Grecia amenaza con cobrar a Berlín daños de guerra por la invasión nazi

La memòria històrica també serveix de forma pràctica en moments com l’actual, en que en nom d’una ilegalitat injusta, s’atropella i malmet a la gent. En aquest cas als ciutadans grecs.
Interessant article al respecte:

Grecia amenaza con cobrar a Berlín daños de guerra por la invasión nazi
Atenas reclama 162.000 millones como reparaciones por la invasión nazi

La memoria histórica también sirve de forma práctica en momentos como el actual, en que en nombre de una ilegalidad injusta, se atropella y maltrata a la gente. En este caso, a los ciudadanos griegos.
Interesante artículo al respecto:

Grecia amenaza con cobrar a Berlín daños de guerra por la invasión nazi
Atenas reclama 162.000 millones como reparaciones por la invasión nazi

Grândola, Vila Morena

Grândola, Vila Morena (Grândola, Villa Morena), es una canción compuesta por José Afonso que fue escogida por el Movimiento de la Fuerzas Armadas (MFA) para ser la segunda señal de la Revolución de los Claveles de Portugal. La canción hace referencia a la fraternidad entre las personas de Grândola, en el Alentejo, y había sido prohibida por el régimen salazarista (…) En la madrugada del 25 de abril de 1974 la canción era retransmitida en la Rádio Renascença (…), como señal para la confirmación del inicio de la revolución. Esta canción se convirtió en un símbolo de la revolución y de la democracia en Portugal. (Wikipedia)



mujeres masonas vila morena facebook_1050125008

La sabiduría de los que muchas veces se les ha llamado salvajes indigenas

mm sabiduria facebook_-2008902074

Muere la última beguina

Muere la última beguina

mm6a00d8341bfb1653ef01901b83cc49970b

Murió mientras dormía sin saber que cerraba la última puerta de la existencia de las beguinas. La hermana Marcella Pattyn, fallecida el 14 de abril a los 92 años, era la última representante de la una de las experiencias de vida femeninas más libres de la historia, según los expertos. En la Edad Media, entre la rigidez de los estamentos religiosos, empezaron a aparecer comunas de estas mujeres que iban por libre, eran democráticas y trabajaban para obtener su propio alimento y hacer labores caritativas. Eran comunidades de mujeres espirituales y laicas, entregadas a Dios, pero independientes de la jerarquía eclesiástica y de los hombres.

Surgieron en un momento de sobrepoblación femenina, cuando dos siglos de guerras habían acabado con una gran proporción de los hombres y los conventos estaban colmados como la alternativa al matrimonio o a la clausura. Corría el siglo XII y las comunidades de beguinas, mujeres de todas las clases sociales, empezaron a extenderse en Flandes, Brabante y Renania. Gracias a las labores que hacían para la comunidad, eran enfermeras para los enfermos y desvalidos y maestras para niñas sin recursos, e incluso fueron responsables de numerosas ceremonias litúrgicas, muchas familias adineradas les dejaban herencia y mujeres ricas se instalaban en beguinages.

La mayoría de hermanas practicaban algún arte, especialmente la música –Pattyn tocaba el piano, el órgano y el acordeón-, pero también la pintura y la literatura. Los expertos consideran a poetas como Beatriz de Nazaret, Matilde de Madgeburgo y Margarita Porete precursoras de la poesía mística del siglo X VI, además de las primeras en utilizar las lenguas vulgares para sus versos en lugar del latín.

Vivían en celdas, casas o grupos de viviendas, declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998, y podían abandonarlas en cualquier momento para casarse y formar una familia, pero a nivel espiritual no se casaban con nadie más que con Dios y los más desfavorecidos. También formaban partes de estos grupos mujeres casadas que se identificaban con el deseo de llevar una vida de espiritualidad intensa en los beguinages de sus ciudades.

Elena Botinas y Julia Cabaleiro lo definen en Las beguinas: libertad en relación como lugar espiritual y pragmático a la vez, que rompe con la diferenciación que la Iglesia imponía entre la oración y la acción: “Un espacio que no es doméstico, ni claustral, ni heterosexual. Es una espacio que las mujeres comparten al margen del sistema de parentesco patriarcal, en el que se ha superado la fragmentación espacial y comunicativa y que se mantiene abierto a la realidad social que las rodea, en la cual y sobre la cual actúan, diluyendo la división secular y jerarquizada entre público y privado y que, por tanto, se convierte en abierto y cerrado a la vez”, explican.

mmm6a00d8341bfb1653ef017d430c30e7970c

Según la versión más extendida, un grupo de mujeres construyeron el primer beguinage en 1180 en Lieja (Bélgica), cerca de la parroquia de San Cristóbal y adoptaron el nombre del padre Lambert Le Bège. Otras versiones apuntan a que “beguina” significa, simplemente, rezadora o pedidora (de beggen, en alemán antiguo, rezar o pedir) e incluso, en la versión menos compartida entre los historiadores, a que su existencia se remonta al año 692, cuando santa Begge habría fundado la comunidad.

