“Que tiemblen, no saben a la fiera que se enfrentan”

de teresamolla en (Des)gobierno, Aborto, Derechos de las mujeres, Gallardón, Interrupción Voluntaria del Embarazo, Religiones

mujeres masonas

2013-05-24 19.23.25 Ayer, primer día del mes de febrero Madrid se convirtió en un grito unánime por el derecho a decidir de las mujeres y con las palabras que dan título a este artículo resumía una de mis amigas lo que sintió y vivió en la manifestación.

Quedó muy clara cual es la opinión de las mujeres con respecto a las intenciones del ministra de justicia y sus correligionarios de (des)gobierno de Rajoy sobre la intención de priorizar la vida de un feto sobre la vida de las mujeres.

Que tomen nota de lo que ocurrió ayer en Madrid porque aunque algún graciosillo del PP en su circo mediático de descomposición interna que han montado en Valladolid se haya atrevido a comentar el que el PP es la marea azul, saben, perfectamente que han puesto en pie de guerra a muchas, muchísimas mujeres que nos vamos a callar. Y también a muchos hombres que nos acompañan emocional e ideológicamente en esta guerra abiertamente declarada contra Ruíz Gallardón.

Cada vez que este hombre abre la boca es para provocar y ayer, en medio de la manifestación volvió a hacerlo al decir algo parecido a que ningún grito le apartará de su decisión de proteger la vida de los concebidos no nacidos. Será estúpido este hombre…

Se acercan etapas electorales y al PP se le han abierto muchos frentes, y seguramente se le abrirán muchos más.

Somos muchas, como quedó ayer patente en Madrid, las que vamos a plantar cara y gritar un claro y alto “Si, se puede”. Y claro que se pueden revertir las decisiones que se han tomado. Y por supuesto que se pueden revocar decisiones políticas tomadas. Que se lo pregunten sino a la gente de Gamonal que consiguió con su lucha parar la construcción del bulevar, pese a alguna opinión, bastante inoportuna, por cierto, de algún representante del Consejo Vecinal. O que se lo pregunten también al Presidente de la Comunidad de Madrid que gracias a la presión de la marea blanca y a sus acciones legales ha tenido que renunciar a la privatización de algunos hospitales públicos.

Lo de ayer en Madrid no fue una marea violeta, fue directamente un tsunami con un objetivo claro: llevarse por delante la decisión que el hipócrita de Gallardón ha tomado. Y pone a prueba la inteligencia política de Rajoy.

Ellos y ellas sabrán cómo canalizar el enfado de tantas y tantas mujeres y hombres que ayer inundaron con sus gritos Madrid. Y esto fue el principio.

La palabras de mi amiga resumen perfectamente el sentimiento que muchas tenemos y ayer quedó patente. Se gritó alto y claro que “nosotras parimos, nosotras decidimos” entre otras verdades.

Pero la de Madrid, el tsunami violeta de Madrid con gentes, miles de personas llegadas desde todo el Estado Español, no fue la única manifestación que tuvo lugar para parar este despropósito que pretende Gallardón. No. En Paris las mujeres también salieron a la calle para exigir la retirada de este retroceso que pretende imponernos este (des)gobierno de Rajoy. Y están previstos más actos de solidaridad con las mujeres del Estado Español en lugares como México, Argentina, Reino Unido, Italia, Marruecos, etc. Lo van a hacer con concentraciones a las puertas de las embajadas y consulados españoles en esos países para protestar contra esta sinrazón que pretende llevar a cabo Gallardón.

Pero además, estoy completamente segura, que en el momento que sea posible se iniciarán los trámites jurídicos necesarios para parar esto. Somos muchas, y todas aportaremos nuestros saberes y nuestros compromisos para que esto no llegue a convertirse en una realidad-pesadilla.

Además están las instituciones europeas que por muy poco progresistas que sean, no creo que les vayan a dar carta blanca en este sentido a esta gente del PP, cuando esta semana la mayoría de grupos políticos del Parlamento Europeo han reclamado la retirada del anteproyecto de ley del aborto propuesto por el (des)gobierno español y, aunque el PP Europeo ha reclamado la No injerencia de las instituciones europeas por no tener competencia directa en este tema, seguro que les habrá hecho mucha pupa, el hecho de quedarse prácticamente solos y con algunas deserciones internas.

