Des francs-maçons dans la grande manifestation du 11 janvier 2015 pour la Liberté et contre le terrorisme

Des francs-maçons dans la grande manifestation du 11 janvier 2015 pour la Liberté et contre le terrorisme – Bloc notes de Jean-Laurent, sur la Franc-Maçonnerie et les Spiritualités. Blog maçonnique et spirituel francophone. Initiation, parcours et découverte.

Toutes les obédiences maçonniques (ou presque) avaient appelé leurs membres à participer aux rassemblements et manifestations organisées partout en France le 11 janvier 2015 pour répondre aux attentats sanglants qui avaient eu lieu les jours précédents.

Captura
Michel Meley, pdt du DH, Catherine Jeannin-Naltet, GM de la GLFF, Marc Henry GM de la GLDF, François Padovani GM de la GLMF

A l’image de ce qui se passait partout en France, l’heure était à l’union nationale.

Plus de 4 millions de nos contitoyen(ne)s ont manifesté en France dont plus de 2 millions à Paris.

Il ne s’agissait ici ni de politique ni de religion. Rien d’ordinaire. Il s’agissait des fondamentaux de la liberté, de la démocratie, de la République, du vivre ensemble.

La Marseillaise fut chantée tout au long de la journée et des drapeaux français flottaient fièrement.

Les franc-maçonnes et les francs-maçons ont été des dizaines de milliers à défiler partout en France.

Avec leurs cordons s’ils le souhaitaient (certains les mettaient à l’extérieur pour la première fois…), ou en tenue civile.

Mais c’était bien l’émotion qui dominait.

Et parfois les rires et les blagues aussi car c’était le moins que l’on puisse faire pour rendre hommage aux dessinateurs de Charlie Hebdo assassinés.

Franc-maçons certes, mais nous étions tous Charlie, nous étions tous policiers, nous étions tous juifs, citoyens de France et citoyens du monde.

Alors je vous propose juste quelques instantanés de cette journée. Juste un témoignage. Avec beaucoup de modestie.

Sans penser que les francs-maçons soient meilleurs (ou pire) que les autres. Parce qu’ils voulaient simplement témoigner qu’en tant que francs-maçons aussi, ces actes de barbarie étaient inaceptables et incompatibles tant avec leurs valeurs qu’avec la République et la Démocratie.

Jean-Laurent Turbet
Captura
Des nombreux frères et sœurs place de la République.
Captura
Des nombreux frères et sœurs place de la République.
Captura
Des nombreux frères et sœurs place de la République.

Des nombreux frères et sœurs place de la République.
Des frères et soeurs du DH, de la GLDF et de la GLFF entourent Denise Oberlin, ancienne Grande Maîtresse de la GLFF.

Des frères et soeurs du DH, de la GLDF et de la GLFF entourent Denise Oberlin, ancienne Grande Maîtresse de la GLFF.

Captura
Des frères parmi la foule.

Des frères parmi la foule.
Captura
Un frère de la GLDF avec son cordon de Maître Maçon.

