Masonería y política: mi visión masónica de la “crisis” actual

Adjuntamos este texto, extraído del blog http://gabrieljaraba.wordpress.com/

Masonería y política: mi visión masónica de la “crisis” actual

POSTED BY  ⋅ 

masoneria y politica

La revista Cultura Masónica ha tenido la amabilidad de publicarme un artículo en su último  número, que acaba de aparecer, un monográfico dedicado al tema de masonería y política. El artículo se titula Doscientos años después: esto no es una crisis, es una contrarrevolución antidemocrática, y en él hago consideraciones como estas:

Mi tesis es la siguiente: lo que llamamos crisis no es tal. Se trata de una contrarrevolución, en el pleno sentido de este concepto y con todo lo que ello implica. Es decir, la lucha contra un cambio profundo que se ha producido en la sociedad, lucha emprendida por  quienes se consideran perjudicados por él en sus intereses, con la determinación de revertir las transformaciones que señalan la nueva era emprendida.

Esta contrarrevolución que vivimos es la fase actual de un proceso iniciado, por lo menos, hace 40 años. El objetivo de este proceso es la vuelta atrás de los derechos políticos, sociales y civiles instaurados en Europa occidental después de 1945. Es decir, la ruptura del pacto que estuvo en la salida de la Segunda Guerra Mundial y que dio paso a lo que llamamos estado del bienestar, o economía social de mercado. Un acuerdo entre las distintas corrientes que confluyeron en el impulso de la Europa unida, principalmente socialdemócratas y socialcristianos, en el que se puso de relieve que lo esencial de la democracia liberal desde sus orígenes no es, como algunos piensan, el mercado sino el pacto.

Lo que ahora llamamos crisis es un momento crítico puntual en el que se produce una inflexión en las relaciones entre capital financiero, capital industrial y poderes públicos. El primero ha llevado hasta cierto límite su ofensiva, hasta el punto de conseguir que los poderes públicos reparen sus estropicios, como por ejemplo en la crisis de las subprimes, y que redefinan las reglas del juego respecto a los pactos entre las fuerzas que confluyen en el mercado. Y el capital financiero lo ha hecho tratando de suplantar al mercado, tanto adjudicándose su nombre como su función. Con ello ha sometido al capital industrial, obligándole a aliarse con él en la conveniencia de desregular el mercado y privatizar el estado.

La crisis, pues, no es tal. Ni siquiera nos encontramos en un modelo socioeconómico agotado en el que hay que replantearse las prestaciones públicas porque son insostenibles. Lo que ha pasado es que el enemigo por fin ha dado la cara. La involución ideológica que ahora triunfa hace 40 años que se prepara en multitud de laboratorios neoconservadores esperando el momento oportuno para hacer la guerra. El auténtico campo de batalla es la mismísima constitución moral de nuestra civilización y nuestra cultura.

Podéis descargaros la revista en PDF desde el enlace siguiente:

Revista Cultura Masónica, nº 14

Pero esta publicación no es una revista digital; se publica en papel en formato libro, en una cuidada edición, y cada número cuesta 7 €. Se pueden ver y descargar todos los números a efectos de lectura y evaluación, pero hacerse con la colección vale la pena.

Cuando tantas tonterías se dicen en la red y fuera de ella sobre la fraternidad masónica (cosa que sucede desde hace por lo menos 300 años) es bueno que las personas sensatas se informen de primera mano con una publicación de calidad escrita y editada por masones.

Ediciones del Arte Real y revista Cultura Masónica: ver todos los números.

Cultura Masónica me publicó también otro artículo en un número anterior dedicado a masonería y religión: Más allá de la creencia: la realidad de una espiritualidad liberal y democrática.

Para saber más sobre la masonería y la actualidad que genera: El masón aprendiz. En catalán: El maçó aprenent.

Carta a Alberto Ruiz Gallardón

Publicamos esta carta, que nos han hecho llegar desde Facebook. La carta está redactada por Miguel Ángel Revilla Roiz y se dirige a Alberto Ruiz Gallardón.

Parménides

PARMENIDES.

¿Y la ciencia que está en nosotros, no será la ciencia de la verdad que está en nosotros? ¿y cada una de las ciencias que están en nosotros, no será la ciencia de cada uno de los seres que están entre nosotros? (del discurso platónico “de Parménides o de las ideas”)

Si podemos considerar a Thales de Mileto el primer filósofo, Parménides ( Elea. s. VI y V a.C)  constituye el primer metafísico,  considerado el fundador de la ontología, al referirse al ente/ser de manera abstracta y no referida a una realidad concreta. Por primera vez,  un presocrático alude al ente como elemento generador o principio  generador de la naturaleza (arjé)  y por lo tanto del universo, diferenciándolo de los elementos tradicionales; agua, fuego, tierra y aire  y,  al mismo tiempo rechaza la  idea de  la existencia de un principio o elemento generador,  por cuanto,  todo lo que existe es uno, y es por ello que  ni se genera, ni se destruye ( y ese UNO  no pudo haber nacido de un sólo elemento generador). De esta manera su  doctrina desecha  el creacionismo del universo y sin ser consciente surge con  él, la teoría del evolucionismo[1].

El eléata es además  el primer filósofo que usa el lenguaje como elemento para filosofar de modo abstracto y lógico,  su  poema “sobre la naturaleza”,  que se conserva parcialmente,   es un ejercicio de deducción lógica;  es decir trabaja con y desde la dialéctica,  quizás por ello, o quizás por su pensamiento contrario a la teoría de las ideas de Platón, éste le hace partícipe de un discurso “Parménides o de las ideas” (Discurso con el que se desconoce la verdadera intención de Platón;   servir de autocrítica a su  teoría de las ideas; ser meramente  un ejercicio lógico-dialéctico en el que la crítica de su doctrina es una mera excusa; ó  la crítica es una excusa para elaborar una reexposición su  metafísica platónica).

Para Parménides el pensamiento puede captar la esencia del mundo tal y como es, de este modo en su discurso se observa un pensamiento racionalista. La razón surge como instrumento para conocer el origen del mundo.

En cualquier caso,  Parménides es un gran desconocido, su lenguaje es oscuro y simbólico, y probablemente no habrá nunca unanimidad  sobre el significado preciso de algunas de sus sentencias (pensamientos/ideas). E incluso,  para  sus estudiosos (Gilson, Fabro, Heidregger) sigue presentándose como  una incógnita  la expresión griega

 que es traducida como “ser” o “ente”, si bien ninguna de estas acepciones en  sí mismas parece correcta. Pues el término griego empleado por el filósofo, constituye un participio y por tanto exige la presencia de un sujeto y de un objeto;    “lo que es” y  “el ser del ente”.

Es el primer filósofo  en darse cuenta, que las cosas, antes de nada, son  y que el ente está siendo, por lo que el ser constituye la esencia misma del ente, desde el momento en que el ente es.

La influencia de Parménides es decisiva en la historia de la filosofía y del pensamiento mismo. Hasta él, la pregunta fundamental de la filosofía era: ¿De qué está hecho el mundo? ¿Cuál es el origen del mundo  y de la  constitución del cosmos? (a lo que algunos filósofos habían respondido que el elemento fundamental era el aire,  el agua, los números, el apeirón _lo indefinido_  etc.). Parménides instaló al  “ser”  en su discurso,  siendo a partir de entonces, ese ser el  objeto principal del discurrir filosófico.

Para el estudio de Parménides, como de cualquier otro filósofo presocrático, debe tenerse en cuenta que la filosofía nace como alternativa a  la explicación que de la realidad  daba la mitología. Estos primeros pensadores, concibieron que bajo los cambios aparentes subyace algo permanente; la esencia, y el verdadero conocimiento será separar la esencia de lo particular, lo permanente de lo cambiante. De esta manera  el conocimiento racional se opondrá al de los sentidos  (al conomimiento  sensible), concluyendo que sólo desde el  conocimiento racional se puede llegar a  conocer la  esencia, el ser de las cosas. En su obra Parménides hace una deducción lógica   partiendo de la premisa “existe” para desde la razón llegar a determinar todo lo que podemos saber del Ser, dejando al margen los sentidos (al tiempo que les niega cualquier tipo de  veracidad).

