Julia Conesa, que mi nombre no se borre de la historia

En esta ocasión, desde la curiosa mirada de Hipatia queremos hablarles de una mujer que antes de morir le rogó a su madre que su nombre no se borrase de la historia. En su carta, Julia Conesa, antes de ser fusilada junto a sus doce compañeras, escribiría: “Madre, hermanos, con todo el cariño y entusiasmo os pido que no me lloréis nadie. Salgo sin llorar. Me matan inocente, pero muero como debe morir una inocente. Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija, que ya jamás te podrá besar ni abrazar”. Julia cerraba su carta con una suplica, “que mi nombre no se borre en la historia”.
http://losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/julia-conesa-que-mi-nombre-no-se-borre-de-la-historia/

Cuentos Infantiles y simbologia

Los Tres cerditos y su simbología masónica

Las primeras referencias bibliográficas del cuento de “Los tres Cerditos” data del siglo XVIII, sin embrago se le atribuyó la autoría a una versión libre recopilada por el escritor australiano Joseph Jacobs (1854 -1916); pero no es sino hasta que Walt Disney recogió esta historia y la plasmó en una película que se hizo internacionalmente conocida….

http://www.diariomasonico.com/cultura/simbologia/tres-cerditos-masoneria.

Tú a mi no me llamas feminista

Aquí está el artículo publicado por Begoña Gómez para SModa (El País) sobre algunas mujeres famosas y el feminismo.

Tú a mi no me llamas feminista -Begoña Gómez

Os aseguro que había hecho más declaraciones pero a ver qué os parece.
Hace año y medio publicamos un artículo titulado ¿Feminista, yo? No, gracias repasando la nómina de mujeres de la esfera pública que no se identifican con la etiqueta y/o que suelen usar algún tipo de oración adversativa cuando se les pregunta al respecto: “Creo en la igualdad de la mujer PERO” o “Me encantan las mujeres fuertes PERO” (¿y las que no lo son?). Ahí estaban Taylor Swift, Katy Perry, Carla Bruni, Belén Rueda, Marissa Meyer, Melisa Leo, Lady Gaga, Demi Moore y Juliette Binoche en un recuento rápido.

Varias cosas han pasado desde entonces. La primera es que, debido a que el feminismo ha escalado posiciones en la lista de prioridades de la agenda mediática en los últimos tiempos, la pregunta se ha hecho casi obligatoria, algo que molesta a alguna de esas entrevistadas, que preferirían hablar de lo suyo y no de su género. La segunda es que, a pesar de esa preminencia del debate, la confusión permanece. A juzgar por muchas declaraciones, pocos tienen clara la definición de la RAE que ya dábamos entonces y repetimos: “teoría de la igualdad política, social y económica entre sexos”.

Así que la lista de femiescépticas ha ido aumentando. En ella están, casualmente, dos de las estrellas del verano: Shailene Woodley, que estrena hoy en España la película Bajo la misma estrella, el taquillazo de la temporada en Estados Unidos y protagonizó también Divergent, y Lana del Rey, cuyo segundo álbum, Ultraviolence, se colocó hace unas semanas en el número 1 de la lista Billboard y que actúa este fin de semana en el Vida Festival de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

La primera optó por el clásico “no soy feminista porque amo a los hombres” en una entrevista que concedió a la revista Time. Y añadió: “Creo que la idea de tomar el poder y sacar del poder a los hombres nunca va a funcionar porque se necesita equilibrio. Yo misma me siento muy en contacto con mi lado masculino, me siento 50% hombre, 50% mujer”. Woodley aclara que ella no está por el feminismo pero sí por la sororidad: “No sé cómo las mujeres esperamos que los hombres nos respeten cuando no nos respetamos ni las unas ni a las otras. Hay mucha envidia, comparaciones y celos. Eso es tonto y me parte el corazón”.

El problema que tiene con el feminismo Lana del Rey, a quien a menudo se ha acusado de fetichizar la sumisión de las mujeres en sus canciones y de perpetuar estereotipos como “la novia del gangster”, es que sencillamente le aburre. O eso dijo en una entrevista con la web The Fader: “para mí, el asunto del feminismo no es un conepto interesante. Estoy más interesada en, no sé, SpaceX y Tesla o qué es lo que va a pasar con nuestras posibilidades intergalácticas. Cada vez que alguien saca el tema del feminismo pienso ‘oh Dios, no me interesa”. Así que no le vengan a Lana que si igualdad salarial, que si La mujer eunuco, que si aborto libre y gratuito. Que bosteza.

