Los abuelos

Los abuelos que cuidan de sus nietos dejan huellas en el alma

Hay personas que son puntos cardinales, que representan nuestros sentimientos y emociones en su máxima intensidad. Los abuelos son parte de esas personas, personas hogar únicas, entrañables e inolvidables…

http://www.aldeaviral.com/los-abuelos-que-cuidan-de-sus-nietos-dejan-huellas-en-el-alma/

Julia Conesa, que mi nombre no se borre de la historia

En esta ocasión, desde la curiosa mirada de Hipatia queremos hablarles de una mujer que antes de morir le rogó a su madre que su nombre no se borrase de la historia. En su carta, Julia Conesa, antes de ser fusilada junto a sus doce compañeras, escribiría: “Madre, hermanos, con todo el cariño y entusiasmo os pido que no me lloréis nadie. Salgo sin llorar. Me matan inocente, pero muero como debe morir una inocente. Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija, que ya jamás te podrá besar ni abrazar”. Julia cerraba su carta con una suplica, “que mi nombre no se borre en la historia”.
http://losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/julia-conesa-que-mi-nombre-no-se-borre-de-la-historia/

Plataforma de Madrid por la defensa de la Etapa de Educación Infantil 0-6 años

Todas las criaturas, desde el nacimiento, tienen derecho a una educación respetuosa, cuidada, sana, cálida, libre, feliz y digna; ser protagonistas de su desarrollo en una relación armónica con sus iguales y con el patrimonio común de la humanidad. Exigimos políticas de Primera Infancia, sociales y públicas, una etapa de educación infantil inclusiva, con identidad propia; reconocimiento de la ciudadanía de los niñ@s y que las administraciones y la sociedad civil garanticen estos derechos básicos

mujeres masonas

EL JUEGO ES EL DISFRAZ DEL APRENDIZAJE (Francisco Mora)
En esta excelente entrevista de Carlos Arroyo al neurocientífico Francisco Mora encontramos algunas claves sobre la importancia de la educación infantil; sobre la capacidad de centrar atención y sus tiempos neurológicos; sobre lo que se graba, almacena y recupera y la mediación emocional; sobre la relevancia de los aprendizajes ligados al juego y a las emociones que suscita; sobre la importancia de permitir que los niños cometan errores y su potencial de aprendizaje; sobre la trascendencia de una preparación excelente del profesorado, también en los aspectos neurocientíficos pues implican el desarrollo de un cerebro humano que tiene una enorme plasticidad, pero también “ventanas plásticas”, “períodos sensibles” decía María Montessori, que se abren y cierran en determinados periodos, fuera de los cuales los aprendizajes que rigen son mucho más dificultosos; sobre la importancia de la genética pero también, y fundamentalmente, del ambiente y sus condiciones.
¿Se lo contamos al Ministro Wert y a la mayoría de Consejer@s de Educación?
Ofrecemos a continuación algunos extractos del texto:

Sostienes que un buen entorno de aprendizaje previo al colegio, hablándole al niño, jugando, interaccionando, contándole historias… le facilita luego la educación formal.

Sin duda. En el niño de pocos años se forman millones de sinapsis cada día, pero eso no debe hacernos creer que si le empapamos de música clásica luego será naturalmente músico. Eso no funciona de una manera tan mecánica. Lo que sí debemos hacer es dejar que el niño juegue. No olvidemos que el juego es el disfraz del aprendizaje. Cuando un niño juega no está perdiendo el tiempo, está aprendiendo. Pensemos en un niño que tira el juguete, gatea y lo vuelve a coger, para volverlo a tirar. No está perdiendo el tiempo, está grabando preprogramas motores en diferentes áreas del cerebro que le servirán para toda la vida. ¿Cómo si no podría yo coger esta taza de té con total precisión y casi sin mirarla? Pues, gracias a los juegos de cuando tenía dos años y tiraba los juguetes para volver a cogerlos, entrené esos circuitos motores, los grabé en mi cerebro y ahora los utilizo constantemente. A estas edades, lo más eficaz es jugar. Es esencial.
…Eso es lo que hace tan importante esa época, en la que parece que los niños solo hacen ruiditos o movimientos torpes y, en realidad, lo están ensamblando todo.

Por eso es tan importante la educación. Y por eso sostengo que los niños deben empezar a aprender en el parque, en la naturaleza… Aunque a algunos les suene extraño. Lo que pretendo con la neuroeducación es mirar la evolución biológica y aprender de ella para aplicarla a nuestros procesos educativos. Los abstractos, que son la construcción de las ideas, vienen después de los primeros años, cuando el mundo perceptivo ha sido rico. Los perceptos concretos permiten al cerebro construir los abstractos, gracias a sus códigos. Es decir, para construir bien las ideas abstractas, los conceptos, hay que construir antes los perceptos, los elementos básicos de la percepción. Los conceptos se adquieren desde muy temprano, pero, en los dos primeros años, lo sensorial, lo concreto, los perceptos son muy importantes para la construcción los futuros conceptos.