Pero, profundizar en el trabajo de Parménides, sin tener un conocimiento cierto de los filósofos presocráticos, así como de aquellos, a los que Parménides con su obra  quisiera rebatir (Heráclito/Pitágoras)  resulta un trabajo que excede, no sólo de mis conocimientos sino en estos momentos de  mis facultades para interrelacionar  al  filósofo con su tiempo y su lengua. A ello se añade que el único texto que se  conserva de su obra está incompleto y evidentemente su estudio pasa por el estudio de  los doxógrafos que se han cuidado de  conservar sus palabras, por ello en este trabajo me limito a recoger las ideas que me han parecido más importantes  tras el  “descubrimiento de Parménides”, atendiendo a un hecho cierto, como lo es que soy iniciada, por lo que cuando  Parménides en su poema habla de “vía de la salvación”,  lo  leo como la vía del conocimiento.

  “solo la vía de la salvación lleva a un hombre incólume  hasta la meta y no hay otra ruta sino la ruta  de la verdad que así lo haga para el hombre que conoce”.

La obra: “sobre la naturaleza[2]

En el proemio (la introducción al poema), en el que el eléata desarrolla su filosofía  y comunica su conocimiento, describe el viaje del  “hombre que sabe”; es un  viaje en carro, tirado por un par de yeguas, y conducido por las Helíades, realiza la ruta de la noche y del día, de la oscuridad a la luz. Es el tránsito del error a la iluminación.  El filósofo no conoce el camino sino que es guiado por las hijas de Helios, quienes apartan sus velos y ruegan a Dike que abra la puerta que le separan del  lugar en el que la diosa[3],  le revelará la verdad. Será la diosa la que transmita a Parménides el conocimiento que después él recogerá en las dos partes del poema. Le mostrará dos vías, dos caminos, el que ha de transitar que es el de la verdad; el único que le llevará al conocimiento y el de la opinión que es transitado frecuentemente por los mortales  (hombre bicéfalos) guiados por los oídos  y los ojos.

He tratado de profundizar en ciertas ideas que se desgranan del poema, y abstraerlas de la realidad siguiendo el pensamiento  de Parménides: el pensamiento  pude captar la esencia de las cosas tal y como son,  y he reconocer que es un ejercicio  muy difícil, como lo es desgranar el discurso platónico de Parménides.

I.-  ¿Es el conocimiento algo que nos tiene que ser “revelado”?, utilizo este término en contraposición al de “dado”, pues  el término revelado, delimita quien nos da ese conocimiento (un ser superior). En el caso de Parménides es “una diosa” quien el revela el conocimiento.

Parece desprenderse del poema que el  pensamiento de Parménides, no es propio, sino que ha llegado a él (ha sido elegido por ser el “hombre que sabe”) por boca de una diosa y Parménides convencido de su certeza,  lo comunica a los hombres que le escuchan.

Nos encontramos así,  con un conocimiento revelado al que el hombre por sí mismo no llega,  y que además es transmitido por  una mujer, quien le enseña el camino de la noche a la luz.

Debemos cuestionarnos si debe ser así, si al conocimiento llegamos por nosotras mismas o nos lo tienen que revelar. Para responderme necesito introducir a la sabiduría;  por nosotras mismas, podemos adquirir conocimiento, el que está en los libros, en la vida, en la naturaleza, en la experiencia, en nuestra propia física, pero  ¿necesitamos  la revelación para alcanzar la sabiduría,  para entender en su totalidad ese camino de la verdad de la que habla Parménides[4]?.

II.-  ¿Somos las mujeres las portadoras de la luz? Y no como elemento creador de vida, sino  como transmisoras de la esencia, del “ser”?. Recordemos que el filósofo  alcanza el conocimiento, y puede transitar del mundo de la apariencia al de la verdad gracias a las palabras trasmitidas por una diosa (Curiosamente es en la feminidad en la que se representa el saber perdido,  las energías secretas de las corrientes telúricas y griálicas). Además la presencia de la mujer, no lo es sólo como transmisora del conocimiento, sino también como guía para llegar al mismo; ese sendero por el que ha transitado Parménides hasta encontrar la puerta guardada por DIKE, lo ha encontrado con la ayuda de  las hijas de Helios:

 “Cuando las hijas de Helios acrecentaron la velocidad de mi marcha, olvidando la morada de la noche al dirigirse hacia la luz y quitándose los velos de la cabeza con las manos[5]

¿Debemos pensar que  no es baladí que fuera una diosa quien le mostrara el camino de la verdad, ó simplemente es un recurso poético?. ¿Es la mujer quien mejor representa  la sabiduría, las ciencias ocultas de la tierra, el ser mismo y su interior?.¿Somos nosotras las portadoras del saber ancestral?  Son cuestiones que dejo en el aire.

III.-  Es justo, _de  conformidad con el orden lógico de las cosas_  que le sea revelado el conocimiento a  quien lo merece.

Parménides proclama  la “verdad” sobre el ser,  y proclama que es eterna y sin principio, opuesta a la apariencia  y a todas las engañosas “opiniones de los mortales”.   Verdad,  que insisto,  sólo se le transmite a él, a un elegido(por ser el “hombre que sabe[6]:

 “ no es ninguna mala MOIRA quien te hace venir por esta vía (pues en rigor está alejada de los senderos  frecuentados por los hombres) 

Sino TEMIS y DIKE    y ahora tienes que estudiar todas las cosas:

No sólo el intrépido corazón de la Verdad bien redonda,

Sino también  las opiniones de los mortales, en que no cabe verdadera confianza[7].

Así se concluye del poema de Parménides, que no es equívocamente (mala Moira _destino_) por lo que, el que anhela el conocimiento, se acerca a la verdad, sino que es gracias al empeño, al  trabajo y al estudio, que  podemos alcanzarlo, y es de justicia (orden lógico de las cosas)  que a quien se esfuerza se le premie.

Sin duda la presencia de TEMIS y DIKE en el poema recuerda la glorificación del  trabajo, porque con él  podremos ser libres,  desde el momento que la verdad nos sea revelada.

IV.- Lo que es, es y el no-ser, no es.

“Ven pues, voy a decirte (y te ruego que atiendas bien mis palabras)

Cuáles son las únicas vías de indagación concebibles.

La primera, sostiene  que es y que no puede no ser; y éste 

Es el sendero de la convicción, que sigue la verdad.

Pero el otro afirma: no es y este no ser tiene que ser.

Este último sendero, tengo que decírtelo, no puede explorarse.

Pues lo que no es, ni puedes conocerlo (pues esto se halla más allá de nuestro alcance), ni puedes expresarlo con palabras”.

Parménides expone su  doctrina a partir de la existencia de dos caminos para acceder al conocimiento: la vía de la verdad y la vía de la opinión, y concluye que sólo el primero de ellos es un camino transitable, siendo el segundo un camino de continuas contradicciones y apariencias de conocimiento.

El descernimiento de las dos vías, la buena y la mala, pone al hombre moral en la obligación de elegir, ese  es el trabajo constante del ser humano, que debe utilizar la moral, los principios éticos universales  e inamovibles,  para escoger  la vía recta o la vía del error.

Estas vías constituyen la  vía del ser y del no ser, rechazando Parménides  la vía del no ser, a la que muchos hombres aceden  por las ilusiones, de esta forma los ojos y los oídos constituyen órganos que extravían a los hombres. Según Parménides los sentidos son forzosamente engañosos, siendo necesario su sometimiento al escrutinio del intelecto. Idea que yo comparto, pues son sin duda los ojos y los oídos,  los órganos más vulnerables,  a los que con más facilidad se les puede engañar, pues se quedan en lo externo de las cosas sin entrar en su esencia, siendo necesario el raciocinio para valorar aquello que hemos percibido por los sentidos.

La decisión sobre  el ser y el no ser, se basa en esto: es o no es, y si es, no puede ser el no-es, ni nacer de  la nada. De forma que el ser, (el ente)  es, y será todo y uno continuo, imperecedero, inmóvil  y sin fin. Al establecer esto, Parménides señala que ni el pasado ni el futuro tienen importancia, porque el único tiempo es un eterno presente, oponiéndose de esta manera  a la existencia del vacío como “elemento” del que nace el ser (idea pitagórica: el ser está naciendo del vacío irreal)[8].