Tuvieron dos siglos de expansión rápida pero las denuncias de herejía las frenaron cuando la Iglesia empezó a ver que atraían donaciones “que les pertenecían”. Se instalaron en todas las grandes ciudades francesas y alemanas, pero la persecución las hizo volver a recogerse en Bélgica, de donde venían. Pagaron por las libertades que habían adquirido, económica, social y religiosa incluso con la muerte. Marguerite Porete fue quemada viva en 1310. Las acusaban de aturdir a los monjes y de encandilarlos cuando acudían a confesarse a las monasterios vecinos y las trataron como a las únicas mujeres libres de la época: las brujas. “El movimiento de las beguinas seduce porque propone a las mujeres existir sin ser ni esposa, ni monja, libre de toda dominación masculina”, explica Régine Pernoud en el libro La Virgen y sus santos en la Edad Media. Y así como sedujo a las mujeres, inquietó a los hombres.

Con sus conquistas volvieron a casa. Regresaron a los Países Bajos y Bélgica, aunque resistieron algunos beguinages alrededor de Europa. La mayor comunidad se recluyó en un gran beguinage en Cortrique la población del sur belga donde murió Marcella Pattyn la semana pasada. Después de que su modo de vida sin reglas y sin amos hubiera enfurecido a los garantes del orden, renunciaron a cierto radicalismo y optaron por convivir con la Iglesia para asegurarse la subsistencia, durante siglos, hasta morir hoy en silencio.

Imágenes: Les Béguines de la ville de Goes, Hollande, à l’office de Cecil Jay.

Beguinage de Saint-Amandsberg (Gante, Bélgica) © OUR PLACE The World Heritage Collection UNESCO

Artículo extraído de el País. Mujeres. Alba Tobella | 24 de abril de 2013
Enlace:
http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/04/muere-la-%C3%BAltima-beguina.html

Preguntitas sobre Dios

Preguntitas sobre dios

 

Un día yo pregunté:
Abuelo, dónde está Dios.
Mi abuelo se puso triste,
y nada me respondió.

Mi abuelo murió en los campos,
sin rezo ni confesión.
Y lo enterraron los indios,
flauta de caña y tambor.

Al tiempo yo pregunté:
¿Padre, qué sabes de Dios?
Mi padre se puso serio
y nada me respondió.
Mi padre murió en la mina
sin doctor ni protección.
¡Color de sangre minera
tiene el oro del patrón!

Mi hermano vive en los montes
y no conoce una flor.
Sudor, malaria, serpientes,
la vida del leñador.

Y que nadie le pregunte
si sabe donde está Dios.
Por su casa no ha pasado
tan importante señor.

Yo canto por los caminos,
y cuando estoy en prisión
oigo las voces del pueblo
que canto mejor que yo.

Hay un asunto en la tierra
más importante que Dios.

Y es que nadie escupa sangre
pa’ que otro viva mejor.

¿Que Dios vela por los pobres?
Tal vez sí, y tal vez no.
Pero es seguro que almuerza
en la mesa del patrón.

Atahualpa Yupanqui (en quechua, “el que viene de lejanas tierras para decir algo”), es el seudónimo de Héctor Roberto Chavero Aramburu, nacido en Pergamino, Argentina, el 31 de enero de 1908 y fallecido en Nîmes, Francia, el 23 de mayo de 1992. Poeta y compositor musical, su obra es hoy un símbolo inmortal del canto latinoamericano con hondo contenido social.Autor de numerosos libros; entre otros: Piedra sola (1939), Aires (1943), Cerro Bayo (1953), Guitarra (1960), El canto del viento (1965), El payador perseguido (1972), Del algarrobo al cerezo (1977), Confesiones de un payador (1984), La palabra sagrada (1989), La capataza (1992), La canción triste, Coplas del payador perseguido (2007, póstumo).

Preguntitas sobre dios

Documento con fecha lunes, 22 de abril de 2013. Publicado el lunes, 22 de abril de 2013.
Autor: Atahualpa Yupanqui.Fuente: ArgenPress.

Ada Lovelace

73320_616099785085211_68234923_n

Esta mujer es Ada Lovelace (1815 – 1852), considerada la primera programadora. Ojo! no la primera mujer programadora, la primera persona programadora. Como siempre, mujeres invisibilizadas en la historiografía patriarcal, como ya señalamos en algún que otro meme (por ejemplo: http://www.facebook.com/photo.php?fbid=216406788491496&set=pb.205025526296289.-2207520000.1366206291.&type=3&theater).

El meme nos lo ha inspirado el reciente artículo publicado por Diagonal sobre mujeres hacker: http://www.diagonalperiodico.net/saberes/explorar-la-clandestinidad-clave-genero-mujeres-hacker.html Puedes encontrar más información sobre todos estos temas en webs como las de LelaCoders, proyecto de investigacción cyberfeminista acerca de la presencia de mujeres en el desarrollo de la informática así como el software libre (https://n-1.cc/g/donestech+lelacoders); Donestech, grupo de investigación sobre mujeres y tecnología (http://www.donestech.net/); Generatech, quienes proponen un agenciamiento de género en la tecno-cultura audiovisual (http://generatech.org/); o los diferentes grupos FOSSchix. En concreto recomendamos a nuestras amigas de FOSSchix Colombia, en cuya web podrás encontrar un montón de material interesante sobre ciberfeminsmo, hacktivismo feminista, género y TIC, etc (http://www.fosschix.co/).

Desde Memes Feministas