El maestro zen y el emprendedor

No ha sido culpa de Bruce Lee y su “be water, my friend” sino de un lento proceso probablemente previsible: las prácticas de las tradiciones iluminativas de oriente se han convertido en recursos ortopédicos para el sustento de los operadores del capitalismo financiero. El yoga ha sido transformado, de fiera y austera manera de estar plenamente en el mundo conscientes en cuerpo y alma, en Prozac psicofísico. Ahora pretenden llevar el zen por el mismo camino: aquel “Aullido” de Allen Ginsberg quiere ser el suave ronroneo que acuna a los angustiados subempleados de la “crisis” para sobrellevar la precariedad: “Me siento zen”. La religión como opio del pueblo.

Un ejemplo de ese intento de asimilación de “lo zen” a la somnolencia como contrapeso de la productividad convulsa es la entrevista que El periódico del emprendedor le ha hecho a Dokusho Villalba. Villalba es un maestro zen de tradición Soto, abad del templo Luz Serena, en el País Valenciano, y uno de los primeros discípulos de Taisen Deshimaru en España, en los años 70. Este maestro zen se caracteriza por una fidelidad férrea a su tradición armonizada con una mirada muy crítica hacia el capitalismo y la sociedad de la explotación del hombre por el hombre. El entrevistador del periódico digital trata de averigüar si ese “zen” del que ha oído hablar contiene técnicas que puedan ser utilizadas en el marco de la productividad industrial, y pregunta:

– ¿Cómo pueden ayudar las técnicas ZEN a un emprendedor?

La respuesta del maestro zen es rotunda:

“El Zen no es una técnica sino una actitud. ¿En qué consiste esta actitud? En sentarse sin esperar nada, sin querer emprender nada, sin querer conseguir nada, sea lo que sea. Al sentarse, el emprendedor debe olvidar cualquier emprendimiento, cualquier afán. Uno de mis maestros solía decir a los principiantes: “Os advierto que la meditación zen no sirve absolutamente para nada. Sólo cuando practiquéis una meditación zen que no sirve para nada, vuestra meditación zen dejará de no servir para nada”. Estas palabras no son una ocurrencia”.

Para que no quede duda alguna de la no utilitariedad del zen, Dokusho Villalba prosigue:

“La meditación zen no es una técnica para conseguir algo, sino un estado de desprendimiento, de abandono y de olvido de sí y de las propias ambiciones. Sentarse en meditación zen es convertirse en un árbol muerto, o entrar en el propio ataúd. ¿Qué se puede emprender cuando uno está ya en el ataúd? Nada! No obstante, a partir de este estado, sin olvidar este estado, uno puede abrirse plenamente a la vida sin miedo y hacer cualquier cosa que deba ser hecha.
Sea como sea, tenemos que aceptar que el final último de todo emprendimiento no es más que polvo y cenizas. Incluso Steve Jobs ha terminado en cenizas. El Zen no es una técnica para producir mejor, para ser más brillante en los negocios, para ganar más … sino un puñetazo en las narices que nos hace darnos cuenta de que aunque consideremos la vida es una lucha a muerte con la muerte, la tenemos perdida de antemano. Sabiendo esto, ¿qué quieres emprender? ¿hasta dónde crees que llegarás? ¿esperas no morder nunca el polvo? No seas iluso.
La meditación zen sitúa al ser humano en la conciencia de su fragilidad y de su vulnerabilidad. Sólo desde la humildad podemos emprender algo que sea realmente beneficioso para uno mismo y para los demás. Lo demás es vanidad”.

Ahí resuena en la sabiduría oriental el eco del estoicismo de nuestra antigúedad clásica. Pero como hemos relegado la filosofía a la categoría de literatura de segunda fila, confinada en la jerga de los profesionales, los ciudadanos de la Europa que fue humanista no saben reconocer la sabiduría ancestral propia cuando resuena en otras voces. Y el periodista emprendedor muestra ahora que lo que le interesa del asunto es el opio religioso al servicio del taylorismo:

– ¿Qué puede hacer un emprendedor para relajarse? ¿Es posible hacerlo en el puesto de trabajo?