De ahí la gran importancia educativa del mundo real, de lo natural.

Sí, porque el niño capta la hoja que se mueve con el viento, el color provocado por la luz que incide sobre ella de determinada manera… todo eso es tan rico perceptivamente hablando… es riqueza pura para el aprendizaje en un cerebro infantil. Y luego se plasma en la riqueza de sus abstractos.

…¿Crees que somos conscientes de eso?

Pienso que no. Porque no solo se trata de que un profesor sepa o no por donde pasa este río. Es que un profesor mal preparado no parece ser consciente de su responsabilidad de enseñar a un niño, de formarlo. Y recordemos algo esencial: formarlo conlleva transformar física y químicamente su cerebro. Es como si con lo que dices y lo que haces te metieras dentro de su cerebro y lo modificaras, lo esculpieras, como el escultor con su cincel esculpe y construye una figura a partir de una masa de mármol amorfa. Esa es una responsabilidad enorme, que no parecen conocer algunos profesores, con grandes carencias y determinadas actitudes. Y además, claramente no todo el mundo sirve para ser un buenescultor de cerebros.

Dices que la secuencia de aprendizaje arranca con la emoción, se despierta la curiosidad, se concentra la atención, el interés se mantiene y culmina con el proceso de razonamiento y aprendizaje. ¿Cómo explicarías a un profesor que la emoción es tan importante para aprender y no un eslogan psicológico?

Es sencillo: mejor con hechos que con palabras. Imagina a un profesor que describe un árbol con su tronco, sus ramas, sus hojas… y, al cabo de cinco minutos, se vuelve y encuentra a Pedrito despistado. Le riñe, tratando de suscitar en él la atención que no ha conseguido con su relato. Piensa ahora en ese mismo profesor en una situación ideal. Dice a los chicos: vamos a estudiar la cebra. Nadie atiende. Pero abre la puerta del aula y entra una cebra. ¿Te imaginas a los niños? ¿Cómo sería posible no sentir curiosidad? Los niños no se pondrían a mirar por la ventana. Se comerían a la cebra con la mirada. La curiosidad daría paso a una atención extremadamente intensa. Y eso dispararía definitivamente el proceso de aprendizaje.

Fuente: Plataforma de Madrid por la defensa de la Etapa de Educación Infantil 0-6 años<http://plataformademadrid06.blogspot.com.es/2014/02/el-juego-es-el-disfraz-del-aprendizaje.html?m=1> [Consulta: 12/02/2014]
Enlace

Antonio Machado sobre la Guerra Española

Antonio Machado sobre la Guerra Española.

mujeres masonas

“Si preguntáis ahora ¿por qué esos militares rebeldes volvieron contra el pueblo las mismas armas que el pueblo había puesto en sus manos para la defensa de la nación? ¿Por qué, no contentos con esto, abrieron las fronteras y los puertos de España a los anhelos imperialistas de las potencias extranjeras? Yo os contestaría: en primer lugar, por los treinta dineros de Judas; quiero decir por las míseras ventajas que obtendrían ellos, los pobres traidores a España, en el caso de una plena victoria de las armas de Italia y Alemania en nuestro suelo. En segundo lugar, por la rencorosa frivolidad, no menos judaica, que no mide nunca las consecuencias de sus actos. Ellos se rebelaron contra un gobierno de hombres honrados, atentos a las aspiraciones más justas del pueblo, cuya voluntad legítimamente representaban. ¿Cuál era el gran delito de este Gobierno, lleno de respeto, de mesura y de tolerancia? Gobernar en un sentido de porvenir, que es el sentido esencial de la historia. Para derribar a este Gobierno, que ni había atropellado ningún derecho ni olvidado ninguno de sus deberes, decidieron vender España entera a la reacción europea. Por fortuna la venta se ha realizado en falso, como siempre que el vendedor no dispone de la mercancía que ofrece. Porque a España, hoy como ayer, la defiende el pueblo, es el pueblo mismo, algo muy difícil de enajenar. Porque por encima y por debajo y a través de la truhanería inagotable de la política internacional burguesa, vigila la conciencia universal de los trabajadores.

¡Viva España! ¡Viva el pueblo! ¡Viva el Socorro Rojo Internacional! ¡Viva la República española!

Antonio Machado, 11 de abril de 1937
Fuente: Alonso, Monique, “Antonio Machado: poeta en el exilio”, Anthropos, pp. 108‐110

Fuente: 242. Antonio Machado sobre la Guerra Española. [en línea] http://buscameenelciclodelavida.blogspot.com.es/2012/06/antonio-machado-sobre-la-guerra-civil.html?m=1 [consulta: 12/02/2014]
Enlace