Un frère de la GLDF avec son cordon de Maître Maçon.
Cordons et drapeaux français.
Captura
Cordons et drapeaux français.
Sérénité et patriotisme.
Captura
Sérénité et patriotisme.
Les frères chantent la Marseillaise.
Captura
Les frères chantent la Marseillaise.
Jean-Gabriel, conseiller fédéral de la GLDF.
Captura
Jean-Gabriel, conseiller fédéral de la GLDF.
Une foule compacte.
Captura
Une foule compacte.
Jean-Gabriel et Marcel Belmin, conseillers fédéraux de la GLDF.
Captura
Jean-Gabriel et Marcel Belmin, conseillers fédéraux de la GLDF.
Ronan Loaëc, conseiller de l’Ordre du GODF.
Captura
Ronan Loaëc, conseiller de l’Ordre du GODF.
Des frères et sœurs parmi la foule.
Captura
Des frères et sœurs parmi la foule.
Ronan Loaëc (GODF) et Jean-Michel Dardour (GLDF et pdt de FM&S) défilent ensemble pour la Liberté et la Démocratie.
Captura
Ronan Loaëc (GODF) et Jean-Michel Dardour (GLDF et pdt de FM&S) défilent ensemble pour la Liberté et la Démocratie.
Un tireur d’élite de la Police Nationale. Acclamé par la foule au cri de “Merci”!
Captura
Un tireur d’élite de la Police Nationale. Acclamé par la foule au cri de “Merci”!
Un cortège impressionnant.
Captura
Un cortège impressionnant.
Des drapeaux français volent au vent.
Captura
Des drapeaux français volent au vent.
Des cordons en nombre dans la foule.
Captura
Des cordons en nombre dans la foule.
Jean-Michel et Georges marchent en silence.
Captura
Jean-Michel et Georges marchent en silence.
Yvette Ramon GM international du DH et Jean-Raphaël Notton (GLDF).
Captura
Yvette Ramon GM international du DH et Jean-Raphaël Notton (GLDF).
Merci à Ronan pour cette photo.
Captura
Merci à Ronan pour cette photo.
Les frères et sœurs ont bien du mal à former un cortège compte-tenu de la foule. Gérard organise…
Captura
Les frères et sœurs ont bien du mal à former un cortège compte-tenu de la foule. Gérard organise…
Gérard Contremoulin (GODF) ancien conseiller de l’Ordre, fondateur du blog “Sous la Voûte étoilée”.
Captura
Gérard Contremoulin (GODF) ancien conseiller de l’Ordre, fondateur du blog “Sous la Voûte étoilée”.
Marc Henry, Grand-Maître de la Grane Loge de France, François Padovani Grand-Maître de la Grande Loge Mixte de France et Perry Wiley conseiller fédéral de la GLDF.
Captura
Marc Henry, Grand-Maître de la Grane Loge de France, François Padovani Grand-Maître de la Grande Loge Mixte de France et Perry Wiley conseiller fédéral de la GLDF.

Fuente original: [en línea] http://www.jlturbet.net/2015/01/des-franc-macons-dans-la-grande-manifestation-du-11-janvier-2015-pour-la-liberte-et-contre-le-terrorisme.html [consulta: 13/01/2015]

La Real Academia enmienda la definición de la Masonería

La Real Academia Española de la Lengua ha publicado la 23ª edición de su Diccionario, en el que ha enmendado la definición de la voz Masonería recogiendo por primera vez aspectos tan relevantes de su identidad como su vocación universal, su carácter iniciático, la búsqueda del conocimiento de uno mismo a través del librepensamiento y el sentimiento fraternal de los masones hacia todos los seres humanos.

Además, el diccionario ha dejado de definir a la Masonería como una “asociación secreta”, cuya existencia está expresamente prohibida por la Constitución Española de 1978.

La Real Academia publicó la primera edición del Diccionario de la Lengua Española en 1780, pero la Masonería no fue definida hasta la novena edición de 1843, como “asociación clandestina, en que se usan varios símbolos tomados de la albañilería, como escuadras, niveles, etc”. La definición permaneció inalterada hasta 1925, cuando la palabra “clandestina” se sustituyó por “secreta”, reforzando la idea de su carácter ilícito.

En 1984, ya en democracia, la Real Academia generó una nueva definición: “asociación secreta de personas que profesan principios de fraternidad mutua, usan emblemas y signos especiales y se agrupan en entidades llamadas logias”. La definición perseveraba en el supuesto carácter secreto de la Masonería, aunque cuatro años antes de su publicación el Registro de Asociaciones del Ministerio del lnterior había procedido a la inscripción pública de la Gran Logia de España con el número 37.256. La aprobación de la Constitución había reconocido el derecho de asociación, generando un marco democrático que ampara y protege la actividad pública de la Masonería al servicio de la sociedad.