V.-Pensar y ser son uno y lo mismo”. Lo  mismo es pensar  y ser porque no puede existir lo que no puede ser pensado.

La necesidad de  profundizar en el ser y el desarrollo de la metafísica nace cuando el hombre es consciente que los sentidos no nos ofrecen lo que es real,  sino lo que se aprende con el pensamiento.

_ Esta idea obliga al ser humano a trabajar desde el pensamiento, la acción debe estar precedida  de un pensamiento  que con rigor establezca pautas, y valore  las consecuencias.

Quizás de Parménides lo relevante es que rompió moldes, cambio el discurso filosófico e intentó  a través de la razón profundizar en la propia existencia de las cosas, rechazando a los sentidos como elementos científicos y portadores de la verdad de las cosas, en cuanto son los sentidos los que  nos muestran un mundo de multiplicidad sujeto al cambio. Es Parménides también, quien introduce por primera vez la diferencia entre el conocimiento racional y el conocimiento sensible, entre razón y sensación, entre verdad y apariencia.

Ese tránsito de la noche al día o de la ignorancia al conocimiento que a nosotras nos parece tan cercano y tan lógico (en cuanto que iniciadas, nos sentaron en la oscuridad del mundo  para que  a lo largo de nuestro eterno viaje nos acercáramos a la luz), era una novedad  en el mundo griego.

Pero yo me quedo finalmente  con otra idea arrancada de sus palabras y de las palabras de otros filósofos cuando lo cuestionan y explican el mundo de las apariencias; todo ocurre según el orden lógico de las cosas, de su esencia, del ser del ente. Nada se escapa al caos, ni nada ocurre sin razón,  al tiempo que sinrazón ocurre porque está en su esencia. Esta  es una conclusión a la que quizás por  error o por osadía llego y comporto con vosotras. Desde pequeña tras leer a Edipo y a Electra me preguntaba si realmente somos juguetes en manos de unos dioses (entendidos como seres superiores) y formamos parte de un extraño juego, como si fuéramos piezas de  ajedrez en un gran tablero, hoy pienso que aún siendo así,  nuestro destino no estaría escrito si nuestra esencia es otra, no será la fuerza de un dios quien determine nuestros pasos, sino nuestra propia esencia que será la que nos conforme como personas  con una u otra ideología, con unos u otros valores, y seremos  el UNO y el TODO,  aún respecto de quien no nos conoce, porque el todo solo es posible  con las partes que lo forman y al ser parte del todo, SOMOS EL TODO MISMO.

He dicho.

(1)  Los últimos presocráticos  aludirán ya esa idea de evolución de una manera más clara, Empédocles de Agrigento  define la realidad como una  esfera (el ser del Parménides) si bien dentro de ella introduce los cuatro elementos, que al confluir con las dos fuerzas cósmicas el amor y el odio,  genera el cambio del mundo. Anaxágoras de Clazomene,  en la idea de “todo está en el todo” (ser de Parménides,  incluye en ese todo  unos elementos que se denomina “semillas” y finalmente Demócrito de Abdera, respetando los principios de Parménides, señala la existencia de los átomos  cuyo choque genera el cambio.

(2) Poema didáctico escrito en hexámetros, compuesto de un proemio y dos partes. Al estilo del poema de Homero.

(3)  Se emplea el termino diosa en minúscula y sin mencionar ningún nombre, a diferencia del otras diosas que le han guiado hasta el lugar _ Dike o Temis_

(4) La diosa le dice a Parménides: “es preciso que aprendas todo, tanto el imperturbable corazón de la verdad bien redonda, como las opiniones de los mortales, en las que no hay verdadera creencia: aprenderás, empero también, estas cosas, cómo las apariencias, pasando todas a través del todo, deben lograr la apariencia de ser”. En otras traducciones se lee…. “como las apariencias de los mortales, para las cuales no hay fe verdadera” ó …“como las apariencias de los mortales, para las cuales no hay creencia verdadera”

(5) Otra traducción: “cuando con prisa me condujeron las doncellas Helíades, tras abandonar la morada de la noche, hacia la luz quitándose de la cabeza los velos con las manos”.

(6)  “Las yeguas me llevan  tan lejos como mi ánimo alcance, me transportaron cuando, al conducirme, me trajeron al camino, abundante en signos, de la diosa, el cual guía en todo sentido al hombre que sabe”.  Ó según otra traducción: ““Las yeguas que me arrastran  me han llevado  tan lejos cuanto mi ánimo  podría desear, cuando en su conducción, me llevaron pal famosos camino de la diosa, que conduce al hombre   vidente a través de todas las ciudades”. 

(7) Otras traducciones sustituyen  nombres de las diosas  por sus cualidades:  “pues no es mal hado el que te impulsó a seguir este camino que está fuera del trillado sendero de los hombres, sino el derecho y la justicia”.

(8) Parménides niega  el tiempo y el vacio. Si lo uno existe, no es multitud.  Y si es uno, no tiene principio, ni fin. Porque si ese algo” tuviera principio o fin, estaría rodeado por aquello otro que delimita el fin, de forma que el ser, no sería ya uno, sino dos, el ser en si mismo y lo que le rodea y delimita. De forma que al uno no se puede poner ni principio ni fin, porque ello supondría destruir la propia idea de lo UNO; y convertirlo en múltiple

Fuentes consultadas además del Google y wikipedia;

Los filósofos presocráticos I”,  Eggers Lan y Victoria E. Julia,

Los filósofos presocráticos”, G.S. Kirk, J.E. Raven y Editorial. Credos.

Parménides y el ser”. Raul ReChauri Moré.

El sentido de la ontología de Parménides”. Alberto García Salgado.

De Parménides o de las ideas”,  discurso de Platón.

Mythos  y logos en Parménides.  (revista Areté).

Textos de Martin Heidegger sobre Parménides.

 

 

Iñaki Gabilondo: Muerte a los sindicatos

¿Hasta que punto somos conscientes que todos los derechos obtenidos, que hasta ahora hemos tenido como obvios, no nos fueron regalados, costaron muchas muertes y sacrificios, la de much@s idealistas que lucharon por tod@s, idealismo y lucha por el bien común que yace hoy olvidada en la cuneta y que más que nunca es necesario poner en pie?

En línea a ello, adjuntamos este interesante este artículo de Iñaki Gabilondo:

MUERTE A LOS SINDICATOS

Nueva moda. Rajar de los sindicalistas. Algo fácil y barato, por cierto. Lo llevan en la solapa ciertos políticos, lanzando mensajes subliminales sobre su actual falta de utilidad para los trabajadores, politización, corrupción, derroche económico. Resulta curioso: Los mismos que alientan al escarnio público, suelen lanzar piedras cargadas por sus propias mezquindades.

Además, la destrucción del sindicalismo hace mucho más fácil la labor de los gobernantes, sin movilizaciones ni huelgas, especialmente la de quienes dirigen tras la cortina. Qué bien estaríamos si no existieran los sindicatos, piensan algunos.

El problema es que esa frase por la que suspiran los gobernantes “Qué bien estaríamos sin sindicatos” empieza a calar entre la gente de a pie, con un discurso cargado de improperios, gritos, oportunismo, mala leche y, sobre todo, un enorme vacío de argumentos que se resume en: “Para lo que hacen, mejor que no hagan nada”, “Por mi los echaba a todos y los ponía a trabajar”, “Están vendidos, no se mueven, no están con los trabajadores”. Luego terminan reservándote para el final el placer de oír la raída historia de: “Conozco a uno que está de liberado sindical.”.

Confesar ser liberado sindical, en estos tiempos que corren, es un auténtico pecado capital. Mejor inventar cualquier otra cosa antes de que te descubran. Te pueden acechar en cualquier esquina, a cualquier hora: sacando dinero, haciendo la compra, recogiendo a tus hijos en el colegio. Cualquier lugar y excusa es buena, para utilizar como insulto la palabra “sindicalista”.