Dokusho Villalba: “Lo único que puede relajar a un emprendedor es el abandono de todo emprendimiento, o mejor dicho, el abandono del “yo que quiere emprender algo”. Desde el punto de vista del Zen, la acción justa sucede siempre en ausencia de yo. Si creo que soy “yo” quien emprende algo, la vanidad me ciega. La verdadera empresa es aquella que te emprende, te prende, te coge y te lleva, como las olas al surfista. El surfista no puede fabricar una ola. Solo puede dejarse llevar por ella, por su fuerza y aprovechar su centímetro cúbico de oportunidad.
El utilitarismo es una plaga emocional que nos tiene enfermos. Vivimos en un sueño. El Zen no es algo que pueda ser utilizado para conseguir las ambiciones que fabricamos en nuestro sueño. Es un camino para despertar de toda ensoñación ilusoria. Cuando vives despierto cualquier instante y cualquier lugar son buenos para vivir y para morir”.

Confieso que de haber recibido una respuesta semejante de un entrevistado, un servidor hubiera hecho mutis por el foro o, mejor, un esfuerzo por comprender. Pero el hombre va y espeta a quien ha afirmado que “cuando vives despierto cualquier instante y cualquier lugar son buenos para vivir y para morir”:

– ¿En qué momento el día es recomendable realizar ejercicios relacionados con las técnicas ZEN? ¿Es mejor a primera hora del día o finalizada la jornada?

La inmensa compasión propia de un practicante de budismo mahayana se hace entonces patente: “El Zen es una actitud interior que consiste en salir de la jaula y coger a manos llenas la vida que se te ofrece. Cualquier momento del día o de la noche es adecuado para sentarse en meditación zen. Sentarse y sentirse. Cuando nos aterra sentirnos y tomar conciencia de nosotros mismos, no encontramos ningún momento adecuado durante el día ni durante la noche para sentarnos y sentirnos. El amanecer y el anochecer son momentos especialmente propicios para entrar en contacto íntimo consigo mismo. Una vez establecida esta relación de intimidad con uno mismo, cualquier momento del día es una buena puerta para acceder a esta intimidad y vivir desde ella”.

Así, pues, como colofón, el abad y maestro de sabiduría recibe la pregunta final:

– ¿Recomendaría realizar ZEN conjuntamente con los empleados, o es mejor en solitario?

“Podemos sentarnos y sentirnos junto con otros. En ese momento, ya no hay empleados ni empleadores, ni yo ni tú. Aunque te sientes en el fondo del valle más remoto, todas las existencias del cosmos te observan y están presentes en tu conciencia. Aunque te sientes en medio de una multitud, nadie podrá nadar contigo en el océano de tu soledad”.

No me estoy burlando del periodista “emprendedor” que no entiende lo que le dice su entrevistado. Probablemente es una víctima más de un sistema de enseñanza que adiestra a los adolescentes en el literalismo, les proporciona una expresividad de léxico reducido y les mantiene ignaros de ironía, niveles de interpretación y no digamos ya de cultura humanística. A menudo somos nosotros, quienes nos reclamamos de las tradiciones sapienciales, quienes nos ponemos el dogal al cuello: los profesores de yoga venían reclamando una “legalización” y ya la tienen: disposiciones reglamentistas que les convierten en monitores de gimnasia mal pagados y al servicio de una nueva forma de opio del pueblo, y no voces disruptivas que alertan para el despertar. Guste o no, ahí tenemos ya al “zen” de masas que nada tiene que ver con el que practican los discípulos del gigantesco Deshimaru. La demanda es la demanda y ella corresponderá, tarde o temprano, la consiguiente oferta.

Comunidad Budista Soto Zen Luz Serena

Blog de Dokusho Villalba

Centro Zen Barcelona

Fotografía: Dokusho Villalba, dirigiendo una sesión de zazen.