La definición recogida por nuevo Diccionario de la Lengua Española define a la Masonería como una “Asociación universalmente extendida, originariamente secreta, cuyos miembros forman una hermandad iniciática y jerarquizada, organizada en logias, de ideología racionalista y carácter filantrópico”.

Fuente: El Oriente

Fuente original: Diario Masónico. [en línea] http://www.diariomasonico.com/cultura/definicion-masoneria [Consulta: 13/01/2015]

Permiso para hacer la revolución

Una visión de la mujer como ‘sororidad’, como colectivo de hermanas, desde la comunidad de monjas que compusieron en el siglo XII el ‘Hortum Deliciarum’ hasta las modernos grupos de activismo feminista

Un instante del siglo XII: el momento en el que sesenta monjas, fatigadas sus miradas, manos e intelecto, terminan El Hortus Deliciarum. Tras treinta años de trabajo se detienen y posan: “Aquí estamos, nosotras fuimos las autoras de este libro”.

mujeres masonas

A la derecha aparece una figura preeminente, se trata de Herralda, la abadesa del scriptorium de Hohenburg, quien sostiene un pergamino en el que podemos leer la siguiente dedicatoria: “Herralda, por gracia de Dios abadesa de la iglesia de Hohenburg, aunque indigna, augura la gracia y la gloria del Señor a las dulcísimas vírgenes de Cristo (…). Para vuestra santidad os ofrezco este libro, que se titula Jardín de delicias”. Consciente de que su obra era un esfuerzo coral, quiso recompensar el trabajo de las novicias representándolas para la posteridad tal y como eran: unas jóvenes y otras ancianas, altas o encorvadas, cada una con su tocado particular, su nombre propio y singularidad intransferible. El Hortus fue una obra hecha en colaboración por las mujeres de la orden (las trescientas treinta y seis ilustraciones miniadas que recogen desde temas filosóficos, teológicos, históricos y literarios hasta escenas de la vida cotidiana en torno al convento de Hohenburg nos hablan de un trabajo desarrollado en equipo) y para las mujeres de la orden (con este “libro de texto” se las instruía en la lectura, en el aprendizaje de la, la composición e interpretación de textos, el estudio del latín y el aprendizaje de las técnicas para realizar miniaturas).

Pero si algo resulta sorprendente de esta imagen del siglo XII es que retrata el fin de una época: una época en la que, al menos intramuros, las mujeres se reconocen como maestras cultas y alumnas atentas, como sujetos ilustrados hermanadas, en este caso, por su valía intelectual.

DE HERRALDA A SHULAMIT

No años, sino siglos después nos encontramos con la fotografía de una joven que con sus enormes ojos miopes mira atentamente a la cámara de Michael Hardy. Su aspecto físico delata la época que corre, finales de los sesenta, pero jamás podríamos derivar de él la vasta experiencia política que esta mujer atesora: a los 23 años ha fundado tres de las organizaciones feministas más importantes de Nueva York, el New York Radical Women, Redstockings y la organización New York Radical Feminist. Ella es Shulamith Firestone y tras el éxito de su Dialéctica del sexo, publicada a los veintiséis años, abandonará la vida pública.

mujeres masonas

Podríamos ahora buscar un paralelismo entre la imagen del siglo XII y la fotografía de 1970, hacer un ejercicio literario que capture las similitudes entre la foto de tres cuartos de Firestone y las imágenes de las hermanas del Hortus. Pero no es necesario acudir a tal ejercicio para engarzar ambos momentos, ya que la propia Firestone urdió su trabazón en el Manifiesto de las Redstockings publicado en 969. Para acabar con las diferencias que mantenían separadas a las mujeres, las Redstockings se centraron en modelar una teoría de la hermandad o sororidad. Con este término se hacía referencia a la conciencia femenina del sometimiento dentro de la estructura patriarcal y a la reacción contra el mismo. El término sororidad, ausente en los diccionarios de la lengua española, procede de la raíz etimológica “sor” (definida como “hermana” casi siempre en relación con el ámbito religioso) y alude a la hermandad de las mujeres en el rechazo del papel que les ha tocado jugar en el guión patriarcal. Todas las mujeres unidas por una experiencia común de opresión, podría ser el lema que convirtió a las Redstockings en uno de los grupos más representativos del activismo feminista.

