Ignacio Ramonet en Catalunya Ràdio

El día 17 de octubre, en Catalunya Ràdio, en el programa MCR (Matins de Catalunya Ràdio de Manuel Fuentes)  ser realizó una entrevista a Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique en español.
Os pasamos el enlace para que la podais escuchar.
Vale la pena.

Ecosol i Firasesc

Interessant Notícia per la Esperança! 

ECOSOLS, una nova moneda i un altra forma de viure i d’entedre la vida.

A la imaginació al poder dels anys 68 agafa el relleu LA IMAGINACIÓ AL FER…!

Us recomano visiteu aquest enllaç a la pàgina de la fira d’economia solidària: http://www.firaesc.org/

Alícia contenta!

Jornada d’Interès: Noves formes de lideratge: què aporten les dones a les organitzacions socials i empresarials?

La xarxa de Dones Directives i Professionals de l’Acció Social us convida al diàleg:
Noves formes de lideratge: què aporten les dones a les organitzacions socials i empresarials?


Amb ponències de:

  • Sara Berbel, Doctora en Psicologia Social i experta en polítiques d’igualtat de gènere
  • Sílvia Requena, Advocada i professora de Dret

Podeu visualitzar la convocatòria a http://donesdirectives.files.wordpress.com/2012/10/convocatoria-1r-dialeg-ddipas_lideratge-femeni_291020121.pdf

Aforament limitat. Es prega inscripció al formulari que trobareu al blog: http://donesdirectives.wordpress.com/

Data: 29 d’octubre de 2012

Lloc: Pati Llimona · Sala Maragall
Regomir, 3 · 08001 BCN
Hora: 19 hores

Hécate, la deesa de la saviesa psíquica i intuitiva

HÉCATE LA DEESA DE LA SAVIESA PSÍQUICA I INTUITIVA.

Crec, que en aquests moments d’incertesa i de canvis, un exercici per retrobar-nos amb nosaltres mateixes podria ser, entre d’altres coses, fer una passejada pels arquetips. Qui sap, si així, si els fem un pèl nostres, ens podran donar una mica de llum i potser retrobar-nos  per espais simbòlics que teníem oblidats.

D’arquetips en podem desempolsar molts, però en aquest moment em ve al pensament la deessa Hécate, potser perquè en una de les seves representacions se’ns diu que era la deessa de les cruïlles, territori que fins que no es fa habitable no es transforma en “món”. Hécate, per estar en l’encreuament de camins pot mirar al passat, al present i al futur. És potser en aquest punt on ens pot fer reflexionar i potser, fins i tot, ens podria fer canviar alguna cosa.

La saviesa d’Hécate procedeix de la experiència, ofereix la intuïció per percebre els camins que ja hem recorregut i meditar sobre les possibilitats del nou camí que hem de començar. Al principi és un terreny desconegut, és el territori sense ocupar. Al ocupar-lo, al instal·lar-nos en ell, Hécate ens empeny cap endavant. És llavors quan la deessa es manifesta de manera triple: Donzella, Mare i Vella. Donzella per tot lo nou que tenim al davant, Mare, com a transmissora de coneixement i Vella, com experiència de camins ja recorreguts.

Posades a reflexionar, també ens podríem situar en el passat de la Deessa Mare esborrada de l’antiga cosmologia que proclamava la unitat i regeneració inesgotable dels poders de la natura.

En els anys 3000 a 1250 AC. Període que els arqueòlegs anomenen l’Edat de Bronze, la deessa mare del centre d’Europa i del pròxim Orient perd el seu lloc com a divinitat de les forces que donen vida a l’Univers. Els múltiples poders més concentrats en la seva efígie grandiosa es comencen a repartir en altres deus i deesses, o en els seus fills i filles. La causa d’aquests canvis va ser la irrupció dels pobles aris i semites, tribus nòmades i guerreres, portadors de tradicions diferents a la dels pobles sedentaris. Des del començament del segle IV ac. onades de grups aris baixen de les planícies d’Europa Central i del sud de Rússia i envaeixen les terres d’Anatòlia, Mesopotàmia, Grècia i la vall del Indo. Al mateix temps tribus de pastors i guerrers semites provinents del desert Siri es mouen cap a Mesopotàmia.