Fuente original: El maestro Zen y el emprendedor [en linea] http://universusmundus.wordpress.com/2014/07/01/el-maestro-zen-y-el-emprendedor/ [Consulta 29/07/2014]

Todos los que tienen una ECM cambian su vida: saben que la muerte no es el final

CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD SOBRE LA TRASCENDENCIA
“Todos los que tienen una ECM cambian su vida: saben que la muerte no es el final”

Anji Carmelo y Luján Comas, autoras de '¿Existe la muerte?'. (Pepa Poch)

Anji Carmelo y Luján Comas, autoras de ‘¿Existe la muerte?’. (Pepa Poch)

Leer más: “Todos los que tienen una ECM cambian su vida: saben que la muerte no es el final” – Noticias de Alma, Corazón, Vida http://bit.ly/UICUz6

¿Qué pasa con la energía que daba vida al cuerpo cuando morimos? ¿En qué se transforma? ¿Cómo pueden explicarse las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM)? ¿La conciencia es un mero producto del cerebro? ¿Somos un cuerpo o tenemos un cuerpo? Y, en definitiva, ¿existe la vida después de la muerte? A todas estas preguntas y a otras relacionadas con la trascendencia han respondido a El Confidencial la doctora en Metafísica Anji Carmelo y la médico anestesista Luján Comas, quienes acaban de publicar ¿Existe la muerte? Ciencia vida y trascendencia (Plataforma actual). Una aproximación a un tema tabú, que abordan sin tapujos combinando el enfoque científico y el espiritual.

La construcción cultural de la muerte es uno de los elementos que más nos limitan a la hora de abordar estas cuestiones, advierten las autoras. “Cuando sólo creemos en la materia, en lo que podemos ver y tocar, entonces pensaremos que hay un final, aunque no nos guste. Sin embargo, si tendemos a enfocar las cosas desde una visión más trascendental y espiritual, entonces tendremos una actitud más abierta y sin miedos”, apunta Carmelo. Parafraseando al médico y director de Advanced Cell Technology, Robert Lanza, famoso por sus hipótesis que tratan de explicar la inmortalidad desde la física cuántica, “morimos porque creemos en la muerte”.

Alrededor del 18% de las personas que sobreviven a una parada cardíaca aseguran haber tenido una Experiencia Cercana a la Muerte
Las creencias personales de cada uno, principalmente las religiosas, insisten las autoras, proporcionan un marco interpretativo que poco ayuda a la hora de abordar estas cuestiones. “Si atendemos a las conclusiones de diferentes estudios de física cuántica, como los de Lanza, observamos que en realidad existen múltiples posibilidades, pues la energía no puede destruirse. Sus tesis son que esta energía se distribuiría por el multiverso o universos paralelos”, añade Carmelo. Por tanto, la vida nunca dejaría de existir en este sentido.

POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL ENFRENTARSE A LA MUERTE

Las limitaciones del marco interpretativo construido culturalmente quedan patentes cuando se toman a los niños como objeto de estudio. Una investigación dirigida por las psicólogas Natalie Emmons y Deborah Kelemen, que incluyó diversos grupos de discusión con varios grupos de niños, divididos por edades (desde los cinco hasta los doce años) y entorno social (campo y ciudad), llegó a la conclusión de que todos ellos eran propensos a pensar que existieron antes de haber sido concebidos. Una existencia que no sería tanto material, sino espiritual, pues en su mayoría apuntaron que durante esa etapa ‘pre-vida’ tendrían emociones y sentimientos, pero no capacidades físicas, como ver, escuchar o hablar.

La construcción cultural de la muerte es uno de los elementos que más nos limitan a la hora de abordar la inmortalidad
La creencia universal de que el alma existe antes de que se produzca la concepción, va disminuyendo a medida que los niños se van haciendo mayores. Así, esta idea prevalecía en casi el 90% de los participantes con cinco y seis años, mientras que descendía hasta poco más del 70% en el grupo de edad de once y doce años. Por tanto, la reencarnación es un pensamiento intuitivo, pero se va perdiendo a medida que aumenta la capacidad de raciocinio.

Para Comas, no hay duda de que existe un ‘patrón cognitivo universal’ alrededor del concepto de inmortalidad, aunque este se va alterando a medida que los niños van desarrollándose. De hecho, “con los niños nunca tienes que hacer terapia de duelo o acompañamiento. Para ellos es muy fácil enfrentarse a la muerte. La ausencia de creencia permite que no estén predispuestos a nada, y sólo necesitan ver a los mayores bien para sentirse también bien”.