Desde 1967 los grupos en los que militó Shulamith Firestone bien fuera junto a Pan Allen (en el NYRW) Anne Koedt (en el NYRF) o Ellen Willis (en Redstockings) protagonizaron acciones de desobediencia civil en las que se empleaban métodos creativos para despertar la autoconciencia de las mujeres.

CABEZAS DE CERDO EN BANDEJA

Esta creatividad activista no pretendía ser arte, aunque sí utilizaba herramientas propias de él como los happening, las performances o el teatro de calle. Las componentes de WITCH emularon aquelarres en Wall Street y ante la sede de la Union Fruit Company , se pasearon desnudas portando bandejas con cabezas de cerdo durante la convención del partido demócrata en 1968, aunaron esfuerzos con el Women’s Liberation Movement (WLM) para boicotear el concurso de belleza de Miss America en Atlantic City, tiraron simbólicamente a la basura sujetadores, fajas, cosméticos y zapatos de tacón, asaltaron la Feria Nupcial de Nueva York de 1969…

Todas estas acciones tuvieron como denominador común el cruce entre creatividad plástica, práctica comunitaria y activismo político al asalto de instituciones clave en la dominación patriarcal. Formas de protesta social que fueron en sí estructuras estéticas y cuyo éxito dependía de su efectividad artística pero, al mismo tiempo, superaban los límites de la estética al influir en la opinión pública y a través de ella en la política. No cabe duda de que esto último sucedió: muchas mujeres fueron tomando las riendas de su vida y motivaron a otras a hacer lo mismo, se construyeron redes más amplias, agendas más completas y se multiplicaron las organizaciones, las protestas, marchas y manifestaciones.

En el año 1959 Simone de Beauvoir escribía: “A lo largo de la Historia las mujeres no han ganado más que lo que los hombres han querido concederles; no han tomado nada, han recibido” . Y esto, a juicio de la filósofa francesa, se debía a que entre las mujeres no había solidaridad ni sentimiento de unidad: “Viven dispersas entre los hombres, conectadas por el hábito, el trabajo, los intereses económicos y la condición social a algún hombre más estrechamente que a otras mujeres”. Diez años después de que Beauvoir describiera esta situación todo empezaba a cambiar gracias a la consrucción de la sororidad y de la pronunciación del “nosotras” como declaración de principios. El relevo de las Redstockings o de WITCH fue tomado por las Guerrilla Girls, las Pussy Riot, Femmen…

Kathleen Hanna y sus compañeras de Bratmobile escribían: “Porque nosotras, las chicas, ansiamos discos y libros y fanzines que nos hablen a nosotras y en los que nosotras nos sintamos incluidas y comprendidas”. Los nueve siglos que han pasado entre las líneas del Riot Grrrl Manifesto y el El Hortus Deliciarium confirman que cuando las mujeres son capaces de pensarse como colectivo no es necesario pedir permiso para hacer la revolución. Sólo añadir a este lance final una proclama a su altura, la de las chicas rojas e intelectuales del 69, las Redstockings:

“Convocamos a todas nuestras hermanas a unirse con nosotras en lucha. Llamamos a todos hombres a dejar su privilegio masculino y apoyar la liberación de las mujeres para el interés de la humanidad y de ellas mismas. El tiempo de las pequeñas batallas individuales ha pasado. Ahora vamos hasta el fin”.