Els Aris eren una societat de guerrers. Havien après a domesticar el cavall i van inventar el carro de rodes lleuger propulsat per la força animal, una màquina de guerra que va sembrar el terror a llogarrets i agricultors. Aquests canvis en l’escenari polític van ser seguits per altres no menys pertorbadors, en el sentit dels deus i dels seus cultes cosmogònics. Arreu, tant en Egipte, com a Sumèria o en la conca del Mediterrani, les antigues deesses cedeixen el seu lloc a deus i cultes masculins. Els llogarets es converteixen en ciutats i aquests en Estats governats per un rei amb poders il·limitats, el culte religiós es converteix així en un culte estatal, centrat en la glorificació del rei.

S’inventen llavors nous mites de creació en els que el déu pare usurpa el lloc que abans tenia la deessa mare. A Sumèria i Egipte apareixen cosmogonies que en lloc d’atribuir la creació del món a l’antiga deessa mare, introdueixen un déu creador que divideix l’ancestral unitat còsmica en dues meitats: terra i cel. Aquest model serà la base de posteriors mites de creació que expliquen la història d’un cosmos dividit en tres plans horitzontals: inframon, superfície terrestre i cel, i orientat cap a quatre punts cardinals (Baring i Cashford 1993 153-154; Bennefoy 1992 (citades per Enrique Florescano).

Amb la fúria dels ideòlegs conqueridors, els sacerdots i els pobles invasors van destruir les adoracions de la deessa mare i en el seu lloc van posar altars dedicats a lloar divinitats masculines.

Si reflexionem amb aquest passat que ens ha portat fins on estem, potser el nou camí que tenim al davant, podrà  ser diferent.

Maria Silvestre i Albert

Barcelona, 22 d’octubre de 2013

 

Feminizacion de la sociedad

ADJUNTAMOS ESTE INTERESANTE ARTICULO TAMBIÉN EN LA LINEA DE AQUELLO QUE VENIMOS HACE TIEMPO PROMOVIENDO EN RELACIÓN  A LA NECESIDAD DE Feminización de la sociedad” DESDE LES PRIMERES JORNADES DE MAÇONERIA FEMENINA REALIZADAS EL 2007 EN EL PALAU CENTELLES DE BARCELONA Y EN LAS JORNADAS DEL CLIMAF (Comité de Ligazón Internacional de Masonería Femenina) DE 2010, REALIZADAS EN EL CENTRO FRANCESCA BONNEMAISON DE BARCELONA.

Aquest és l’enllaç a l’article de La Contra de La Vanguardia :

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20121017/54352640056/la-contra-elisabeth-josephs-serra.html

 

Tesxt de l’article:

Elisabeth Josephs-Serra, maestra de una antigua danza tántrica para mujeres

Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet

“Los hombres temen a las mujeres”

17/10/2012 – 00:00

——-

Tengo 54 años. Nací en Barcelona y vivo entre la Costa Brava y Devon (Inglaterra). Casada, tengo dos hijos. Soy máster en Psicosíntesis. Es necesaria una política que una y no que separe. He tenido muchas creencias y lo que me queda es la experiencia, esa es mi guía

——

La chamana

Su propia búsqueda de sentido la llevó por diversas sendas, desde los estudios más formales en psicoterapia hasta pasar diez años en India como alumna de varios maestros. Comprendió que el problema era la manera de mirar: “Toda nuestra educación está enfocada sólo hacia lo externo. Honro profundamente a los hombres, pero no al patriarcado: una manera de interpretar nuestra existencia. Debemos aprender a pensar de forma visceral y llevar nuestros pensamientos al corazón. Todos somos nutridores cuando nos abrimos a lo femenino, pero debemos empezar nosotras”. Ejerce de chamana trabajando con grupos de mujeres. El 26 de octubre dará una charla en Barcelona (alquimiasocial.com).

Qué nos pasa a las mujeres?
Que hemos perdido nuestro auténtico poder. Durante milenios hemos seguido el modelo de la sumisión.

Eso ya pasó.
Estamos en el mundo cultural, económico y político, pero imitando y actuando desde el poder reconocido, que es el inmaduro masculino.

Defíname inmaduro masculino.
En su necesidad de dominar y controlar, consecuencia del miedo que surge de la desconexión de su femenino -que es la tierra, lo intuitivo, el cuerpo emocional, lo profundo, lo sagrado…-, ha despreciado la conexión con los sentimientos y las emociones. Los hombres temen a las mujeres porque temen su propio femenino.