EL PATRÓN DE LAS EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

Otra de las evidencias que demuestran la cerrazón intelectual a la hora de abordar la inmortalidad son las ECM, sobre las que Comas llama la atención. Alrededor del 18% de las personas que sobreviven a una parada cardíaca aseguran haber tenido una. Se trata de pacientes que, durante el tiempo de duración de un coma o de muerte clínica, en el que supuestamente desaparecen todas las señales externas de vida, incluida la conciencia, son capaces de narrar luego sus sensaciones y percepciones, aunque no se registre actividad cerebral alguna.

Cada vez existen más estudios científicos sobre las ECM, y todos ellos han descartado factores externos que pudiesen provocarlas. “Se ha comprobado que cuando el cerebro, que es uno de los organismos más sensibles, deja de funcionar, mueren las neuronas y no tiene oxígeno, algunas personas en coma son capaces de tener sensaciones, percibirse a sí mismas como un ser completo que ve, escucha y siente”, explica Comas.

Estoy segura de que en muy poco tiempo, la ingeniería va ayudar a la humanidad a comprender que existe algo más, que no todo se acaba con la muerte
Un extremo que lleva sorprendiendo a la comunidad científica desde las primeras investigaciones realizadas por el cardiólogo Pim van Lommel. Ahora, un proyecto conjunto en el que trabajan diez hospitales holandeses y 25 británicos tratará de arrojar más luz sobre esta cuestión. Sin embargo, quien más ha contribuido a divulgar estos fenómenos es el neurocirujano de la Universidad de Harvard, Eben Alexander, gracias a su relato en primera persona sobre la vida después de la muerte.

Una de las cuestiones más sorprendentes sobre las ECM es que existen una serie de patrones que se repiten en todas las personas que las experimentan. Como apunta Comas, “todos coinciden en describir una sensación de paz increíble, de amor incondicional y en la que nadie te juzga. Difícilmente quieren volver, pero es como si se viesen obligados a hacerlo porque tienen algo pendiente”. Por otra parte, añade la médico anestesista, “todos cambian sus vidas después tener una ECM, modifican su escala de valores, afrontan la vida de una manera radicalmente diferente y pierden el miedo a la muerte”.

“>Video

“EN POCO TIEMPO LA CIENCIA SERÁ CAPAZ DE OFRECER RESPUESTAS”

Para Comas, que también se dedica a al apoyo de personas en situaciones de duelo o de enfermedad, la ausencia de miedo a la muerte es fundamental para afrontar la vida. “Lo que yo propongo es aprender a vivir con la muerte en el día a día. Se trata de poner las cosas en situación, aprender a vivir el aquí y el ahora, un cambio de enfoque que es una herramienta muy útil para la trascendencia”. Un enfoque beneficioso, reitera, tanto para afrontar la enfermedad, como para cualquier crisis vital o problema. “Si levantamos la mirada seremos mejores, más fuertes y tendremos una vida más agradable”, sentencia.

Morimos porque creemos en la muerte
Una de las mayores cortapisas y que generan más sufrimiento a la hora de enfrentarnos a la muerte son “las asignaturas pendientes”, apunta Carmelo. “Somos los peores jueces de nosotros mismos y nos culpabilizamos mucho. Si sabemos perdonarnos, y perdonar también a los que nos han hecho algún tipo de daño, evitaremos arrastrar sufrimientos que se vuelven insoportables. Esto le sucede a mucha gente hasta el punto de que en pacientes a los que no les mitiga el dolor ni la morfina, se recuperan mediante la meditación que consisten en pedir perdón, perdonándonos a nosotros mismos y a los demás”.

Los avances científicos realizados en los últimos años han puesto en evidencia algunas de las convenciones sociales más arraigadas sobre la vida y la muerte. No en vano, cada vez existe una mayor financiación para este tipo de estudios. Algunos de ellos, como el Proyecto Inmortalidad, promovido por la fundación John Templeton, incluso manejan presupuestos millonarios. Por todo ello, y por “la velocidad a la que se están desarrollando las investigaciones”, las autoras defienden que en poco tiempo la ciencia será capaz de ofrecer respuestas más certeras sobre la muerte.