Ya no nos vale que nos cuenten milongas sobre necesidad de reformas. Esta reforma no es, en absoluto necesaria. La ley actual ley debería ser reformada, es posible, pero para dar un paso adelante y eliminar plazos y supuestos y dar total libertad a las mujeres sobre su capacidad para la reproducción. La reforma que pretenden estos hipócritas que nos (des) gobiernan pretenden restringir todavía más nuestros derechos y, además, situarnos a las mujeres en un plano de total inferioridad frente a un feto que no tiene vida. Es terrible.

Ayer en Madrid quedó clara la posición de muchos miles de mujeres y hombres de toda clase y condición que entienden que esto que pretende Gallardón es una sinrazón y una prueba más de los que son capaces esta gentuza con una mayoría absoluta. Mayoría que se pone en claro peligro, puesto que repito, entramos en etapa electoral y muchas de las personas que les votaron, ahora y por este y otros motivos, reniegan del voto que les dieron. Ellos y ellas sabrán qué hacen.

Lo de ayer fue una manifestación clara de intención de voluntades. Pero fue la primera y como decía mi amiga, no saben a la fiera que se enfrentan y, si lo saben, son todavía más cretinos de lo que imaginaba y mira que sabía que lo son. De cretinos digo.

Nuestro a derecho a decidir no es cuestionable. Nuestra vida de mujeres tiene mucho más valor que la de un feto. Nuestras voluntades sobre cuando. Cómo y con quien ser madres o no serlo, no le incumben a nadie más que a nosotras y a nuestras parejas.

Que Ruiz Gallardón, Rouco Varela y todos sus correligionarios políticos mezquinos y de faldas largas y negras se parten de nuestras vidas y nos dejen decidir en paz.

La fuerza , nuestra fuerza de mujeres comprometidas es la fuerza de la fiera que se ha despertado y se ha posicionado totalmente enfrente de sus voluntades. Que valoren sus fuerzas actuales y las que pretenden tener en un futuro, porque no les vamos a dejar hacerlo.

Fuente: [en linea] [Consulta: 12/02/2014]

Enlace

Cien mil sospechosas

ÁNGELES GONZÁLEZ-SINDE

Hasta que en 1985 se despenalizó el aborto (antes solo lo había legalizado en 1936 la Generalitat catalana, por breve tiempo), las mujeres españolas que necesitaban abortar lo hacían o bien en Londres, si disponían de dinero, o bien por medios clandestinos. El aborto, sin embargo, es una práctica tan común como arcaica. En la antigua Roma era una decisión personal de la mujer afectada, pero con el tiempo, y según la historia nos fue relegando a papeles secundarios, nuestra sexualidad y nuestros derechos reproductivos pasaron a ser controlados y limitados por la familia, el marido, la Iglesia y el Estado.

Un grupo de catalanes, antes de partir hacia Madrid, anoche en BCN.. Elisenda Pons

Un grupo de catalanes, antes de partir hacia Madrid, anoche en BCN.. Elisenda Pons


En marzo del 2010, el Gobierno socialista del que yo formaba parte cambió la ley de 1985, de supuestos, por la nueva ley de plazos. Fue un cambio fundamental tanto en la filosofía como en la práctica. Con la ley del 85 la mujer exponía sus razones ante un médico, y si este lo consideraba justificado, permitía la intervención. Cierto es que los supuestos eran múltiples y el trámite sencillo, pero aun así la mujer estaba sometida al juicio ajeno, necesitaba permiso. La otra importantísima mejora de la ley del 2010 es la garantía para el nasciturus. En contra de lo que proclama la derecha, restringe drásticamente la posibilidad de abortar pasadas las 14 semanas, y muchísimo más pasadas las 22 semanas. Ahí sí que entran los especialistas a valorar si procede o no abortar.

Sin mentiras ni secretos

Que hasta la semana 14 la mujer pueda abortar libremente sin necesidad de justificantes ni certificados, ni explicaciones a nadie más que a sí misma, o a su pareja si la tiene, o a sus padres si es menor, significa que por primera vez la sociedad nos considera capacitadas para tomar y asumir nuestras propias decisiones. Ya no estamos tuteladas por otros que deliberan sobre nuestra situación emocional o vital. Prescindir de esa supervisión del Estado evita tener que recurrir a mentiras y secretos para evitar la catástrofe de una maternidad imposible. Todo es moralmente más claro porque nuestro criterio se respeta y se valora. Somos auténticamente adultas y ciudadanas.