Ahora muchos hombres son tiernos y se ocupan de su hogar.
La época moderna desacredita al macho. La mujer se ha masculinizado y el hombre se ha feminizado, pero su modelo es el del niño tierno, no el del hombre que cuida.

¿Nadie está en su lugar?
Hace milenios que no experimentamos el auténtico arquetipo masculino y femenino en su madurez. El sufrimiento que estamos viviendo (crisis económica, ecológica, política, social…) se debe a la imposibilidad relacional entre lo femenino y lo masculino.

Hábleme de ese femenino maduro.
El poder femenino auténtico se consigue a través de la reconexión y el despertar del útero. En las antiguas tradiciones, las mujeres sabían que su útero era su centro de poder creativo a todos los niveles.

¿Dónde nos coloca esa desconexión?
Actuamos con miedo, y desconocemos nuestro verdadero poder erótico y sensual. Si no estás anclada, eres como una cometa a la deriva, y eso nos deja en una situación de sumisión o de rebeldía ante el poder masculino inmaduro. Al no estar enraizadas, nos sentimos inseguras y mantenemos la falsa creencia de que necesitamos pertenecer a un hombre para ver en él el reflejo del amor que somos.

Queremos que nos quieran, lógico.
¿A qué precio?…, acallando las emociones. La cultura patriarcal ha desacreditado el poder femenino. La menstruación se ha visto como algo impuro que las propias mujeres esconden, cuando en realidad es la sangre de la vida, no está relacionada ni con la enfermedad ni con la muerte. Mediante ese proceso cíclico -preovulación, ovulación, premenstruación y menstruación- se accede a los auténticos arquetipos femeninos.

¿De qué se trata?
El ciclo femenino equivale a las cuatro estaciones, que son el proceso de muerte y resurrección. No puede haber creación sin muerte. Si las mujeres entráramos en la sabiduría innata de nuestros cuerpos, sabríamos que durante la premenstruación y la menstruación nos liberamos de nuestras sombras, lo que nos permite crear desde una nueva perspectiva. Es como una desintoxicación física y psíquica.

¿Y qué ocurre con las mujeres que no tienen útero o están en la menopausia?
Durante los años fértiles las mujeres vivimos en un estadio de aprendizaje de nuestro poder. Cuando llegamos a la menopausia somos ese poder: la mujer sabia, la bruja.

A la que se teme y se aparta.
Como mujeres estamos condicionadas a temer mostrar nuestro auténtico potencial (a menudo inconscientemente) para no herir al hombre y que nos abandone o agreda. Y físicamente nos sometemos a una crueldad de belleza (operaciones estéticas y demás) para aparentar eterna juventud, una falsa imitación de la auténtica belleza.

¿Cuál es esa auténtica belleza?
La fuerza del amor es lo que irradia una mujer cuando está conectada con el latido de su útero y que, independientemente de la edad, la hace permanecer jugosa y sensual.

¿Jugosas y sin un hombre al lado?
Sin un hombre al lado ya lo estamos aunque tengamos maridos, novios y amantes. Recuperar el poder femenino es la llave para salir del aislamiento colectivo.

¿De qué poder me habla?
Del amor bien entendido: intuitivo, erótico, tierno y feroz, a través del cual el hombre podrá verse reflejado y recuperar su dignidad y presencia; únicamente desde ahí se puede establecer el puente creativo y alquímico que auténticamente hay entre los dos.

Eso de amor feroz suena agresivo.
Es eso que tanto temen los hombres, esa necesaria furia femenina que dice las verdades, que reta a la masculinidad inmadura fruto del miedo a su propio femenino. Ese miedo, que los desconecta de las emociones y los deja en el mundo de las ideas, los despoja de su dignidad y los llena de vergüenza y culpabilidad por estar utilizando un poder que no está al servicio de la vida.

¿Cómo conectar con nuestro útero?
Poniendo la atención en esas partes (útero y vagina) abandonadas a la ciencia y al hombre, entramos en una maravillosa aventura de despertar de lo que ya intuíamos.