Se puede ser banquero chupasangre, se puede ser político en cualquiera de sus muchos cargos (concejal, alcalde, o delegado provincial.) y trincar todo lo que se quiera, aceptar sobornos y trajes, realizar chantajes, revender terrenos públicos, recortarle el sueldo a los trabajadores o directamente despedirlos sin indemnización. Se puede, incluso, aumentar el recibo de la luz a los pensionistas hasta asfixiarlos, o salir en fotos besando niños y ancianos mientras los colegios y asilos se caen a trozos, cobrar dos o tres sueldos en tres cargos diferentes, declarar a hacienda que se está arruinado mientras se cobra de mil chanchullos distintos, para que su hijo obtenga la beca que le permita comprarse una moto a costa del Estado.

En este maldito país se puede ser lo que se quiera, pero no sindicalista.

Nadie se acuerda ya de la última huelga, aquella en que nadie de la empresa fue, excepto los dos afiliados que perdieron el sueldo de aquel día, para que luego se firmara un acuerdo que les subió el sueldo a todos. Incluso a aquellos que escupieron sobre la huelga.

O de Luís, ese hombre que estuvo 30 años cotizando, y que gracias a la pre-jubilación que se consiguió en su momento, puede ahora, con 60 años y despedido de su puesto, tirar para adelante sin necesidad de buscar un trabajo que nadie le ofrecería.

Recuerden también a Marta, la chica de 23 años que estuvo aguantando un jefe miserable con aliento a coñac, que le obligaba a hacer más horas extras para tener un momento de intimidad donde poder acosarla mientras le recordaba cuándo le vencía el contrato. Hasta que su mejor amiga la llevó al sindicato y, gracias a una liberada sindical, ahora el tipo ha tenido que indemnizarla hasta por respirar.

Son muchos los que les deben algo a los sindicatos, y a los sindicalistas: El maestro que pudo denunciar al padre que le pegó en la puerta del colegio, los trabajadores que consiguieron que no les echaran de la RENAULT, la chica que pudo exigir el cumplimiento de su baja por maternidad en su supermercado. Porque también fue una liberada sindical la que se puso al teléfono el día en que despidieron a Julia, la chica de la tienda de fotos, y le ayudó a ser indemnizada como estipulan los convenios; y aquel otro joven que movió cielo y tierra para arreglarle los papeles al abuelo para procurarle una paga medio-decente, porque los usureros de hace 30 años no lo aseguraban en ningún trabajo. Para qué recordar las horas al teléfono escuchando con paciencia a cientos de opositores a los que no aprobaron, gritando e insultado porque en el examen no les contaron 2 décimas en la pregunta 4. O el otro compañero sindicalista, el que denunció a la constructora que se negaba a indemnizar a la viuda de su amigo Manuel, que trabajaba sin casco.

Ya nadie se acuerda de dónde salieron sus vacaciones, los aumentos de sueldo que se fueron consensuando, el derecho a una indemnización por despido, a una baja por enfermedad, o a un permiso por asuntos propios.

Esta sociedad del consumo, prefiere tirar un saco de manzanas porque una o dos están picadas, por muy sanas que estén el resto. Los precedentes televisivos: entrenadores de fútbol, famosos de la exclusiva en revistas, y demás subproductos, se convierten en clinex de usar y tirar dependiendo de las modas. Ahora, en un momento en que los trabajadores deben estar más juntos, arropados y combatientes contra quienes realmente les explotan, aparecen grietas prefabricadas en los despachos de los altos ejecutivos, ávidos de hincar más el diente en el rendimiento de la clase trabajadora.

¿Quién tirará la primera piedra?. ¿Serán los políticos gobernantes, o los banqueros quienes hablarán de dejadez o vagancia?. ¿Tendrán capacidad moral los jueces o los periodistas, de hablar de corrupción en las demás profesiones?. ¿Serán más idóneos para iniciar lapidaciones, los super-empresarios del ladrillo?. ¿En qué profesión se puede jurar que no existen vagos, corruptos, peseteros, o ladrones?. ¿Preguntamos mejor entre la Iglesia o la Monarquía.?.

Pero qué fácil resulta rajar en este país. Siembra la duda, y obtendrás fanatismo barato.

Qué bien asfaltado les estamos dejando el camino a quienes realmente nos explotan cada día. ¡Acabemos con los sindicatos!. Sí. Dejemos que la patronal y los bancos regulen los horarios, las pensiones, los sueldos, las condiciones laborales y los costes del despido. Verán cómo nos va a ir con la reforma del mercado laboral, cuando los sindicatos dejen de existir y no puedan convocarse huelgas ni manifestaciones.

Verán qué contentos se pondrán algunos cuando sepan que ya no estarán obligados a pagar las flores de los centenares de trabajadores que mueren todos los años, a costa de sus mezquindades.

Iñaki Gabilondo

Violaciones de mujeres – Parémoslo

Las mujeres masonas nos unimos a las voces en todo el mundo para atajar las violaciones a mujeres. La gota que colma el vaso es la gota cristalina que como espejo muestra la subordinación milenaria a la que el sistema patriarcal ha situado a las mujeres que transpua sútilmente en todos los órdenes de la vida y a la que hay que responder con un goteo continuado en los entornos sociales, culturales y educativos para revertir esta situación y transformar equitativa, solidariamente la sociedad, por el bien común.

Una estudiante de 23 años murió tras ser violada durante horas por un grupo de hombres en un autobús. Esta es la gota que colma el vaso en la guerra global contra las mujeres. Unámonos a las protestas masivas en India y pidamos al gobierno que fortalezca las leyes y que lance una campaña de educación pública masiva para combatir las actitudes grotescas que generaron esta violencia:

Tenía 23 años y era estudiante de fisioterapia en Nueva Delhi. El mes pasado se subió a un autobús y seis hombres la encerraron y la violaron durante horas, incluso lastimándola con una barra de metal. Luego la arrojaron desnuda a la calle, y tras luchar valientemente por su vida, murió el pasado fin de semana.

A lo largo y ancho de India, la gente está reaccionando con protestas masivas para decir “ya basta”. En este país se viola a una mujer cada 22 minutos y en muy pocos casos se hace justicia. A nivel mundial, la cifra es escalofriante: siete de cada diez mujeres serán física o sexualmente agredidas durante su vida. El horror acontecido en Nueva Delhi es la gota que colma el vaso. Estamos en 2013 y esta brutal y corrupta guerra contra las mujeres a nivel global tiene que acabarse. Podemos empezar marcando un antes y un después en India.

El gobierno indio está recibiendo comentarios públicos durante las próximas 24 horas. Necesitamos con urgencia tanto una mejor aplicación de la ley, como un amplio programa de educación pública que cambie estas actitudes grotescas y generalizadas que permiten la violencia contra las mujeres. Si un millón de personas nos sumamos a este llamado a la acción, podremos hacer que la horrenda historia de esta joven sea la última y así abrir un nuevo camino de esperanza:

El cabecilla de los violadores afirma fríamente que ella se lo merecía por atreverse a confrontarlo. Culpar a la víctima es una de tantas actitudes indignantes comunes entre la sociedad, incluso entre la policía, que sistemáticamente se niega a investigar los casos de violación sexual. Estas actitudes reprimen a las mujeres y corrompen a hombres en todo el mundo. Las grandes campañas de educación pública han cambiado radicalmente la percepción social frente al tabaco o al abuso del alcohol al conducir, y también pueden tener un impacto en el trato a las mujeres. Abordar la epidemia de violaciones en India desde la raíz es vital, como también lo es contar con mejores leyes y procesos legales eficaces.

La publicidad en India es relativamente barata y un compromiso sustancial para financiar campañas públicas podría generar olas de apoyo en todo tipo de medios durante un largo período de tiempo. Los anuncios deberían ir destinados a las sub-culturas masculinas donde prospera la misoginia, cuestionando y combatiendo esas actitudes, idealmente a través de portavoces como estrellas deportivas que el público respeta.