En el 2014 el presidente Rajoy quiere imponer una ley del aborto según la cual las mujeres volvemos a ser sospechosas de carecer de capacidad intelectual para examinar nuestra vida y decidir. Como las damas del siglo de oro, volvemos a ser tuteladas en nuestra sexualidad y en nuestro cuerpo. El proyecto de ley no admite el criterio de una mujer como causa justificada para abortar, pero sí la violación, volviendo así a mezclar conceptos como la deshonra y el honor con la sexualidad y la reproducción. Para abortar se obliga a la mujer a atravesar un calvario indigno y a una brutal exposición pública de su intimidad, tras lo que será declarada inestable psicológicamente: una loca. Si eso no fuera ofensivo de por sí, además la dejará totalmente indefensa legalmente, pues con esa declaración podría ser despojada de otros derechos en otras instancias.

Si bien con la ley del 2010 el número de abortos se ha reducido, hoy en España abortan cada año unas 100.000 mujeres de toda clase y condición por todo tipo de razones. No es una cifra baladí. Son muchas, pero no las conocemos porque esa experiencia no se comparte. No es frecuente siquiera que entre mujeres confesemos haber abortado, porque intuimos un juicio ajeno, un estigma. Cualquier declaración pública resultaría, en pleno 2014, dura, incómoda y no exenta de consecuencias para la que se delatara.

Sometidas al juicio ajeno

Estar sometidas al juicio ajeno es algo familiar para las mujeres. Se nos juzga por la apariencia física, que debe acomodarse a unos estándares, como se nos juzga por nuestra entrega a los demás. Recortar partidas como las de la dependencia, las ayudas para guardería, los comedores escolares, etcétera, perjudica especialmente a la mujer sobrecargándola, pero dado que la coartada de la crisis económica y el abismo al que estamos asomados vale para todo, tragamos.

Con lo que las mujeres no vamos a tragar es con la modificación de la excelente ley del 2010 de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo, porque no hay coartada moral, ni económica, ni social de ningún tipo. Su modificación es simple y llanamente una intromisión en la vida privada de las mujeres y una humillación y degradación de nuestro estatuto como ciudadanas.

Las 100.000 mujeres que cada año abortan en España son todo menos sospechosas. Saben lo que hacen. Por qué lo hacen es un asunto privado, que no les concierne más que a ellas. No necesitan ni el permiso, ni el conocimiento, ni el juicio del resto de la sociedad. Lo único que necesitan es nuestro apoyo para recibir atención médica universal y gratuita y nuestro respeto para continuar peleando por la dignidad de sus vidas. Las suyas, las que han elegido ellas mismas, no otros por ellas. Abortar no es un capricho. Lo que es un capricho es modificar la ley del 2010.

Fuente:El Periódico. Sociedad. Angeles González-Linde[En línea] http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/cien-mil-sospechosas-3062150 [Consulta: 04/02/2014]

Enlace

Las medidas propuestas sobre Economia y Feminismo

Las medidas propuestas sobre Economia y Feminismo:

a. Sistema público universal de atención a la dependencia y de educación infantil desde los 0 años.
b. Permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% para cada persona progenitora, independientemente de su sexo o tipo de familia.
c. Prestaciones y servicios especiales para familias monoparentales
d. Aumento del Fondo de garantía de pensiones impagadas para alimentos a hijas e hijos de personas divorciadas
e. Aumento de las pensiones no contributivas hasta el mínimo de las contributivas
f. Aumento de los recursos para la prevención y persecución de la violencia de género, acoso sexual y demás actitudes masculinas violentas, incluyendo prestaciones económicas adecuadas para las víctimas.
g. Derechos sexuales y reproductivos cubiertos al 100% por la Seguridad Social; en especial el derecho al aborto libre.
h. Subsidios de desempleo para todas las personas sin prestaciones
i. Inclusión efectiva y plena de las empleadas de hogar en el Régimen General de la Seguridad Social y en el Estatuto de los Trabajadores.
j. Medidas para la racionalización de horarios: disminución del máximo de horas semanales de trabajo con restablecimiento del cómputo semanal; eliminación de los topes de cotización a la Seguridad Social y demás incentivos a las jornadas demasiado largas.