¿Pero cuál es la vía?
Para mí, la vía más rápida es a través de una danza que nos conecta al movimiento espiral y cíclico del universo, y que nos permite conectar con nosotras mismas y poseer la sabiduría necesaria en cada momento. La observación de nuestro proceso cíclico nos permite despertar los arquetipos femeninos y sanar la herida y la desconfianza entre nosotras herencia del patriarcado.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20121017/54352640056/la-contra-elisabeth-josephs-serra.html#ixzz29vzv7W6F
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Crónica del Levantamiento de la R.·.L.·. Clara Campoamor

Crónica del Levantamiento de Columnas de la R.·.L.·. Clara Campoamor

El día 6 de Octubre de 2012, se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, la ceremonia de Levantamiento de Columnas o inauguración de una nueva Logia de la Gran Logia Femenina de España, bajo el nombre de Clara Campoamor, en recuerdo de aquella gran mujer, feminista y masona, que consiguió un hito para nosotras, acceder a la democracia y al voto femenino.

A la ceremonia y posterior ágape, asistieron unos 180 hermanos y hermanas de las cuatro Organizaciones masónicas que componen el EME ( Espacio Masónico de España): Gran Logia Simblica de España, Federación Internacional del Derecho Humano, Gran Oriente de Francia y la Gran Logia Femenina de España, en represenatción de la masonería adogmatica y liberal de nuestro pais.

El calor fraternal con el que fueron recibidas las hermanas de este nuevo taller no se olvidará en mucho tiempo, les dieron fuerza para este bonito camino que emprenden con alegría e ilusión, ya que el camino es duro y sobre todo en los tiempos actuales donde nuestros valores de Libertad Igualdad y Fraternidad, estan siendo golpeados insensiblemente por los agentes sociales avalados por el capitalismo y la mala gestión.

La unicidad del sentir espiritual: Por la senda del conocimiento

Zulma Reyo  (creadora del concepto de auto crecimiento Alquimia Interior y su aplicación en la vida diaria, escritora. Últimamente ha publicado  La mujer Interior ), con motivo de los seminarios que impartió la kabbalista Kareng Berg en Mallorca, ha publicado en su bloc, este escrito en el que aclara  algunos conceptos en los que no está de acuerdo:

LA MUJER Y LA CABALA

Con motivo de la visita de la Sra. Karen Berg a la isla de Mallorca y habiéndose divulgado alguno de sus escritos, he recibido muchas preguntas de parte de mis estudiantes. Entre los mismos han surgido dudas ante algunos de los conceptos presentados y atribuidos a la cábala.

Sin pretender juzgar la obra de la cabalista, con quien concuerdo en muchos instantes, me refiero a unos cuantos puntos que se destacan en la presentación de su trabajo

Para ser coherente con mis enseñanzas de tantos años, en particular deseo aquí estipular algunas aclaraciones, especialmente sobre el camino espiritual de la mujer, ya que difiero en este tema con el abordaje de la Sra. Berg.

Los que por primera vez se dirigen a un tema espiritual escuchan ávidamente a las instrucciones y revelaciones ofrecidas por un maestro, y lo toman por verdad absoluta. Mi intención en este escrito es presentar mis divergencias, dejando al lector con una posibilidad de otra perspectiva.

La Cábala ofrece un diagrama cosmológico de la creación. Abraza todo desde el ser humano común y corriente hasta el universo. Existió desde épocas antidiluvianas. El judaísmo fue solo una de las corrientes que preservó algunas enseñanzas de esa época refinada espiritual y culturalmente, con sus interpretaciones, claro.

En la tangente egipcia, la misma enseñanza adquirió otras tonalidades, así como en otras partes del mundo, inclusive en lo que hoy en día son las tres Américas. Partiendo de un principio único, cada una recalcó más, o menos, el principio de dualidad inherente en la materia adaptándolo a su entendimiento y a sus necesidades socio-culturales. Hoy en día “misteriosamente” aparecen múltiples religiones y tradiciones esotéricas, sin que muchos se percaten de que era, es y será siempre una Unidad. Para el ser humano es la experiencia de una totalidad inconcebible para la mente, el regreso a un estado de puro indisoluble espíritu en esa totalidad.