Fuente original de este artículo [en línea]: http://mas.asturias24.es/secciones/lecturas/noticias/permiso-para-hacer-la-revolucion/1409725780

Autora del artículo: Susana Carro Fernández
Susana Carro Fernández (Mieres, 1971) es Doctora en Filosofía por la Universidad de Oviedo con la tesis que lleva por título Del arte feminista al arte femenino. Tiene en su haber tres obras publicadas: Educación para la igualdad de oportunidades (Ediciones FMB, 2001), Tras las huellas de El segundo sexo en el pensamiento feminista contemporáneo (KRK Ediciones, 2002) y Mujeres de ojos rojos (Editorial Trea, 2010). Actualmente coordina la edición del volumen Salud sexual y reproductiva y opciones de maternidad, de próxima publicación en la Editorial Trabe. En la actualidad es miembro de la asociación Deméter, colabora con la Universidad de Oviedo en tareas de investigación sobre estudios de género y escribe en publicaciones como las revistas Koré de Historia y Pensamiento de Género y la Revista Internacional de Culturas y Literaturas. En el presente desarrolla su actividad profesional como docente en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Candás, Asturies.

Sufismo

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-video-sufismo/1443231/?media=tve

La transición borró los nombres de las mayores defensoras de la educación pública

Una vida de película llevó a las hermanas Úriz, pioneras de la escuela moderna en España, a luchar contra el fascismo en la II Guerra Mundial, denunciar ante Naciones Unidas las condiciones de las presas en cárceles de Franco y a promover el Día Mundial del niño, aún vigente, entre otros episodios silenciados en la España democrática

PATRICIA CAMPELO Madrid 27/06/2014

hermanas Uriz

Tres décadas después de su fallecimiento en Berlín Oriental, los nombres de Josefa (1883-1958) y Elisa Úriz Pi (1893-1979) han resonado en un pequeño rincón de Navarra. Un amplio programa de actos organizados por el Ayuntamiento del Valle de Egües, su lugar de origen, ha recordado durante cuatro días el elevado compromiso social de estas hermanas que defendieron los derechos de la mujer y de la infancia ante Naciones Unidas, lucharon con la resistencia francesa en París durante la Segunda Guerra Mundial y se enfrentaron a la Iglesia en defensa de una educación igualitaria, entre otros hitos.

Desde la semana pasada, una plaza de esta localidad navarra lleva el nombre de las dos intelectuales. Además, un colegio público espera ahora la autorización del Gobierno de Navarra para poder rebautizarse con el nombre de una de ellas.

Poseedoras de una mentalidad progresista y una conciencia crítica, la vida de las hermanas Úriz Pi está plagada de episodios, dentro y fuera de España, en defensa de los valores democráticos. Ambas militaron en el Partido Comunista, y tuvieron que exiliarse en 1939. Con la Transición, y el regreso de la democracia tras cuatro décadas de dictadura sus nombres quedaron silenciados.

“Se olvidaron de ellas porque eran dos comunistas y aquí siempre se ha tratado de minimizar el trabajo intelectual realizado por militantes comunistas, a los que se les ha tildado más de saboteadores que de gente que quería ayudar y enseñar”, lamenta Olga García Domínguez, hija de miembros del PCE exiliados en Alemania y vecina de Elisa Úriz en Berlín Oriental. “En este país se ha ocultado todo”, subraya.

Olga es una de las personas que ha preservado el legado de las hermanas Úriz a través de los múltiples documentos que guarda de ellas, fruto de la estrecha convivencia que mantuvieron los padres de Olga con Elisa tras la muerte de la hermana mayor.

Pioneras de la escuela moderna en España
Maestras de profesión, se considera a Josefa y a Elisa como las precursoras de la escuela moderna en España. Introdujeron los avanzados métodos educativos de María Montessori, Celestine Freinet, Ovide Decroly y Jean Piaget, entre otros, décadas antes de que comenzaran a generalizarse en el país.

Democratizaron las aulas eliminando las tarimas, se opusieron a los castigos, promovieron las asociaciones de padres y madres, sustituyeron los manuales por apuntes e introdujeron el comentario de texto sobre lecturas relacionadas con la realidad social. Josefa Úriz, Pepita, que dirigió la escuela normal de Magisterio de Lleida, creó la primera cátedra de estudio del catalán, abrió una residencia laica para que las jóvenes no se tuvieran que alojar en conventos y modernizó la biblioteca de la escuela, con una sala de lectura y gestión de préstamo de libros, antes inexistente.

