestan dinero los principales bancos entre ellos, el Libor se convierte en una referencia fundamental de todo el sistema financiero mundial. En particular, sirve para determinar, por ejemplo, los tipos de las hipotecas de las familias. En la zona euro, el equivalente del Libor se llama Euribor y se calcula sobre la base de la actividad de unos sesenta grandes bancos. En el mundo, el Libor influye sobre unos 350 billones de euros de créditos… Cualquier variación –por mínima que sea– de ese tipo puede tener una incidencia colosal.

¿En qué consistió el fraude? Varios bancos (de los que sirven de referencia para establecer el Libor) se concertaron entre ellos y decidieron mentir sobre sus tipos, manipulando de ese modo el Libor y todos los contratos derivados, o sea los créditos a los hogares y a las empresas. Y eso durante años.

Las investigaciones han demostrado que una decena de grandes bancos internacionales –Barclays, Citigroup, JP Morgan Chase, Bank of America, Deutsche Bank, HSBC, Crédit Suisse, UBS (Union des Banques Suisses), Société Générale, Crédit Agricole, Royal Bank of Scotland– se organizaron para manipular el Libor.

Este enorme escándalo demuestra que la delincuencia se halla en el corazón mismo de las finanzas internacionales. Y que, probablemente, millones de familias pagaron sus hipotecas a unas tasas indebidas. Muchas tuvieron que renunciar a sus viviendas. Otras fueron expulsadas de ellas por no poder pagar unos créditos artificialmente manipulados (6)… Una vez más, las autoridades encargadas de velar por el buen funcionamiento de los mercados hicieron la vista gorda. Nadie ha sido sancionado, aparte de cuatro compinches (7). Todos los bancos implicados siguen haciendo negocios.

¿Hasta cuándo las democracias podrán soportar esa impunidad? En 1932, en Estados Unidos, Ferdinand Pecora, un hijo de emigrantes italianos que llegó a ser fiscal de Nueva York, fue nombrado por el presidente Herbert Hoover para investigar la responsabilidad de los bancos en las causas de la crisis de 1929. Su informe fue abrumador. Propuso el término de “banksters” para calificar a los “banqueros gángsteres”. Sobre la base de ese informe, el presidente Franklin D. Roosevelt decidió proteger a los ciudadanos de los riesgos de la especulación. Sancionó a toda la banca imponiéndole el “Glass-Steagal Act” y estableciendo (hasta 1999) una incompatibilidad entre dos tipos de actividades: los bancos de  depósitos y los bancos de inversión. ¿Qué gobierno europeo de la zona euro tomará una decisión semejante?

(1) Eduardo Febbro, “El gran truco que usó Goldman Sachs con Grecia”, Página 12, Buenos Aires, 13 de marzo de 2012.

(2) El País, Madrid, 2 de mayo de 2012.

(3) Basándose en ese deplorable informe, algunos ‘analistas’ afirmaban –¡hace apenas quince meses!–  que el sistema bancario español figuraba entre “los más sólidos del mundo”… He aquí, por ejemplo, lo que escribía un ‘diario de referencia’: “De hecho, los grandes bancos españoles superan holgadamente los requisitos de capital exigidos para resistir un hipotético deterioro extremo de la economía durante los próximos dos años” (El País, Madrid,15 de julio de 2011).

(4) Varias asociaciones han puesto a disposición de las víctimas su gabinete juridico. Consúltese, por ejemplo: la Asociación de Usuarios de Bancos, Seguros y Cajas de Ahorro (ADICAE) (adicae.net), y la Unión de Consumidores de España (www.uniondeconsumidores.info).

(5) Cinco días, Madrid, 21 de octubre de 2012.

(6) En España, país que tiene la ley más brutal en la materia, desde que se inició la crisis en 2008, más de 400.000 desahucios –es decir, desalojos a la fuerza de viviendas o locales–, han sido ordenados por los jueces.

(7) El banco Barclays  fue condenado a una multa de 365 millones de euros. Despidió a su presidente, Marcus Agius. Su Consejero Delegado, Bob Diamond, uno de los responsables de la manipulación del Libor, dimitió… a cambio de una indemnización de aproximadamente 2,5 millones de euros.

 

Artículo interesante

Os adjuntamos este artículo, que consideramos interesante.

Daniel Cohn-Bendit, eurodiputado veinte años; anuncia su retirada de la política

Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet

“La UE admitiría un Estado catalán bien refrendado”

26/09/2012 – 00:00

Por favor, no me pregunte por la independencia. Llevo toda la mañana hablando de eso…

Nos pasa a todos.
Llevo veinte años en el Europarlamento, y la política europea, que entonces no interesaba a nadie, hoy lo decide todo. Su futuro como ciudadano, créame, se decide en Bruselas y no en Madrid o Barcelona.

¿Por qué?
Porque el Estado nación está acabado. Hoy lo que gestionamos es cómo lo sustituimos. Pronto ningún Estado europeo podrá estar en el G-8 por sí mismo. Ni Francia, ni Italia, ni España… ¡ni Alemania! tendrán peso económico, demográfico, militar…, ni poder, frente a China, India, Rusia, EE.UU., Brasil…

¿Y…?
Pues que, sin un Estado europeo, nuestros valores y nuestro modo de vida europeos no tendrán defensor y los perderemos.