“Todo estos descubrimientos se deben a la ingeniería, un campo que cada vez cuenta con más herramientas, como el acelerador de partículas, y con el que seremos capaces de ver más allá, como si se tratase de un microscopio. Yo, personalmente, estoy segura de que en muy poco tiempo, la ingeniería va ayudar a la humanidad a comprender que existe algo más, que no todo se acaba con la muerte”, sentencia Comas.

Fuente original: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-07-14/todos-los-que-tienen-una-ecm-cambian-su-vida-saben-que-la-muerte-no-es-el-final_158749/ [Consulta 29/07/2014]

¿Honores en vida? No para científicas

Marthe Gautier

Rosalind Franklin no recibió reconocimiento alguno por su papel en el descubrimiento del ADN hasta después de muerte. El premio Nobel de Química de 1944 recayó en el colega de Lise Meitner por el trabajo sobre fisión nuclear que habían realizado de forma conjunta. El supervisor y colega de Jocelyn Bell Burnell ganó el Premio Nobel de Física de 1974 por el descubrimiento de los púlsares, realizado por ella.

Estos son algunos ejemplos célebres del efecto Matilda, una extraña afección que provoca que las mujeres científicas sean sistemáticamente ignoradas, se les niegue el reconocimiento de su trabajo y se las elimine de los libros de texto y de la historia. (El término se acuñó en el ámbito de la historia de la ciencia en referencia a una activista del siglo XIX.)

Recientemente, el efecto Matilda se ha manifestado de una forma especialmente maligna, cuando la científica francesa Marthe Gautier intentó una vez más que se reconociese su labor en el descubrimiento de las causas genéticas del síndrome de Down, 50 años después de los hechos.

En 1956 se descubrió que cada célula del cuerpo humano alberga 46 cromosomas (estructuras de ADN helicoidal). Este descubrimiento abrió la puerta a multitud de nuevas preguntas, entre ellas si un número diferente de cromosomas podría ser la causa de enfermedades como el síndrome de Down.

Gautier acababa de terminar su formación médica y, consciente de su posición desfavorable en París como mujer y como hija de granjero, vio una oportunidad para demostrar su valía ante sus superiores. “Sabía que tenía que actuar rápido, sin equivocarme y lograrlo a la primera”, escribió en 2009, en el primer registro público de su descubrimiento.

Encontró un laboratorio en desuso y pidió un préstamo para comprar el instrumental necesario; extraía el plasma que necesitaba para sus experimentos de su propia sangre. Tras desarrollar nuevos métodos más exactos, Gautier hizo su descubrimiento: los pacientes con síndrome de Down tienen 47 cromosomas en lugar de los 46 habituales (en concreto, tres copias del cromosoma 21 en lugar de dos). Pero necesitaba confirmarlo con un microscopio más potente que el que tenía en su improvisado laboratorio y entregó sus muestras a Jérôme Lejeune, un becario que se había interesado por su trabajo.

Nunca llegó a ver los resultados. De hecho, fue excluida del resto del proceso de investigación. Cuando se publicaron los resultados en 1960, Lejeune aparecía como primer autor y el nombre de Gautier estaba mal escrito en el manuscrito. Fue Lejeune a quien entrevistaron los medios, quien recibió el premio Kennedy en 1962 y quien se convirtió en profesor de citogenética, a pesar de que fue ella quien había realizado la investigación citogenética de la que él se llevó el mérito.

Aunque parezca increíble, Lejeune, que murió en 1994, sigue llevándose el reconocimiento desde la tumba. Cuando Gautier hizo pública su historia en 2009, la Federación Francesa de Genética Humana (FFGH) intentó enmendar el error. Se organizó un encuentro el 31 de enero de 2014 para concederle una medalla a Guatier, de 88 años, por su papel en el descubrimiento. Un reconocimiento de una institución científica que llegaba con 54 años de retraso.

Pero unas horas antes de la ceremonia apareció un representante de la fundación Jérôme Lejeune con una autorización legal para grabar el discurso de agradecimiento, con el fin de proteger la memoria del científico. Temiendo posibles represalias judiciales, la FFGH convino entregar el premio a Gautier en privado.