La única dualidad existe en la materia y la mente que la trata, en nuestro mundo, en nuestro género, en la manera de percibir e interactuar con el mundo y todo lo relacionado a lo físico. Ni el alma, ni el espíritu poseen polaridad hasta alcanzar el plano material. Esto es un punto especialmente importante al abordar cualquier comprensión del mundo espiritual.

El alma no está bajo control de la voluntad personal. No es el alma la que “alcanza su propósito“; en realidad es la personalidad la que alcanza la promesa perenne del alma.

Igual que ha ocurrido con la experiencia humana de lo divino, o del Absoluto, ocurre aquí. Se interpreta. Se trae al nivel de nuestro entendimiento. Así, se personifica la abstracción, se proyecta lo conocido sobre lo desconocido. Se le atribuyen características físicas a conceptos inmateriales. En palabras que todos entienden, los comerciantes se valen de las emociones, de la sexualidad y del género para explicar lo que es el alma. A nivel de alma no hay polaridad.

No hay mayor obstáculo que las creencias cristalizadas. ¿Qué es la “purificación” que alcanza el alma que ya es pura? ¿Qué es lo que pasa por ser “las almas gemelas” si no más del mismo romanticismo de siempre?

Para muchos a cábala es una religión con leyes y obligaciones. Se convierte en religión el momento que interpreta e impone reglas. Esto no es lo que se supone sea. Es una filosofía que se basa en un símbolo, la diagramación de los “sephirot” (esferas o mundos) y los niveles de manifestación que forman un holograma vivo. Lo trascendente es algo a ser vivido. Cualquier discusión, como cualquier regla, nos obliga a quedarnos en la periferia.

El estudio de la cábala por los eruditos en la tradición judía, así como el análisis detallado de leyes y dichos dentro de tantas religiones, no podría jamás alcanzar la experiencia del portal multidimensional que conlleva a la unidad. Infelizmente, pocos se interesan por la experiencia y muchos por la información. Por lo tanto, los sacerdotes que siempre han querido hacer negocio, crean una épica que envuelve recetas, sexo, y por supuesto importancia personal.

El misticismo hebreo montó un imperio poderoso y elitista sobre la cábala al adjudicársela como propia. En vez de permitir que un sistema cósmico como este corrija las particularidades culturales, suele ocurrir que las particularidades culturales ajustan el sistema a su conveniencia. Así con las religiones como con la cábala – se volvió judía.

Aunque cediendo el poder doméstico y sexual a la mujer, el judaísmo la relegó a un nivel de ciudadana secundaria, pero astutamente le ofreció paliativos. Elevó el papel de la mujer a uno de maternidad sublime y santa (¡pobres las infértiles!), y destacó la sexualidad como un mandamiento implícito para procurar un encuentro con el Dios único. La mujer a dar placer y a parir, y el hombre a mandar sobre el mundo. Al final de cuentas, y fuera de la ortodoxia, las mujeres usualmente dominan por medio de la manipulación de los hombres.

Mucho de lo que expongo aquí se refiere directamente al judaísmo. La mujer se trata con disfrazada condescendencia. La Sra. Berg nos dice que en la cábala se dice que “para estar en armonía con las leyes cósmicas, un hombre debe escuchar a su compañera”. En esta versión, por ejemplo, la mujer parece ocupar un lugar destacado, pero si miramos más de cerca, vemos que es lo mismo de siempre.

En la tradición egipcia antigua del Árbol de la Vida, como es también conocida la cábala, no se hacía distinción entre el hombre y la mujer. Tampoco se suponía que la mujer no necesitara trabajarse. En la tradición hebrea, la mujer actual está en una posición elevada para el hombre – como madre y pareja sexual, confidente, y consejera. Ninguna cábala dice esto. La cabala no ofrece creencias; solo constata procesos y dinámicas cósmicas.

Sobre la feminidad y la energía. Creo que la Sra. Berg se refiere a la Shekinah. Esta significa energía primordial. Tanto en la tradición judía como en la oriental, indica el dinamismo sexual femenino (como pulsar concéntrico) que cataliza el Kundalini — el despertar de la energía y espíritu creativo. Recordarán que aunque el hombre tenga recurso a su parte “yin”, no posee la facultad ni dinámica femenina. Esa fuerza puede ser tanto destructiva como creativa. Estoy de acuerdo con que la mujer no es, ni debe hacerse pasar por, “victima”.