Podemos reformar y mantenerlos.
Podemos mantenerlos sólo ya como Unión Europea, no como estados nación. Y es que, para un chino, Alemania no se diferencia mucho de Francia o de Catalunya siquiera: son Europa. Si no creamos un Estado europeo, nos dejarán sin bienestar: nos ganarán la batalla económica, y después, todas.

Pero Francia, Alemania, el Reino Unido… todavía son grandes potencias.
¿De verdad? Francia se llena la boca alardeando de su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU…, ¡pero no ha podido utilizarlo ni una sola vez!

Londres y París tienen armas atómicas.
¿Para qué les ha servido tener armas atómicas en la crisis libia? ¿Y ahora en la siria? ¡Ni siquiera frente a la iraní! El poder atómico es un no poder. Francia lo creó por su derrota en la Segunda Guerra Mundial. La línea Maginot fue atravesada por Hitler en tres días, así que De Gaulle pensó que la bomba atómica defendería para siempre a Francia.

Pero hoy las amenazas son económicas.
La amenaza es que nos ahogamos en paro y que no salimos de la recesión. Y la solución no es española, ni francesa ni catalana, es europea: un gran plan de crecimiento.

¿De dónde saldría el gran presupuesto?
De tres nuevos impuestos: uno sobre las transacciones financieras, otro sobre la emisión de contaminantes y el tercero sobre el uso de internet y móviles.

¿Los impuestos generan crecimiento?
Invertiríamos al mismo tiempo que cobramos impuestos: con ellos conseguiríamos 200.000 millones de euros para reactivar las economías con inversiones en renovables; en el coche de dos litros, en innovación…

No es un plan muy concreto.
Claro que lo es: tenemos la Banca Europea de Inversión. Rigor presupuestario, pero también inversión en crecimiento.

¿Por qué no se hace?
Un Estado -es el problema de España y Catalunya- sólo existe si quienes lo forman se sienten responsables de él. Y en Europa aún no nos sentimos corresponsables de la UE. Pero es la única solución y nos sentiremos.

Alemania no lo pone fácil.
Ayudamos a Alemania a pagar el coste de su unificación y ahora esperamos que nos ayude. Pero si financiara sin condiciones a España, mantendrían ustedes su burbuja inmobiliaria, con lo cual, en realidad les estaríamos perjudicando en vez de ayudarles.

¿Qué propone?
Más Europa. Mire: en Kuala Lumpur hay 23 embajadas europeas y serían 24 con la de Catalunya: ¿por qué no ahorrar sustituyéndolas todas por una sola de la UE?

Parece razonable.
Lo mismo para el ejército. Necesitamos un ejército europeo eficiente y operativo.

Sin fuerza disuasoria, no hay poder.
Necesitamos estructuras de Estado europeas. Reformemos la UE y creémoslas. Sólo así solucionaremos nuestros problemas.

¿Y la independencia de Catalunya?

Dígame algo, que ya acabamos…
Si en Catalunya hubiera un refrendo masivo a favor de un Estado propio, la UE no tendría más remedio que admitirla como Estado. Y punto. Pero esa no es la cuestión.

¿Cuál es la cuestión?
Que el día después de la independencia, los catalanes tendrían los mismos problemas que el día antes.

¿Por qué?
Porque la derecha catalana que les gobierna no es mejor que la española: muy ineficiente, por cierto. Y así les va a ustedes.

Escocia y Catalunya son europeístas frente a sus estados: ¿qué está pasando?
Que hay frustración y allí se concreta frente al Estado nación: el comportamiento de Madrid provoca frustración en Catalunya.

Usted también tiene jaleo en su grupo.
Yo ya llevo veinte años en el Europarlamento y he dedicado a la política dos tercios de mi vida. ¿Sabe lo que quiero ahora?

¿…?
¡Voy a filmar la Copa del Mundo de Brasil! Me encanta el fútbol y los documentales.

¿Sabrá vivir sin política?
No volveré a hacer ya ninguna campaña electoral. La última ha sido durísima. En campaña me dijeron que “mi rollo” estaba “desfasado”. Y después me pidieron perdón cuando saqué el 16 por ciento de los votos. Pero no volveré a pasar por eso.

¿En qué liga jugaría el Barça de una Catalunya independiente?
Podría jugar, como el Mónaco, en la Liga francesa, pero, ¡ojo!, que sus jugadores luego están en la selección francesa.

Repartido o partido

Los estados o se comparten o se parten. Las élites madrileñas han puesto España al servicio de su ideal de gran Madrid, que no ha servido para vertebrar una nación española y ha separado a las que formaban el Estado. La paradoja para Cohn-Bendit es que los independentistas catalanes llegarían -si ganaran con claridad un referéndum aún hipotético- a tener un Estado cuando los estados nación de la UE ya son residuales y siguen perdiendo cada día sentido y poder. Ninguna gran nación europea puede influir por sí sola en el mundo como antaño. Quien fue Dani el Rojo en el 68 se despide así, tras 45 años, de la política europea: con un guiño al futuro en un presente que se nos está acelerando.

Fuente:
La Vanguardia, La contra, 27 de septiembre de 2012