“Eran mujeres muy activas; estuvieron en París, en el Congreso de la Paz, y becadas en Europa” relata Olga. En concreto, Pepita trabajó en Bélgica con el doctor Decroly y Elisa en Ginebra, estudiando los nuevos métodos de aprendizaje musical de Dalcroze, según ha indagado el historiador y periodista Manuel Martorell, que ha investigado la vida de estas dos hermanas y, junto a Olga, participó en los actos de homenaje de la pasada semana en Navarra.

Desterrada por recomendar una lectura feminista
La llegada de Pepita Úriz a la escuela normal de Magisterio de Lleida, con sus métodos avanzados, llamó pronto la atención de los estamentos más conservadores de la ciudad. “El obispo Josep Miralles la denunció ante el rectorado de la universidad por haber recomendado a sus alumnas que leyeran un libro de Margarita Nelken”, cuenta Olga. La denuncia derivó en un expediente que acabó convirtiéndose en una cuestión de estado. “Intelectuales de la época como Menéndez Pidal, Ramón y Cajal y Julián Besteiro firmaron un manifiesto de apoyo a Pepita”, explica.

El propio presidente de las Cortes salió en su defensa, paralizando el proceso y provocando la dimisión del ministro de Educación. Pero la llegada de la dictadura de Primo de Rivera reabrió el expediente, y fue expulsada a 100 kilómetros de la ciudad sin empleo ni sueldo durante un año. “Hubo una campaña a su favor y sus compañeros hicieron una colecta para poder pagarle durante un año el salario”, añade.

Hasta 100.000 menús infantiles al día en plena guerra
Sensibilizadas con las víctimas más débiles de la Guerra Civil, los niños, ambas hermanas participaron en la ayuda de retaguardia. “Estuvieron muy activas en las colonias pedagógicas, alimentando a los niños”, indica Olga. Llegaron a dar, según datos contrastados por Martorell, hasta 100.000 comidas al día. Pepita fue, desde septiembre de 1938, directora general de Evacuación y Refugiados, nombrada por el gobierno de la República. Ayudaron también a cientos de profesores a partir hacia el exilio.

hermanas uriz 2

Antes del estallido de la guerra, las hermanas se habían afiliado al Partit Comunista de Catalunya, donde también militaba el que fuera marido de Elisa, el secretario general de la UGT catalana Antonio Sesé. “Lo mataron el día que iba a tomar posesión de su cargo de ministro”, apuntala Olga. El matrimonio junto a la hermana mayor, Pepita, promovió la fundación del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC). Esta última, además, fue elegida secretaria general de la rama catalana del principal sindicato de trabajadores de la enseñanza, FETE-UGT, en agosto de 1936, y elevada a presidenta año y medio después, según consta en la documentación que Olga conserva de las hermanas.

Con una trayectoria a sus espaldas en defensa del progreso y la democracia -en 1934 impulsaron la asociación Mujeres Antifascistas Españolas-, Elisa y Pepita Úriz no tenían sitio en la oscura dictadura que cercenó de raíz los avances republicanos. En febrero de 1939, dos meses antes de que los militares sublevados, con Franco a la cabeza, proclamaran su victoria en Burgos, las hermanas navarras abandonaron el país para no volver nunca más.

Lucha contra el fascismo en el maquis francés
Cruzaron la frontera por los Pirineos, y en el exilio en Francia volvieron a vivir de manera intensa otra guerra. Lucharon contra el nazismo al lado de la resistencia española en París, formando parte del núcleo dirigido por los hermanos Miret. Cuando este grupo fue desarticulado, en 1942, Josep Miret fue asesinado en el campo de concentración de Mauthausen. Elisa y Pepita lograron escapar.