Otro término que da campo para mal-entendimiento es el amor. Este no es un sentimiento en la cábala ni en cualquier otra tradición. Es pura Inteligencia-Conciencia como expresión cohesiva de las partes de la Creación. Es la atracción de la vida por la vida, de la luz por la luz. No equivale a apego ni emoción. No tiene nada que ver con relaciones personales.

Siguiendo la vena de las relaciones humanas y la adaptación que se ha hecho de la cábala a ello, debo repetir nuevamente que cada alma NO posee aspectos masculinos y femeninos. Esta existe como una unidad más allá de la suma de las partes. Pasa por procesos activos (+) y receptivos (-), por la experiencia de fuerzas y facultades que forjan carácter y preparan tanto al hombre como a la mujer para el camino espiritual de la iniciación. El alma trasciende toda noción de género. Movimiento o actividad surge en contacto con los mundos de manifestación, las diferentes experiencias por la que pasa todo ser humano.

El error de suponer que la mujer tiene una contraparte masculina y el hombre una femenina obliga a una división de tareas y obligaciones que son sociales y no espirituales. Esta creencia trae grandes problemas en nuestra sociedad.

En este sistema aparentemente la mujer es, por mandato divino, compañera (entendamos “servidora”) del hombre. El hecho de que llama el papel otorgado a la mujer “misión”, tiene por objetivo elevarlo al plano de lo divino. Puede ser que las mujeres del pasado, o algunas del presente se sientan satisfechas con una etiqueta, pero no es así para la mujer de la actualidad no.

La “misión” de la mujer ahora, si podemos llamarlo así a la obligación que sentimos, es infundir tras nuestra expresión individual y colectiva como mujeres, la real cualidad femenina en nuestro planeta a modo de cambiar radicalmente la forma expresiva de la humanidad. La Mujer Interior sabe que somos diferentes del hombre. Sabemos que nuestro poder no tiene que ver con él, si aprueba o le gusta, o si es útil para él en su mundo. Aceptamos la responsabilidad de encaminar a la humanidad ahora, a nuestra manera, que es otra. Afirmamos LO QUE SOMOS siéndolo, aún sin el reconocimiento debido.

No queremos servir al hombre si no servir a la humanidad entera. No queremos competir ni luchar, ser mejor o peor, si no que desarrollar nuestro propio camino, nuestros sistemas, y nuestra creatividad PARA TODOS, lado a lado el uno del otro en real igualdad. Como en el Principio cabalista.

Fuente original: http://lamujerinterior.wordpress.com/2012/04/12/la-mujer-y-la-cabala/

Aportación realizada por Montserrat Guasch

Alicia tras el espejo

¡Veo, veo…! ,  ¿qué ves?

Veo el artículo sobre el fin del capitalismo, veo la entrevista a Daniel Cohn-Bendit mencionando su retirada de la política, veo artículos como el de la economía del bien común y pienso si no será realmente que algo está cambiando en el sentido positivo, entendiendo como positivo todo aquello que sirva mejor a la aproximación de los seres humanos a la felicidad. Porque alcanzarla a veces está simple y sencillamente en  la vuelta de la esquina, o mejor dicho tras el espejo.

Parece que se cierra un ciclo y se entrevé un nuevo horizonte. La contracultura de los sesenta se retira bajo el cansancio de la inevitable integración a un mundo que no se pudo cambiar. Muchos de sus paradigmas fueron subsumidos y comercializados por un sistema alieno a ellos, pero quedaron como legado.  Ahora parece que ese mundo está cambiando, retorna la ilusión de modificar conductas y disposiciones humanas. Se huele a aroma de azahar.

Hemos de proponernos ser felices y no con los pocos recursos en los que nos deja la crisis, si no trascendiendo la alucinante sarta de mentiras (como el principio de la escasez, sirva de ejemplo, que de hecho se confunde con el de la acaparación…)  que hemos entretejido en milenios que la hacen posible, y así ser capaces de transformarnos, dar un vuelco sobre nosotros mismos y comenzar a hacer las cosas de forma diferente, percibiéndolas realmente diferentes. Los usos y costumbres que conforman nuestros mapas mentales son los elementos verdaderos de transformación, comenzar a modificar hábitos, valores, costumbres, visiones…, formas de comunicarnos, de producir, de intercambiar, de percibirnos y de percibir el mundo y la vida, de aceptarnos y amarnos,  ¿por qué no?, de modo diferente.