Los defensores de Lejeune afirmaron que no hay ninguna evidencia de la contribución de Gautier y que se trata de su palabra contra la de él. Una coletilla usada frecuentemente para silenciar a quienes se encuentran en una posición de desventaja. Pero es mucho más factible que se cooptase su trabajo, al igual que el de tantas otras mujeres en la ciencia.

A menudo se daba por sentado que las científicas no eran más que peones que ejecutaban las brillantes ideas de sus consejeros. Las mujeres tenían menos acceso a trabajos remunerados y a recursos de laboratorio, lo que acrecentaba su papel de forasteras en la jerarquía científica. Aunque sin duda se han producido avances, la mayoría de científicas hoy día cuentan desgarradores relatos de contribuciones ignoradas, acoso y sexismo. Al igual que el fantasma de Lejeuen, el efecto Matilda todavía persigue a las mujeres en la ciencia.

* Artículo original publicado en inglés en el número 63 de Bitch magazine.

Fuente original: ¿Honores en vida? No para científicas. La Marea. Sociedad. [en línea] http://www.lamarea.com/2014/07/13/honores-en-vida-para-las-cientificas/ [Consulta 29/07/2014]

El misterio del hombre que liberó París

Portada del periódico francés 'Libération' que muestra una foto en la que se puede ver a la derecha al primer soldado del ejército francés que entró en París para liberar la ciudad en agosto de 1944

Portada del periódico francés ‘Libération’ que muestra una foto en la que se puede ver a la derecha al primer soldado del ejército francés que entró en París para liberar la ciudad en agosto de 1944

A. Alvarez
Ciudadana española en Francia

Desde el pasado 6 de junio, en el país de los franceses se ha comenzado a celebrar el 70 aniversario de todo: desembarco, liberación… Pero se les olvida algo.

El 25 de Agosto de 1944, el periódico francés Libération publicaba en su portada la foto del primer soldado de Leclerc que entraba en París. El titular decía que era americano y no daba su nombre. En Francia se conocen obra y milagros de cualquier combatiente de última hora que pasaba por allí y no ha transcendido cómo se llamaba el primer soldado del ejército francés que el 24 de agosto entró en París para liberar la ciudad. ¿No les parece raro?

Fíjense bien en la foto de esa portada. Está tomada la noche del 24 en el Ayuntamiento de París. En el centro, George Bidault, presidente del Consejo Nacional de Resistencia, y a su derecha nuestro hombre, quien el 26 de agosto abría el desfile de la Victoria por los Campos Elíseos. Desfile en el que De Gaulle legitimó su posición frente a los aliados que hasta ese momento se frotaban las manos esperando “administrar” Francia.

A este soldado, sus convicciones democráticas le guiaron allí donde reside el poder civil de la ciudadanía. El Ayuntamiento de París se convirtió en símbolo del pueblo soberano por cuya defensa estaba dispuesto a morir. La Prefectura también se había sublevado, pero a esa no la vota el pueblo.

Nuestro hombre lleva uniforme americano, pertenece al ejército francés, ha luchado con Leclerc en el norte de África, pasado por Inglaterra, desembarcado en Normandía y por si fuera poco, se trata de un republicano español. ¿Acaso se le levantó un monumento al europeo del año? No, Francia se limitó a echarle de la historia con minúscula, la que se amolda a las necesidades políticas del momento.

Vichy creó escuela y la “razón de Estado” que todo lo justifica siguió ganando adeptos en la posguerra. Siempre hay alguien que quiere decidir lo que el pueblo debe o no debe saber. Necesitamos la verdad si queremos construir libertades.

Franceses y españoles siempre han estado preparados para saber la verdad
Los ciudadanos franceses y españoles, por mucho que sus gobernantes se hayan empeñado en lo contrario, siempre han estado preparados para conocer la verdad, cualquier verdad, incluso el nombre de este hombre y el de tantos miles de republicanos españoles que lucharon y murieron con las Fuerzas de la Francia Libre. En el ejército, en la resistencia y en la guerrilla. No fueron los únicos extranjeros, pero sí los más numerosos con diferencia. Ellos continuaban una guerra contra el fascismo que había empezado en España en el 36. Libertad, igualdad y fraternidad. Bonitas palabras que no significan nada si no hacemos justicia a la memoria de los hombres que sí creyeron en ellas y abrazaron la causa de Francia y de Europa porque era la causa de la libertad.