Que se eliminen del sistema de impuestos y prestaciones todos los incentivos al mantenimiento de la dependencia económica de las mujeres; en particular todas las prestaciones para el cuidado incompatibles con el trabajo asalariado, la tributación conjunta de los matrimonios en el IRPF y las medidas de fomento del empleo a tiempo parcial.

http://singenerodedudas.com/blog/economia-feminista-unidad-de-accion-frente-al-neoliberalismo-y-al-patriarcado/
Enlace

El aborto, un debate imposible

Victoria Camps

Cuando se aprobó la llamada ley Aído, en el 2010, el Comité de Bioética de España emitió un informe favorable a la nueva ley. Los argumentos que se aducían para ello eran fundamentalmente los siguientes: 1) reconocimiento de la libertad de la mujer para decidir; 2) seguridad jurídica; 3) poner coto a la posibilidad de realizar abortos tardíos amparándose en un supuesto tan ambiguo como el de proteger la salud psíquica de la madre. Sigo pensando que son los argumentos sobre los que debería discurrir una discusión razonable sobre una cuestión tan delicada como la de regular la interrupción voluntaria del embarazo.

Fuente original: http://www.cuartopoder.es/tribuna/el-aborto-un-debate-imposible/5349
Enlace

Mi bombo es mío

Salimos hoy a la calle organizadas y armadas de razones, autonomía y empoderamiento. Nuestro cuerpo es nuestro.

Negar el derecho a un aborto libre y gratuito es pasar por encima, violentar, invisibilizar y destruir todo un proceso histórico y social de diálogo, debate, de luchas, de muertes de mujeres y de producción de sabiduría en torno al derecho de las mismas a decidir sobre su propio cuerpo. Sobre las vidas que salen de nuestros coños.

La ley de Gallardón y sus miserables aliados es una manifestación de la situación estructural y contínua de violencia política y social sobre las mujeres. Es además una maniobra de oportunismo político. Fingir que la vida les importa, cuando sólo quieren ganar votos y alianzas político-económicas interesadas, excluyentes y asesinas junto con los sectores más conservadores.

Para ello manejan un significado de vida hecho para la ocasión, como decíamos, oportunista y despolitizado. Nosotras decimos que la vida no se reduce al hecho de nacer, y precisamente desde nuestras vidas, decidimos cuándo y cómo nos salen otras vidas del coño.

Més informació a http://mibomboesmio.wordpress.com/2013/12/20/mibomboesmio/.
Enlace Enlace

Restringir el aborto sólo provoca más mortalidad materna

La OMS advierte a Gallardón: “Restringir el aborto sólo provoca más mortalidad materna”
47.000 mujeres mueren cada año en el mundo por interrumpir su embarazo de forma clandestina e insegura; la mayoría, en países con leyes restrictivas al respecto

PAULA DÍAZ

Casi la mitad de los abortos que se realizan en el mundo son inseguros. La mayoría tienen lugar en África, Asia y América Latina. Como consecuencia de ello, 47.000 mujeres mueren a causa de las complicaciones de este tipo de intervenciones. Y, pese a los argumentos de algunos gobiernos, los datos de los expertos demuestran que el número de interrupciones del embarazo no disminuye cuando se restringen las leyes al respecto.

mujeres masonas 7

Estas son las principales conclusiones de la jornada sobre Leyes restrictivas y aborto provocado que ha tenido lugar hoy en el Congreso de los Diputados, organizada por el grupo parlamentario socialista en colaboración con la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai). Al acto han acudido ponentes como la doctora Bela Ganatra, especialista del departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha recordado los datos del último informe de la institución sobre aborto seguro.

mujeres masonas 8

Así, Ganatra recordó el aumento del número de abortos entre 1990 y 2008, que pasó de 19 millones a 21,6 -algo “no sorprendente, dado que aumentó también la población femenina”- y alertó sobre el correspondiente incremento del porcentaje de interrupciones inseguras: del 44 al 49%, respectivamente. Asimismo, también mostró las gráficas [en la imagen adjunta] que demuestran que el número de interrupciones voluntarias del embarazo en países con leyes restrictivas y en zonas con leyes más liberales no varía en exceso, mientras la diferencia en el número de intervenciones inseguras sí es muy significativa.

“En Argentina hay 500.000 abortos clandestinos al año que provocan 80.000 ingresos hospitalarios y 400 muertes anuales”, ejemplificó Santiago Barambio, presidente de Acai. “Como no tienen aborto, tienen muertas y, si no mueren, tienen un número importante de mujeres estropeadas”, ironizó.

Además, según un estudio realizado en España en 2002, “el 62% de las mujeres españolas que han abortado volvería a hacerlo aunque fuese ilegal: el 38%, clandestinamente, el 24%, en el extranjero”, expuso Barambio. En 2012, dicha asociación ratificó este año casi los mismos datos con un estudio propio: el 62,35% volvería a abortar aunque cambiase su situación.