Hemos de ser capaces de transformarnos para transformar necesariamente el mundo.  Traspasar el espejo de Alicia y vivir las maravillas de la vida, sin aceptar que nos digan que alucinamos.  Aún ha de valer hoy la imaginación: “La imaginación no al poder, sino al hacer”.

Alicia tras el espejo, oliendo azahar y a punto de dar un vuelco,   1 de octubre de 2012

Economía del bien común

Os transcribimos la definición, según la wikipedia, de la economia del bien común

Economía del bien común

Economía del bien común (en el original alemán Gemeinwohl-Ökonomie), es un proyecto económico abierto a las empresas y promovido por el economista austríaco Christian Felber que pretende implantar y desarrollar una verdadera economía sostenible y alternativa a los mercados financieros en la que necesariamente tienen que participar las empresas. [1][2][3]

Origen del Proyecto de economía del bien común
Los antecedentes se remontan al 31 de octubre de 2008, día en el que Christian Felber junto a Frank Crüsemann, Ulrich Duchrow, Heino Falcke, Kuno Füssel, Detlef Hensche, Siegfried Katterle, Arne Manzeschke, Silke Niemeyer, Franz Segbers, Ton Veerkamp y Karl Georg Zinn firmaron la declaración Frieden mit dem Kapital? Ein Aufruf wider die Anpassung der evangelischen Kirche an die Macht der Wirtschaft.[4] En el año 2009 Felber cofundó Bewegungsstiftung Österreich (Movimiento Austria), [5] y en 2010 inició el proyecto Banca Democrática.[6]

En 2010 junto a un grupo de empresarios Felber inició el desarrolló práctico del modelo de Economía del Bien Común o Economía del bien público, como una alternativa real al capitalismo de mercado y a la economía planificada.[7]

Economía del Bien Común

La Economía del Bien Común es presentada por Christian Felber como un alternativa tanto al capitalismo de mercado como la economía planificada. El proyecto parte de unos criterios generales pero deber ser un modelo abierto que debe construirse entre todos sus miembros.[7]

 

Principios legales de la Economía del Bien Común

Según Felber muchas constituciones y normas legales recogen el principio según el cual la actividad económica debe servir a los intereses general y en general al bien común o bien público (‘’common good’’ en inglés y ‘’Gemeinwohl’’ en alemán). Así, por ejemplo la Constitución de Baviera en su artículo 151 indica que:[7][8]

Toda actividad económica sirve al bien común.

Para Felber la implantación de la economía del bien común no es otro que adaptar la economía real capitalista (en la que priman valores como el afán de lucro y la competencia) a los principios constitucionales que recoge, entre otras, la Constitución de Baviera.

Principios de la Economía del Bien Común

La economía del bien común se debe regir por una serie de principios básicos que representan valores humanos: confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad y compasión, entre otros.

Para los defensores de la economía del bien común aquellas empresas que les guíen esos principios y valores deben obtener ventajas legales que les permitan sobrevivir a los valores del lucro y la competencia actuales

La economía real actual se mide el éxito económico con valores o indicadores monetarios como el producto interior bruto y los beneficios que dejan fuera a los seres humanos y al medio en el que vivimos. Estos indicadores no nos dicen nada sobre si hay guerra, se vive en una dictadura, si sobreexplotamos el medio, si se respetan los derechos humanos, etc. De la misma manera una empresa que tenga beneficios no nos indica nada sobre las condiciones de sus trabajadores ni sobre lo que produce ni como lo produce.

El balance del bien común mide como una empresa vive: la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social, la sostenibilidad ecológica, la democracia con todos sus proveedores y clientes.[7]

Finalmente, la evaluación de esos valores podrá permitir al consumidor escoger los productos.

Felber propone un límite a la propiedad privada y a la herencia.[7]

Implantación del proyecto

La implantación del modelo teórico comenzó en octubre de 2010 con un grupo de empresas de varios países que participan activamente cumpliendo voluntariamente los requisitos del proyecto de economía del bien común. El grupo se ha convertido en un movimiento político que presiona al gobierno para que los principios teóricos se plasmen definitivamente en leyes.[7]

Publicaciones (selección)

Véase también

Referencias