“A Elisa no le gustaba mucho hablar de sus ‘batallitas’, como ella decía. Cuando empecé a mirar con detenimiento sus documentos comencé a saber más de su vida. Vi que tenía hasta un carnet para portar armas, consecuencia de su pertenencia al primer grupo armado de la resistencia parisina”, detalla Olga.

Tras años escasos de tranquilidad en París, el gobierno francés expulsó a los militantes comunistas en el marco de la denominada ‘Operación Bolero’, en 1950. Las hermanas navarras recibieron su expulsión en abril de 1951. La Guerra Fría las obligaba a vivir en su lado ideológico del mundo, y cruzaron el Telón de Acero para instalar su residencia en Berlín Oriental. Pepita murió y fue enterrada en esta ciudad. La hermana menor continuó su actividad intelectual, más sosegada en los últimos años, según recuerda Olga, estudiante de Medicina en aquel tiempo. “Era una mujer muy generosa y solidaria; mi padre era ciego y ella bajaba todos los días a leerle los periódicos. También le interesaba mucho la actualidad política, leía prensa de diferentes países a diario”.

En defensa de las mujeres presas en cárceles de Franco
Elisa Úriz, en el marco de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), donde llegó a la secretaría general, propuso que cada 1 de junio se celebrara en todo el mundo una jornada para la infancia equiparable al 8 de marzo para la mujer. Tras años de trabajo, Naciones Unidas proclamó el Día Mundial del Niño, cita que muchos países siguen recordando. “Después, costó mucho que se mantuviera porque dentro de la Federación había mujeres de muchas orientaciones políticas que apoyaban que cada país tuviera su propio día de la infancia”, aclara Olga, cuya madre, Isabel Domínguez, sustituyó a Elisa como representante española en la FDIM.

Con esta organización, la menor de las Úriz denunció las condiciones en que vivían las presas en las cárceles de Franco, y logró en 1948 que una comisión de juristas visitara las prisiones madrileñas de Las Ventas y Yeserías. Elisa formó además parte de la Unión de Mujeres Españolas, organización integrada por grupos que actuaban en la clandestinidad durante la dictadura, y participó en el consejo de redacción de la revista Mujeres Antifascistas Españolas con Dolores Ibárruri, Victoria Kent y Teresa León, entre otras. “Este movimiento estaba originado por las mujeres de los presos, las que lucharon por las libertades de sus compañeros y por la libertad en general”, concreta Olga.

35 años después del fallecimiento de Elisa, el Valle de Egües (18.000 habitantes), ha reconocido la figura de estas dos mujeres, desconocidas en su país, que con su trabajo allanaron el camino por el que se han ido conquistando los derechos sociales de las mujeres en muchos países del mundo.

Fuente original (on line): Público.es http://www.publico.es/politica/530506/la-transicion-borro-los-nombres-de-las-mayores-defensoras-de-la-educacion-publica

Primer Forum de Obediencias masónicas liberales y adogmáticas de la Unión Europea: Declaración común

Declaración común de las Obediencias masónicas liberales y adogmáticas europeas, ante el incremento de los peligros que amenazan a la Unión.

Veinticinco obediencias masónicas liberales y adogmáticas, activas en diferentes países de la Unión Europea así como en otros países vecinos, se han encontrado en París el 28 de mayo de 2014.

arbol masoneria

Conjuntamente han analizado los resultados de las elecciones europeas de los días 22 y 25 de mayo de 2014, y de forma general, la evolución de nuestra sociedad. Ponen de manifiesto su preocupación ante un posible cuestionamiento de los ideales que yacen en el origen de la creación de la Unión: paz, solidaridad entre los países, libertad de conciencia y humanismo; unos ideales que se corresponden también con los de la propia Francmasonería.

Constatan además que entre las asociaciones y organizaciones varias que intervienen ante las instancias europeas para defender su visión de la vida social, la Francmasonería suele estar ausente sin que su voz sea atendida.