Barambio también rememoró los tiempos en los que en España no se podía interrumpir el embarazo. “En 1976, según datos del propio Ministerio de Justicia, se producían 100.000 abortos clandestinos y morían entre 200 y 400 mujeres al año”, aseguró. Con la ley de supuestos de 1985, a pesar de ser “un poco ambigua por permitir la interrupción, pero según se interpretara la norma”, la mortalidad materna se redujo a un 0,6 por cada 100.000 mujeres, según Acai.

Aun así, el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ya ha anunciado su intención no sólo de suprimir las libertades de la Ley de 2010 (que permite el aborto libre entre las 14 y las 22 semanas), sino que pretende volver a la normativa de 1985. Es más, será aún más restrictiva: si finalmente se aprueba su reforma del Código Penal -prevista para finales de año- las mujeres no podrán abortar en caso de malformación fetal.

“La aspiración del grupo popular por restringir el acceso al aborto en España viene de antiguo”, recordó Barambio, en alusión al padre de Gallardón, que recurrió ante el Constitucional un primer borrador de la antigua ley, datado en 1983. “Ahora su hijo quiere acabar con el derecho de la mujer a decidir”, lamentó el presidente de Acai.
“¿Derecho a la vida?”

“Siempre que se debate sobre el derecho al aborto, oigo el argumento del derecho a la vida, pero ¿quién defiende el derecho a la vida de esas mujeres que se ponen en manos de aficionados, en condiciones insalubres, intentando ejercer su derecho a no tener un hijo no deseado?”, se preguntó, por su parte, la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez. “En esto, en la lucha por este derecho, no nos puede quebrar la política del PP”, animó la socialista.

Soraya Rodríguez: “¿Quién defiende el derecho a la vida de las mujeres que se ponen en manos de aficionados?”

Su compañera de partido y portavoz del grupo socialista en la Comisión de Igualdad, Carmen Montón, insistió, además, en que la ley actual “es equiparable a la de los países de nuestro entorno”. “Francia, Holanda, Bélgica, Portugal e incluso Italia, donde pesa la influencia del Vaticano, tienen legislaciones parecidas, fundamentadas en conclusiones de la ONU y la OMS que instan a los Gobiernos a proporcionar servicios accesibles para la interrupción del embarazo”, argumentó.

En este sentido, la doctora Ganatra, recordó que el término ‘aborto inseguro y clandestino’, para la ONU, no sólo hace referencia a aquellos que conllevan peligros para la salud de la mujer, sino también a los que son “discriminatorios” porque “niegan a las mujeres conseguir su derecho a la información, su derecho a la vida y su derecho a la libertad”.

Por este motivo, abogó por eliminar las “barreras legales, políticas y prácticas” que impiden el acceso libre al aborto como “la autorización de terceras partes (progenitores, parejas, consejos hospitalarios) o la objeción de conciencia de los médicos, que debe estar reconocida siempre que no suponga un impedimento para acceder a la intervención de forma efectiva”. “El aborto clandestino no es un problema sólo de salud, sino de derechos humanos”, concluyó la experta de la OMS.

La OMS insta a eliminar las “barreras legales, políticas y prácticas” que impiden el aborto En esta misma línea se expresó también Purificación Causapié, secretaria de Igualdad del PSOE, que recordó al movimiento feminista -“impulsor de la lucha por los derechos sexuales y reproductivos”- y cuestionó la necesidad de reformar la actual ley. “El aborto ya está aceptado en la sociedad, a excepción de los sectores eclesiásticos”, sentenció.

Por último, un portavoz del instituto Guttmacher, de Nueva York, incidió en que “el 13% de las muertes maternas se deben a un aborto inseguro” y demostró, con cifras, que “las leyes restrictivas no están relacionadas con tasas de aborto más bajas”. De hecho, “las tasas más bajas están en Europa” -la zona con leyes más permisivas al respecto- [ver gráfico] y la línea directa que relaciona disminución de abortos con la reducción de embarazos no deseados pasa por el aumento del uso de anticonceptivos. Y para ello es necesario una “mejor educación sobre salud sexual y un mayor acceso a la información, tanto en los colegios como en los centros de salud”, concluyeron varios ponentes.

mujeres masonas 9

Enlace directo a la fuente: http://www.publico.es/espana/444756/la-oms-advierte-a-gallardon-restringir-el-aborto-solo-provoca-mas-mortalidad-materna
Enlace