Solo tenemos hasta mañana para influir en la Comisión oficial creada para tomar medidas contra la ola de violencia sexual en India. Si podemos demostrar un éxito rotundo en el cambio de las actitudes en India, el modelo podría aplicarse a otros países. El dinero empleado se recuperaría con creces gracias a la reducción en la pobreza y la promoción del desarrollo, dado que el empoderamiento de las mujeres se ha identificado como uno de los grandes motores del progreso social y económico de las naciones. Haz clic para enviar un mensaje directamente al gobierno indio:

Oponiéndonos a la lapidación de mujeres en Irán, apoyando los derechos reproductivos de las mujeres en Honduras, Marruecos y Uzbekistán, o abogando por una acción efectiva para detener el tráfico sexual de mujeres y niñas, nuestra comunidad ha estado al frente de la lucha para acabar la guerra contra las mujeres. Este nuevo año empieza con una nueva determinación en India.

Con esperanza y determinación,

Emma, Ricken, Luis, Meredith, Iain, Ian, Marie, Michelle, Alaphia, Allison y todo el equipo de Avaaz

Más Información:

2013 llega a India con rabia e impotencia por violación (BBC)

India culpa de asesinato a los violadores de la joven india ‘Damini’ (CNN)

Muerte de víctima de violación grupal en Delhi provoca vigilias por todo India (Global Voices)

India llora a la joven Amanat (El País)
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/12/29/actualidad/1356804118_291267.html

El decálogo de la violencia sexual en la India (El Economista)

70% de las mujeres sufren violencia física o sexual en sus vidas (ONU) – en inglés

Apoya a la Comunidad de Avaaz
Estamos totalmente financiados por donaciones ciudadanas y no recibimos dinero ni de gobiernos ni de corporaciones. Nuestro dedicado equipo se encarga de que incluso las donaciones más pequeñas lleguen muy lejos.

Avaaz es una red de campañas global de 17 millones de personas, que trabaja para conseguir que las opiniones y valores de la gente en todo el mundo modelen los procesos de toma de decisión. “Avaaz” significa “voz” o “canción” en muchos idiomas. Los miembros de Avaaz son de todas las naciones del mundo; nuestro equipo está ubicado en 19 países a lo largo de 5 continentes y opera en 16 idiomas. Para conocer más sobre las últimas campañas de Avaaz, haz clic aquí, o síguenos en Facebook o Twitter.

Tacita Muta – Tutela Mulirerum en Roma

Tacita Muta – Tutela Mulirerum en Roma

Fantástica presentación de la UNED de las Islas Baleares sobre el papel de la mujer en la antigua Roma.

I. CONTEXTO
II. TÁCITA MUTA: SU SITUACIÓN JURÍDICA
III. EXPRESIONES ARTÍSTICAS DE SU CONDICIÓN
IV.MUJERES RELEVANTES
V. RITOS EXCLUSIVOS DE MUJERES
VI. LA REALIDAD Y LA GRAN PANTALLA
VII.CONCLUSIONES

 
Tacita Muta – Tutela Mulirerum en Roma by

“>

LA BOLA DE CRISTAL: Premoniciones, visiones… para LA GEOPOLITICA DEL 2013, aplicando la lógica y la realidad, según Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomàtique (enero 2013)

LA BOLA DE CRISTAL: Premoniciones, visiones… para LA GEOPOLITICA DEL 2013, aplicando la lógica y la realidad, según Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomàtique (enero 2013)

Nº: 207 Enero 2.013

Así será 2013
Ignacio Ramonet
País: Latinoamérica, Europa, Oriente Próximo
Tema: Elecciones, Geopolítica, Relaciones internacionales, Revueltas sociales

Después de haber sobrevivido –el pasado 21 de diciembre– al anunciado fin del mundo, nos queda ahora tratar de prever –con razonamientos prudentes pero más cartesianos– nuestro futuro inmediato, basándonos en los principios de la geopolítica, una disciplina que permite comprender el juego general de las potencias y evaluar los principales riesgos y peligros. Para anticipar, como en unos tableros de ajedrez, los movimientos de cada potencial adversario.
Si contemplamos, en este principio de año, un mapa del planeta, inmediatamente observamos varios puntos con luces rojas encendidas. Cuatro de ellos presentan altos niveles de peligro: Europa, América Latina, Oriente Próximo y Asia.
En la Unión Europea (UE), el año 2013 será el peor desde que empezó la crisis. La austeridad como credo único y los hachazos al Estado de bienestar continuarán porque así lo exige Alemania que, por primera vez en la historia, domina Europa y la dirige con mano de hierro. Berlín no aceptará ningún cambio hasta los comicios del próximo 22 de septiembre en los que la canciller Angela Merkel podría ser elegida para un tercer mandato.
En España, las tensiones políticas aumentarán a medida que la Generalitat de Catalunya vaya precisando los términos de la consulta a los catalanes sobre el futuro de esa comunidad autónoma. Proceso que, desde Euskadi, los nacionalistas vascos seguirán con el mayor interés. En cuanto a la situación de la economía, ya pésima, va a depender de lo que ocurra… en Italia en las próximas elecciones (el 24 de febrero). Y de las reacciones de los mercados ante una eventual victoria de los amigos del conservador Mario Monti (que cuenta con el apoyo de Berlín y del Vaticano) o del candidato de centroizquierda Pier Luigi Bersani, mejor colocado en las encuestas. También dependerá de las condiciones (sin duda brutales) que exigirá Bruselas por el rescate que Mariano Rajoy acabará pidiendo. Sin hablar de las protestas que siguen extendiéndose como reguero de gasolina y que acabarán por dar con algún fósforo encendido… Podrían producirse explosiones en cualquiera de las sociedades de la Europa del sur (Grecia, Portugal, Italia, España) exasperadas por los matraqueos sociales permanentes. La UE no saldrá del túnel en 2013, y todo podría empeorar si, además, los mercados decidieran cebarse (como los neoliberales les están incitando a hacerlo) (1) con la Francia del muy moderado socialista François Hollande.
En América Latina, el año 2013 también está lleno de desafíos. En primer lugar en Venezuela, país que desde 1999 representa un papel motor en los cambios progresistas de todo el subcontinente. La imprevista recaída del presidente Hugo Chávez –reelegido el pasado 7 de octubre– crea incertidumbre. Aunque el dirigente se está restableciendo de su nueva operación contra el cáncer, no pueden descartarse nuevas elecciones presidenciales en febrero próximo. Designado por Chávez, el candidato de la revolución bolivariana sería el actual vicepresidente (equivalente a primer ministro) Nicolás Maduro, un líder muy sólido con todas las cualidades, humanas y políticas, para imponerse.
También habrá elecciones, el 17 de febrero, en Ecuador: la reelección del presidente Rafael Correa, otro dirigente latinoamericano fundamental, ofrece pocas dudas. Importantes comicios asimismo, el 10 de noviembre, en Honduras donde, el 28 de junio de 2009, fue derrocado Manuel Zelaya. Su sucesor, Porfirio Lobo, no puede postularse para un segundo mandato consecutivo. En cambio, el Tribunal Supremo Electoral ha autorizado la inscripción del partido Libertad y Refundación (LIBRE), liderado por el ex presidente Zelaya, que presenta, como candidata, a su esposa y ex primera dama, Xiomara Castro. Importantes elecciones igualmente en Chile, el 17 de noviembre. Aquí, la impopularidad actual del presidente conservador Sebastián Piñera ofrece posibilidades de victoria a la socialista Michelle Bachelet.