Otra estrella del verano, Dolly Parton, que triunfó hace una semana escasa en Glastonbury, decepcionó a quienes la habían aupado a icono del movimiento por canciones como 9 to 5 con sus palabras en la revista Bust. Cuando le preguntaron si se consideraba feminista, contestó: “Me considero mujer y me considero alguien que es tan lista como cualquier hombre que conozco. No creo que haya que juzgar a alguien por ser hombre, mujer, blanco, negro, azul o verde. (…) Amo a los hombres, amo a las mujeres y estoy orgullosa de ser una”.

Cada vez que se publican declaraciones de éste tipo (como cuando Kirsten Dunst dijo que “a veces necesitas a tu príncipe azul. Un hombre es un hombre y una mujer es una mujer y así funcionan las relaciones”) se produce una minitormenta mediática que va de las webs feministas a los medios mainstream y un pequeño reguero de artículos y comentarios, generalmente censurando la actitud de estas artistas. Y muchos inciden en que estas mujeres quizá no han entendido de qué están hablando. ¿Al final se trata de una cuestión semántica? Nuria Varela, autora del libro Feminismo para principiantes, cree que no. “No es eso, es una cuestión de poder. El feminismo es una teoría crítica que cuestiona el poder establecido y que ya nació desacreditado (..) El coste de declararse feminista sigue siendo elevado, especialmente para las mujeres porque no hay nada que moleste más que una feminista inteligente y atractiva, y muchas no lo quieren pagar”. Varela sí cree sin embargo que “existe un gran desconocimiento. Lógico porque está casi vetado de la Universidad. Uno puede licenciarse en Filosofía, Historia o Derecho sin conocer un sólo título de Teoría Feminista” y que pronunciar en público la-palabra-que-empieza-por-f “es como soltar una bomba. La dices y empieza el lío. Pocas palabras tienen esa capacidad polémica”.

Por cada Kirsten, Shailene y Lana hay una Lorde, Lena, Beyoncé o Miley que sí se declara feminista. ¿Es necesario que lo hagan?, ¿tenemos que convertir en modelo a seguir y portavoz social a una chica de 21 años que acostumbra a no llevar pantalones encima de la ropa interior? “No, no están obligadas. A mí me gusta escuchar a mujeres inteligentes y con éxito que se definen como lo que son y no tienen miedo. Pero el feminismo es una teoría de la igualdad y la libertad. Quiero decir que no hemos llegado hasta aquí para ponermos aún más obligaciones. Unas mujeres sentirán el deseo y tendrán la fuerza para ser activistas y otras no, lo importante es que sean mujeres libres en sus vidas públicas y privadas”.

Otras tienen menos paciencia con las negacionistas. Lena Dunham asegura que no odia nada tanto en el mundo como “Las mujeres que dicen ‘no soy feminista’. ¿Crees que las mujeres deberían cobrar lo mismo por hacer el mismo trabajo?, ¿Crees que las mujeres deberían salir de casa y que hombres y mujeres tienen los mismos derechos? Bien, entonces eres feminista. A mí misma me daba vergüenza denunciar la misoginia porque entonces te ven como la chica quejica que no sabe superarlo. Pero lo cierto es que no tenemos que dejarlo pasar hasta que nos hayamos hecho oír”.

Fuente original: Tú a mi no me llamas feminista. Nuria Varela. [en línea] http://nuriavarela.com/tu-a-mi-no-me-llamas-feminista/ [Consulta: 09/07/2014]

Gabriela Mistral, mujer y masona

Mujeres masonas - Gabriela mistral, mujer masona

Mujeres masonas – Gabriela mistral, mujer masona

Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú.
Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú.
Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú.
Sé tú el que aparta la piedra del camino.

Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura en 1945

El aborto, un debate imposible

Victoria Camps

Cuando se aprobó la llamada ley Aído, en el 2010, el Comité de Bioética de España emitió un informe favorable a la nueva ley. Los argumentos que se aducían para ello eran fundamentalmente los siguientes: 1) reconocimiento de la libertad de la mujer para decidir; 2) seguridad jurídica; 3) poner coto a la posibilidad de realizar abortos tardíos amparándose en un supuesto tan ambiguo como el de proteger la salud psíquica de la madre. Sigo pensando que son los argumentos sobre los que debería discurrir una discusión razonable sobre una cuestión tan delicada como la de regular la interrupción voluntaria del embarazo.

Fuente original: http://www.cuartopoder.es/tribuna/el-aborto-un-debate-imposible/5349
Enlace

La igualdad de la mujer retrocede en Europa

Fuente: El Periódico http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/igualdad-mujer-retrocede-europa-2804309
Enlace

Mujer del mediterráneo: feminismo o barbarie

Fuente original [en línea:] http://mujerdelmediterraneo.blogspot.com.es/2012/02/feminismo-o-barbarie.html?spref=fb&m=1

Enlace

Polémica jurídica: Hacia la impunidad.

Los juristas avisan de que la postura de España puede dejar sin castigo determinados delitos y causar la desprotección de víctimas
J. G. ALBALAT
BARCELONA
La violencia contra la mujer es uno de los actos más perseguidos por la justicia española. (FERRAN NADEU)
La mayoría de los juristas consultados consideran que la reserva de España en la aplicación del convenio sobre la violencia contra la mujer es contradictoria con la jurisprudencia de los tribunales españoles y puede provocar la impunidad en determinados delitos y, sobre todo, la desprotección de las víctimas. « Encuentro inadmisible que, una vez más, nos desmarquemos del resto de países en el ámbito de la tutela judicial a las víctimas de delitos graves», explica el magistrado Santiago Vidal.
La ley orgánica del poder judicial establece que la Audiencia Nacional es competente para perseguir los delitos cometidos fuera del territorio por españoles o extranjeros que hubieran adquirido la nacionalidad después de la infracción. «Parece que la ley excluya a los extranjeros extracomunitarios residentes en España que delinquen fuera. Sin embargo, el Tribunal Supremo ha dicho que no es así, pues eso significaría que el culpable queda impune, y ha aclarado que el juzgado del lugar donde vive el acusado o la víctima puede perseguir el delito», según Vidal. «La reserva española contradice esa jurisprudencia» , agrega.

Los choques culturales

Mirentxu Corcoy, catedrática de Derecho Penal y consultora del despacho González Franco, afirma que no entiende «el por qué» de la reserva, ya que «básicamente lo que pretende el convenio es se apliquen siempre medidas respecto a hechos que, por razones culturales, ideológicas o religiosas puedan ser vistas como actuaciones lícitas por personas de otras culturas» . Sostiene que el convenio no encaja con la política criminal española, que tiende a penalizar cada vez más estos casos y aplicarlo a residentes extranjeros. Un ejemplo: el proyecto de Código Penal introduce el matrimonio forzoso.
Para el catedrático de Derecho Penal Ramón Ragués, seguramente el motivo de la reserva es que España «no quiere ampliar excesivamente su jurisdicción y tenerse que encargar de hechos entre no españoles». La decisión, agrega, se puede entender hasta cierto punto por motivos prácticos, pues si se trata de un acto aislado que pasa fuera de España es complicado probarlo ante los tribunales españoles. «Pero la violencia doméstica no acostumbra a ser un hecho aislado, sino que se presenta de manera reiterada» y si la familia extranjera vive en España es posible que los hechos se reproduzcan aquí.
Laura Parés, del Col·legi d’Advocats de Barcelona, alega que «la necesidad de defender a la mujer de una forma completa no debe satisfacerse por medio de normas de dudosa eficacia, sino priorizando el objetivo del proceso, que consiste en la condena del culpable o la absolución del inocente». Y el enjuiciamiento «exige cercanía del tribunal». En su opinión, «procede mejorar los mecanismos de extradición y de cooperación entre los tribunales de los países que suscriben el acuerdo. La reserva es positiva si viene acompañada de una mejora de los mecanismos de comunicación internacional».

Fuente original [en línea] http://epreader.elperiodico.com/APPS_GetSharedNews.aspx?pro_id=00000000-0000-0000-0000-000000000001&fecha=03/10/2013&idioma=0&doc_id=83bc9698-f13d-44b7-97fa-3a4aa3023fde&index=no
Enlace