Carta a Janis Joplin

janis joplin

Amiga Janis, que poco entendieron de lo mucho que quisimos transmitir!

Y ahora aquí nos vemos con pelo cano ante tantos “desaguisos” y aún hoy pocos comprenden esa enfermedad del mundo que reside en su propia raíz. Esa raíz espuria impenetrable que mora en el fondo del lago, al igual que exclaibur, -no merecedora de los hombres- en el fondo de la ciénaga portadora también de tantos gérmenes, genes, tendones, rojas sangres vertidas cuál rosas carmesí, como fue la tuya junto a tu ronca y profunda voz… gimiendo como nadie, anhelos, desvelos, sometimientos…
La incurablemente presumible y vanidosamente ciega, enfermedad del mundo… que mata en flor sonrisas y ilusiones, como fueron las de toda una generación a la que tu icono representa, aún hoy, por curar.
Nadie nos escuchó y hoy, aún utilizándose “comercialmente” muchas medicinas de aquellas lides, aun no se entiende esa raíz… raíz de mandrágora, de las brujas sabías del mundo que yace en el fondo del lago y que aún hoy deberíamos rescatar… , largo y duro trabajo este, solitario en nuestros corazones y también acompañado de compartires inocentes, alegres, amorosos…
Gracias Janis por tu voz, por tu sonrisa, por tu presencia inconforme y rasgadora, que aun hoy algunas recordamos sin dejarla morir…