La atención internacional también se fijará en Cuba. Por dos razones. Porque continúan en La Habana las conversaciones entre el Gobierno colombiano y los insurgentes de las FARC para tratar de poner fin al último conflicto armado de América Latina. Y porque se esperan decisiones de Washington. En los comicios estadounidenses del pasado 6 de noviembre, Barack Obama ganó en Florida; obtuvo el 75% del voto hispano y –muy importante– el 53% del voto cubano. Unos resultados que le dan al Presidente, en su último mandato, un amplio margen de maniobra para avanzar hacia el fin del bloqueo económico y comercial de la isla.
Donde nada parece avanzar es, una vez más, en el Cercano Oriente. Ahí se encuentra el actual foco perturbador del mundo. Las revueltas de la “primavera árabe” consiguieron derrocar a varios dictadores locales: Ben Alí en Túnez, Mubarak en Egipto, Gadafi en Libia y Saleh en Yemen. Pero las elecciones libres permitieron que partidos islamistas de corte reaccionario (Hermanos Musulmanes) acaparasen el poder. Ahora quieren, como lo estamos viendo en Egipto, conservarlo a toda costa. Para consternación de la población laica que, por haber sido la primera en sublevarse, se niega a aceptar esa nueva forma de autoritarismo. Idéntico problema en Túnez.
Después de haber seguido con interés las explosiones de libertad de la primavera 2011 en esta región, las sociedades europeas se están de nuevo desinteresando de lo que allí ocurre. Por demasiado complicado. Un ejemplo: la inextricable guerra civil en Siria. Ahí, lo que está claro es que las grandes potencias occidentales (Estados Unidos, Reino Unido, Francia), aliadas a Arabia Saudí, Qatar y Turquía, han decidido apoyar (con dinero, armas e instructores) a la insurgencia islamista suní. Ésta, en los diferentes frentes, no cesa de ganar terreno. ¿Cuánto tiempo resistirá el Gobierno de Bachar El Asad? Su suerte parece echada. Rusia y China, sus aliados diplomáticos, no darán luz verde en la ONU a un ataque de la OTAN como en Libia en 2011. Pero tanto Moscú como Pekín consideran que la situación del régimen de Damasco es militarmente irreversible, y han empezado a negociar con Washington una salida al conflicto que preserve sus intereses.
Frente al “eje chií” (Hezbolá libanés, Siria, Irán), Estados Unidos ha constituido en esa región un amplio “eje suní” (desde Turquía y Arabia Saudí hasta Marruecos pasando por El Cairo, Trípoli y Túnez). Objetivo: derrocar a Bachar El Asad –y despojar así a Teherán de su gran aliado regional– antes de la próxima primavera. ¿Por qué? Porque el 14 de junio tienen lugar, en Irán, las elecciones presidenciales (2). A las cuales Mahmud Ahmadinejad, el actual mandatario, no puede presentarse pues la Constitución no permite ejercer más de dos mandatos. O sea que, durante el próximo semestre, Irán se hallará immerso en violentas pugnas electorales entre los partidarios de una línea dura frente a Washington y los que defienden la vía de la negociación.
Frente a esa situación iraní de cierto desgobierno, Israel en cambio estará en orden de marcha para un eventual ataque contra las instalaciones nucleares persas (3). En el Estado judío, en efecto, las elecciones generales del 22 de enero verán probablemente la victoria de la coalición ultraconservadora que reforzará al primer ministro Benjamín Netanyahu, partidario de bombardear cuanto antes Irán.
Ese ataque no puede llevarse a cabo sin la participación militar de Estados Unidos. ¿Lo aceptará Washington? Es poco probable. Barack Obama, que toma posesión el 21 de enero, se siente más seguro después de su reelección. Sabe que la inmensa mayoría de la opinión pública estadounidense (4) no desea más guerras. El frente de Afganistán sigue abierto. El de Siria también. Y otro podría abrirse en el norte de Malí. El nuevo secretario de Estado, John Kerry, tendrá la delicada misión de calmar al aliado israelí.
Entretanto Obama mira hacia Asia, zona prioritaria desde que Washington decidió la reorientación estratégica de su política exterior. Estados Unidos trata de frenar allí la expansión de China cercándola de bases militares y apoyándose en sus socios tradicionales: Japón, Corea del Sur, Taiwán. Es significativo que el primer viaje de Barack Obama, depués de su reelección el pasado 6 de noviembre, haya sido a Birmania, Camboya y Tailandia, tres Estados de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN). Una organización que reúne a los aliados de Washington en la región y la mayoría de cuyos miembros tienen problemas de límites marítimos con Pekín.
Los mares de China, que designará a Xi Jinping presidente en marzo próximo, se han convertido en las zonas de mayor potencial de conflicto armado del área Asia-Pacífico. Las tensiones de Pekín con Tokio, a propósito de la soberanía de las islas Senkaku (Diaoyú para los chinos), podrían agravarse después de la victoria electoral, el pasado 16 de diciembre, del Partido Liberal-Demócrata (PLD) cuyo líder y nuevo primer ministro, Shinzo Abe, es un “halcón” nacionalista, conocido por sus críticas hacia China. También la disputa con Vietnam sobre la propiedad de las islas Spratley está subiendo peligrosamente de tono. Sobre todo después de que las autoridades vietnamitas colocaran oficialmente, en junio pasado, el archipiélago bajo su soberanía.
China está modernizando a toda marcha su Armada. El pasado 25 de septiembre lanzó su primer portaaviones, el Liaoning, con la intención de intimidar a sus vecinos. Pekín soporta cada vez menos la presencia militar de Estados Unidos en Asia. Entre los dos gigantes, se está instalando una peligrosa “desconfianza estratégica” (5) que, sin lugar a dudas, va a marcar la política internacional del siglo XXI.

(1) Léase el dossier “France and the euro. The time-bomb at the heart of Europe”, The Economist, Londres, 17 de noviembre de 2012.
(2) En Irán, el presidente no es el jefe de Estado. El jefe de Estado es el Guía Supremo, elegido de por vida, y cuya función ejerce actualmente Alí Jamenei.
(3) Léase, Ignacio Ramonet, “El año de todos los peligros”, Le Monde diplomatique en español, febrero 2012.
(4) The New York Times, Nueva York, 12 de noviembre de 2012.
(5) Léase Wang Jisi y Kenneth G. Lieberthal, “Adressing U.S.-China Strategic Distrust”, Broo¬kings Institution, 30 de marzo de 2012. www.brookings.edu/research/papers/2012/03/30-us-china-lieberthal

Paco Ibáñez, ciudadano del mundo

Declaraciones de Paco Ibáñez, ciudadano del mundo desde la comprensión amplia y profunda de un corazón apasionado de la vida, de la integridad del ser y de la coherencia del hacer.

Paco Ibáñez a una TV argentina:

“Catalunya vol ser lliure; doncs que siguin el que ells diguin, el que ells vulguin… Com pots impedir a un poble que sigui el que vol ser? Els argentins éreu espanyols, oi? I ho vau deixar de ser, oi?”

Andrés Ortiz-Osés. Filosofía y Cristianismo

Andrés Ortiz-Osés. Filosofía y Cristianismo
Extraído de publicación realizada el jueves, 03 de Enero de 2013 11:48 Javier Otaola

Entrevista a Andrés Ortiz-Osés
Javier Otaola – Conocí a Andrés Ortiz-Osés allá por los 70 del siglo pasado como oyente en sus clases magistrales de Antropología filosófica en la Universidad de Deusto donde se ha desempeñado hasta su jubilación como titular de la cátedra de Filosofía. Desde entonces le he leído y le he seguido porque he encontrado en su pensamiento y en su trato una inspiración constante. Recuerdo como luminosas y conmovedoras tres de sus conferencias a las que he tenido el privilegio de asistir, una sobre el “Simbolismo del Laberinto” —con la Asociación Anaitasuna Iradier—, “Masonería y hermenéutica” en la Universidad Internacional de Andalucía en la Rábida y otra sobre “La Catedral, como matriz/cueva/oquedad del Sentido” en la Fundación Catedral Santa María de Vitoria-Gasteiz.
Nacido en Tardienta en 1943, Andrés Ortiz-Osés a mi juicio es uno de los grandes en esto del pensamiento filosófico en España, y siempre es apasionante escucharle. Estudió Teología en Comillas y Filosofía en Roma. Dice con frecuencia que sus dos grandes suertes en la vida han sido estudiar en Innsbruck y dar clases en la Universidad de Deusto.