En consecuencia han tomado la decisión de organizarse para trabajar de manera conjunta y desarrollar una solicaridad real entre las obediencias, para elaborar proyectos con objetivos huminstas comunes, en defensa de los valores de la Francmasonería y del interés general. Han llegado al acuerdo de estudiar los medios para presentarlos ante quienes tienen capacidad de decisión en sus respectivos países y en la Unión Europea.

El forum de obediencias liberales y adogmáticas del 28 de mayo de 2014 es la primera manifestación de este proyecto. Las obediencias se obligan a desarrollar recíprocamente una comunicación fraternal y abundante en lo que a la formulación de proposiciones respecta, así como a ahondar en esta iniciativa que se acaba de poner en marcha. Los Grandes Maestros y Maestras mantendrán un contacto continuado, bien mediante comunicaciones o videoconferencias trimestrales.

Las obediencias se han propuesto trabajar durante el ejercicio 2014/2015 sobre cuestiones relativas a la solidaridad, la libertad de expresión y de conciencia, y la democracia en pro de una Europa verdaderamente humanista.

París, a 28 de mayo de 2014

Obediencias masónicas firmantes de la Declaración de 28 de mayo

Gran Logia Liberal de Austria
Gran Logia Simbólica Española
Gran Logia Femenina de España
Gran Oriente de Francia
Federación Internacional del Derecho Humano
Gran Logia Femenina de Francia
Gran Logia Mixta Univesal
Gran Logia Francesa de Memphis Misraim
Gran Logia Femenina de Memphis Misraim
Gran Logia Mixta de Francia
Orden Masónica Internacional Delphi
Gran Oriente de Grecia
Gran Oriente Mixto de Grecia
Gran Oriente de Hungría
Gran Logia de Italia
Gran Oriente Lusitano
Gran Logia Femenina de Rumanía
Gran Logia Nacional Unida de Rumanía
Gran Oriente de Eslovenia
Gran Oriente de Suiza
Gran Oriente de Austria
Gran Oriente de Polonia
Gran Oriente de Rumanía

Fuente original: [En línea] http://memoriamasonica.blogspot.com.es/2014/07/primer-forum-de-obediencias-masonicas.html?m=1

Círculo…

Alguien hizo un círculo para dejarme fuera…
Yo hice uno más grande para incluirnos a todos

circulo

Hechos y derechos de las mujeres

En nombre de la Asociación MHDM, Mª ELENA SIMÓN RODRIGUEZ, como su su presidenta, nos informa de que un grupo de feministas de Alicante, han constituido una Asociación con el fin de crear un Museo de Hechos y Derechos de las Mujeres (MHDM). Quieren recorrer este hermoso camino con todas las personas que, en adelante, quieran participar en esta experiencia y/o contribuir a que llegue a buen término.

El próximo día 19 de septiembre de 2014, viernes, en la Sede Universitaria de la ciudad de Alicante han organizado una Jornada Feminista de reflexión e intercambio de ideas, titulada: “Ayer y hoy del feminismo. De las olas a las mareas”, en la que contarán con Carmen Alborch, Oliva Blanco y Rosa Cobo. En el transcurso del día presentarán en público la Asociación y sus proyectos.

Como se sienten parte de todas aquellas personas que saben que el feminismo es un motor para el cambio social y cultural y que van poniendo una moneda en la hucha del bagaje feminista, quieren contar con un “nosotras” ampliado y para ello, aquí teneis el programa, donde figuran los datos para la inscripción y asistencia a la jornada del 19 septiembre.

jornada 001

jornada 002

Es deseo de este grupo que a esta iniciativa se unan multitud de personas interesadas, individualmente o como pertenecientes a otras asociaciones. Hagámoslo saber a cuantas más personas mejor. Esto será una obra colectiva o no será.

¡¡¡TODAS SOMOS NECESARIAS!!!
Más información en museohdmujeres@gmail.com. En esta dirección podreis solicitar una hoja de inscripción en la Asociación HDM, con las condiciones para asociarse.