Ha colaborado con el Círculo de Eranos, inspirado por Jung, y del que han formado parte intelectuales como Karl Kerenyi o Mircea Eliade. Ha mantenido una larga amistad intelectual con Raymond Pániker, ha organizado múltiples encuentros filosóficos en Deusto con grandes autores, destaco algunos tan importantes como Paul Ricoeur o G.Vattimo. Está considerado el fundador de la hermenéutica simbólica. [1]
Ha publicado una treintena de libros, entre los que destacan ‘Antropología
hermenéutica’, ‘El matriarcalismo vasco’, ‘Metafísica del sentido’, ‘La herida romántica’, ‘Las claves simbólicas de nuestra cultura’ o ‘Antropología simbólica vasca’, ha dirigido junto con el profesor Patxi Lanceros el imponente Diccionario de Hermenéutica, y tiene además una rica obra aforística. He tenido el honor de publicar con él un libro conjunto Masonería y hermeútica. Un mundo problemático. Madrid 2011
Andrés Ortiz-Osés es filósofo, cristiano y católico [2], abierto a un ecumenismo afectuoso e inteligente, participó conmigo en un culto anglicano el día 9 de diciembre de 2012, en Zaragoza precisamente en la parroquia de San Andrés, su Santo homónimo, y ha manifestado su deseo de colaborar con el diaconado de la parroquia.
Andrés ha tenido a bien contestar a una serie de preguntas algunas personales, otras filosóficas, que le he hecho para su publicación en la Revista [3] de la Iglesia Española Reformada Episcopal y nos ha ofrecido como colofón y epílogo de sus respuestas un poema suyo inédito a Cristo crucificado.
viernes 28 de diciembre de 2012
Cuestionario para una entrevista a Andrés Ortiz-Osés.
1.- Un viejo adagio gremial dice que “lo que hacemos nos hace”, a lo que tu añadiste en una ocasión que “lo que deshacemos nos deshace”: ¿qué cosas has hecho y has deshecho a lo largo de tu vida que han terminado perfilando lo que eres?

— Me he hecho persona y filósofo al asumir la libertad suficiente para sobrevivir, pero no la suficiente para vivir existencialmente. Vivir existencialmente es convivir radicalmente, y yo he tenido que reprimir/oprimir ciertos aspectos de mi personalidad que chirrían con el contexto tradicionalista, dogmático y cerrado de mi entorno español y eclesiástico, aunque sé bien que en otros lugares sería peor. Así que he hecho cosas que me han hecho y he hecho cosas que no me han rehecho, aunque no me hayan llegado a deshacer. Son las cosas que tienen que ver con esa falta de libertad que comentaba, y que tiene que ver con la Inquisición y el dogmatismo como trasfondo (in)cultural. Dicho en cristiano, me he resentido por la falta de libertad de conciencia y de expresión, aun reconociendo los grandes avances efectuados democráticamente en España y en el mundo.

2.- El filósofo italiano G. Vattimo con el que has compartido coloquios, ha practicado una visión muy crítica de la Iglesia Católico-Romana, especialmente de su jerarquía, al mismo tiempo que ha practicado una especie de “cristianismo filosófico” que se puede resumir en su frase.: “La hermenéutica, en su sentido más radical, no hace más que desenvolver la maduración del mensaje cristiano”. En su libro “La edad de la interpretación”, que forma parte del volumen El futuro de la religión (Paidós), llega a decir: “Nuestra cultura no tendría sentido sin el cristianismo”, al mismo tiempo que anuncia un tiempo post-cristiano. ¿Qué significa post-cristiano en este contexto? ¿Debe perecer la Cristiandad –estructura de poder- para que sea posible el cristianismo –fe personal- ?

—Tanto Vattimo como yo mismo somos cristianos y católicos, pero al mismo tiempo críticos y filosóficos. Nuestra filosofía está teñida por la cultura y el culto cristiano, e incluso proyectamos una especie de filosofía cristiana o cristianismo filosófico. Pero al respecto necesitaríamos un contexto más abierto y cultural en la Iglesia y en la sociedad, ya que a la cerrazón eclesiástica se une la cerrazón laical en una incomunicación del clericalismo y del anticlericalismo. Más allá de semejante incomunicación hay que propugnar un ecumenismo cristiano y religioso, filosófico y cultural, un diálogo universal y una comunicación de los diversos en una concepción humanista o humanitaria que no bloquee al hombre sino que lo desbloquee.
2b.-¿Qué significa hoy en nuestra sociedad post-moderna, pluralista, fragmentaria, fuertemente secularizada la presencia histórica y cultural del cristianismo en sus diferentes versiones? ¿Hasta qué punto esa presencia cultural facilita o dificulta la vivencia del cristianismo como confesión de fe?

—Yo pienso que la genialidad del cristianismo es su apertura ad extra, su extraterritorialidad frente a todo concentracionismo dogmático y a toda identidad fundamentalista, lo cual no deja de resultar paradójico tras conocer su historia. El cristianismo es Cristo, y Cristo es universal o, mejor dicho, unidiversal. El cristianismo debe significar ante todo una actitud o talante de humanización, ya que la Encarnación cristiana se traduce como humanización de Dios en el mundo. Ser cristiano es ser encarnatorio, y ser encarnatorio es ser asuntivo y realizativo, abierto y proyectivo, comprensor y mediador de todo lo humano y de toda humanidad.
Pero la institucionalización del cristianismo ha resultado apergaminada y clerical.

3.- ¿Qué aporta la mirada hermenéutica a nuestro talento para vivir la vida? ¿Qué clase de talento nos ayuda a alcanzar una felicidad razonable?

—Junto al talante religioso apuntado más arriba, de signo positivo, la hermenéutica nos aporta un talento más crítico o corrosivo, como corresponde a su naturaleza filosófica. La hermenéutica, como decía el amigo P.Ricoeur, es hermenéutica de la sospecha, porque observa en el mundo mucha palabrería y cuento, mucho idealismo falso, mucha mentira y corrupción. Frente a esta realidad ideologizada, la hermenéutica realiza una crítica de toda ideología en nombre no de las meras ideas especulativas, sino del lenguaje como razón encarnada o logos interhumano que articula y apalabra lo real humanizándolo. La hermenéutica es una filosofía humanista que busca un acuerdo, consenso o consentimiento de abajo arriba, y no de arriba abajo, de un modo inmanente y no trascendente o absoluto, intersubjetiva o relacionalmente, dialógica y no impositivamente, democráticamente o coimplicativamente. De aquí que la felicidad hermenéutica pueda describirse como una felicidad basada en la libertad de conciencia o interpretación y en la liberación de dogmatismos, en la autoafirmación del hombre con el hombre y no contra el hombre, en lo que podríamos denominar el expresionismo existencial del hombre.

4.- Tengo la impresión de que vivimos un tiempo de crisis de la religión institucional y jerárquica, lo que sin embargo es compatible con el crecimiento de una espiritualidad difusa y anárquica. ¿Es una impresión acertada a tu juicio?

—Amigo Javier, tu impresión es la expresión de la realidad contemporánea. Nuestras iglesias están bastante vacías de personas porque están vaciadas de espíritu anímico o alma. Hay una crisis de la religión instituida o institucional de carácter rutinario (la rutinización del carisma, como decía Max Weber), pero la solución no está en una huida a un trascendentalismo espiritualista que se diluye deletéreamente, aunque algo es algo. Yo pienso que la auténtica necesidad actual no es de la corporación eclesiástica ni del espíritu espiritualista, sino del alma o ánima, de la afectividad y la afección, del sentimiento y del corazón. La actual desafección del personal por la religión se debe a que hay un divorcio entre la vivencia o experiencia vital y amorosa de la gente y la visión eclesiástica conservadora de la existencia y del amor, los afectos y la sexualidad. En ello las Iglesias reformadas llevan una trayectoria mucho más abierta que la Iglesia católica, pero aún así hay una retirada de la religión externa a una religiosidad interna o interior, porque la formulación oficial del cristianismo católico o incluso reformado pertenece a un paradigma pre-moderno, y estamos en la posmodernidad, aunque a mí me interesa más la intramodernidad, o sea, una modernidad vuelta al interior del alma o sentido interior, al corazón como “co-razón” de nuestra propia razón.

5.- Por tu formación alemana has conocido más de cerca el pensamiento teológico protestante de raíz luterana y reformada, pero ¿qué visión tienes de la tradición anglicana que se ve a sí misma como una vía media entre el protestantismo y el catolicismo-romano?

—Como siempre, todo tiene ciertas ventajas e inconvenientes que habría que conjugar, por eso lo bueno sería un ecumenismo consecuente. La ventaja del catolicismo es la unidad y la asunción de cierta religiosidad pagana tal y como se muestra en su santoral y folklore. Por su parte, la ventaja del protestantismo luterano está en su libertad de conciencia y en su versión interiorizadora de la Biblia. Finalmente la tradición anglicana parece más medial y pragmática, de acuerdo con la idiosincrasia inglesa. Habría que buscar un encuentro que propiciara la unidad católica y la pluralidad reformada, la tradición y la (pos)modernidad.

6.- ¿De todas las tradiciones espirituales, ¿cuál es la que tiene una visión más amplia y completa de la libertad?

—Quizás no hay ninguna que poses esa especificidad, la cual se basaría en la concepción de un Dios como abertura o apertura, y no como cerrazón u obturación de su propia creación. Teilhard de Chardin ha aportado visiones decisivas al respecto, pero la ortodoxia denegó su pensamiento. Necesitamos un Dios heterodoxo respecto a las ortodoxias oficiales de sus propias Iglesias, un Dios no proyectado a imagen y semejanza del gran Dictador, sino un Dios que muere a su vieja deidad, Logos de amor crucificado, y finalmente un Dios-silencio (típico de la religiosidad oriental).

8.- Decía la reina Isabel I, quien consolidó la implantación del protestantismo en el siglo XVI en la Gran Bretaña y de ahí en todo el mundo anglosajón, que en materia de cristianismo lo esencial era Cristo, y que lo demás no era sino detalle. ¿Qué sería al día de hoy ese contenido esencial y cuáles serían los detalles?

—Como afirmó Romano Guardini, el cristianismo es Cristo, aunque es una definición demasiado tardía del catolicismo respecto a los reformados. En efecto, el cristianismo es Cristo, el cual es la humanización de Dios. Pero aquí hay una paradoja: mientras que Cristo humaniza a Dios, la Iglesia diviniza a Cristo (un matiz nada secundario, como ha estudiado el teólogo jesuita José María Castillo).Todo lo demás son efectivamente detalles y accidentes, aditamentos del hombre al mensaje encarnado por Jesús, el cual es la clave de bóveda del cristianismo. Una clave de bóveda que no puede quedar como un motor inmóvil, sino como un motor móvil frente a todo sectarismo.

9.- Dice el filósofo Fernando Savater que en nuestro tiempo “tener fe no es tanto creer sin haber visto, sino creer después de todo lo que hemos visto”. Por su parte, Benedicto XVI ha dedicado este año a la Fe, ¿cómo podemos asumir la fe de una manera sincera y madura a la altura de los tiempos?

—Después de visto lo visto la visión de Dios resulta enturbiada por una realidad problemática no solo a nivel físico sino metafísico, a nivel real y simbólico, a nivel humano y extrahumano. Después de los descubrimientos de la nueva física cuántica, cierta vieja visión del Dios tradicional resulta ridícula, impúdica e infame. De repente el mundo se ha desorbitado con la aparición de un universo gigantesco, al tiempo que la vieja creación está inhabitada de una complejidad descomunal. Hay que revisar la noción de Dios tanto a nivel macroscópico como microscópico, a nivel interestelar como a nivel familiar o casero. Dios ha dejado de ser ingenuo para convertirse ya no en un ingeniero mecánico sino en un ingenio cuántico, si es que realmente existe como tal. Pues los creyentes creemos en Dios, pero no sabemos si realmente existe (al menos como nos lo imaginamos).
10.- Desde la perspectiva de tu experiencia y de tu edad, a qué das más valor: ¿al éxito personal o al éxito profesional? ¿En realidad existe algo que podamos llamar éxito? ¿No es paradójicamente el mensaje cristiano una exaltación –como decía Nietzsche- de todo lo fracasado: los pobres, los que lloran, los perseguidos, los hambrientos…?

—Amigo Javier, aquí vuelves a dar en el clavo y en la clave de la auténtica filosofía cristiana. Esto del éxito es una melopea para tontos y sin éxito, para faltos de éxito que sueñan con emular a los exitosos miserables que nos rodean vergonzantemente, hasta que algunos lo alcanzan y lo sufren. Pero en este cutre mundo el éxito consiste en asumir el fracaso existencial simbolizado por la muerte. Por eso el cristianismo resulta al respecto no solo una religión, sino también una filosofía radical y fundacional. Pues el sentido de la existencia es la coexistencia compartida y compasiva, como han predicado Jesús y el Buda especialmente, ayudarnos interhumanamente a sobrevivir y morir humanamente.
11.- ¿Qué aspiraciones te quedan por cumplir?

—Todas y ninguna. Ninguna porque toda aspiración acaba con la expiración mortal, y uno toma conciencia de la futilidad de casi todo. Todas porque la vida es una existencia abocada a un abismo que no te permite volarlo ni sobrevolar el mundo. Pero hablando más sencilla y filosóficamente mi gran aspiración, mi mayor aspiración, es la de descansar en paz, el descanso eterno y la paz perpetua cantada impecablemente por la vieja liturgia: requiem aeternam dona eis Domine, et lux perpetua luceat eis.

12.- ¿Qué persona(s) han sido intelectualmente más importantes en tu vida y por qué?

—Una pregunta imposible, pero recopilo: mi madre por su amor, mi padre por su energía y mi tío canónigo por su cultura. Mis padres doctorales E. Coreth y G. Griesl, y a nivel propiamente intelectual Laozi, Sócrates y Jesús, Nietzsche, Jung y Heidegger, Gadamer y Durand. Pero me dejo en el tintero mis amistades que, como decía Aristóteles, son lo más necesario de la vida, y aquí me vuelvo a Austria, Portugal, Taiwan y el País Vasco.

13.- ¿Qué papel le corresponde –a tu juicio- a la mujer en el seno de la Iglesia? ¿No es paradójico que en seno del catolicismo-romano y en la ortodoxia, Iglesias que reconocen a María -mujer y madre- una posición singular en la Redención, por su proximidad a Cristo, sin embargo no se permita a las mujeres acercarse al Altar?

—Sí, esta es una de tantas paradojas religiosas y eclesiásticas. La razón estaría en el patriarcalismo tradicional, pero también curiosamente en que la mujer –las mujeres- han formado la parte más esencial o intrínseca de las religiones y del cristianismo, hasta el punto de ser calificado este como la religión de las mujeres. Sin embargo, a nivel oficial la cosa cambia debido al tema estupefaciente –estúpidofaciente- del poder masculino, que considera deficiente a la mujer al respecto. De todas formas, pienso que la única salida nueva o novedosa a la crisis de la religión y de las religiones es la entrada de la mujer masivamente a la dirección. Pero la entrada masiva de la mujer es también la clave para la posible solución de la crisis global que padecemos, ya que lo que ha hecho el hombre varón es estabilizar un modelo heroico-competitivo de capitalismo que ha desestabilizado el mundo entero. La única revolución pendiente y relevante es la revolución de la mujer con sus específico carácter, talante y talento: la cual está áun por ver y evaluar, ya que ello conlleva un resurgimiento del “ánima” (la animadidad femenina) capaz de compensar la prepotencia del “ánimus” masculino y su animosidad o belicosidad.
Epílogo poemático.-
Pendiente
AOO
Clavado en cruz gamada y amarrado
por clavos inclementes sin pretexto
duermes la muerte, Cristo, sin denuesto
mientras se aleja aquél que tú has amado.
Absorto está tu cuerpo derramado
por el espacio yerto como un texto
que impregnado de un nuevo manifiesto
se hace biblia nacida del costado.
Abierto estás, Señor, y aporticado
cubierto estás, Señor, sin que haya resto
de iniquidad al que no estés expuesto
ni de equidad o amor no condonado.
Sólo mi amor resiste a tu contrato
sólo mi desamor busca un contexto
para poder vagar aún un buen rato.
Espérame, Señor, que cierro el trato
pues que la vida que amo yo detesto
y prefiero morir justo a tu lado.

________________________________________