Qué inocencia o qué grandeza hacer la guerra por ideales y no por conquistar y mantener imperios que aseguren la explotación de los recursos del otro. Si el objetivo hubiera sido acabar con el fascismo, los aliados hubieran entrado en Madrid junto al ejército de la República española. Europa nos ha recordado, con la utilización de la crisis dentro de los parámetros de la doctrina del shock y los resultados electorales del 25-M, que no se acabó con el fascismo, más bien se le permitió mantenerse en un discreto segundo plano, a la espera de tiempos mejores.

Setenta años de silencio son demasiados. El hombre de la foto, el primer soldado aliado que entró en París, se llamaba Amado Granell. Oficial del Ejército Republicano Español y voluntario del Ejército de la Francia Libre, llegó al Hotel de Ville el 24 de agosto de 1944, tras ocho años de lucha contra el fascismo.

Granell no entró solo, le seguían sus hombres de La Nueve, la legendaria 9ª compañía del III Batallón de Marcha del Tchad, de la 2ª División Blindada (2ªDB), conocida como División Leclerc. Aunque había republicanos españoles en todo el ejército de la Francia Libre, La Nueve era conocida por su nombre en español, idioma oficial de la compañía. Dirigida por el Capitán Dronne y el Teniente Amado Granell, estaba compuesta por 160 soldados, de los que 146 eran españoles, ex combatientes del ejército republicano español. Habían empezado su lucha contra el fascismo de Hitler, Mussolini, Franco y Salazar en 1936, cuando la mayoría de ellos no contaba ni 20 años.

Con el Pacto de Múnich, Europa abandonaba a la República española, pero los republicanos españoles no abandonaron nunca ni sus ideales ni a Europa. Pagaban así una deuda de honor contraída con los Brigadistas Internacionales.

Los soldados eran héroes con un fuerte sentido de justicia y solidaridad

Granell y Dronne siguieron recorridos distintos y Granell llegó al ayuntamiento a las 21:20 horas después de cruzar el Sena. Hitler había dado la orden de destruir la ciudad y las Fuerzas del Interior (FFI) no aguantaban más. No había tiempo para comprobar si el puente estaba o no minado, Granell lo verificó sobre la marcha. Cruzando solo, al volante de su vehículo en un ejemplo de las muchas acciones casi suicidas que realizaban estos míticos soldados. Estaban hechos de otra pasta, héroes forzados por las circunstancias, con un fuerte sentido de justicia y solidaridad. Granell es el primer oficial del ejército francés que llega al ayuntamiento y es recibido por el Consejo Nacional de Resistencia que ocupa el palacio. En ese momento le toman la foto junto a G. Bidault.

Los half-tracks, vehículos blindados semiorugas de La Nueve, toman posiciones en la plaza del ayuntamiento y esperan acontecimientos. Llevan en el frente nombres como Gernika, Madrid, Don Quijote, Guadalajara, Teruel o España cañí. El Capitán Dronne llega más tarde con los tres tanques de la 501ª llamados Montmirail, Champaubert y Romilly, que curiosamente sí han pasado a la historia.

Suenan las campanas de Notre Damme y le siguen las de todo París. La radio entrevista a esos hombres y al exilio español ya no le cabe duda de que Madrid será la siguiente.
La Nueve era la compañía de choque de la 2ªDB de Leclerc. Siempre los primeros, siempre adelante, sin retroceder jamás. Desde Normandía hasta Berchtesgaden, el nido de las águilas de Hitler. De los 146 iniciales sólo llegaron 16. El General Leclerc conocía muy bien a estos hombres, por eso les confió París. Eran antimilitaristas e incluso pacifistas, pero estupendos soldados. Su iniciativa e independencia a la hora de hacer la guerra encajaba perfectamente con el espíritu indómito de Leclerc. Como él, no aceptaban órdenes estúpidas, necesitaban entender el objetivo y la razón de las mismas. Y sólo respetaban a los mandos que daban ejemplo en el combate y a los franceses libres de primera hora.

Los republicanos españoles salieron de España perseguidos por el ejército de Franco en el 39. Fueron internados como indeseables en los vergonzosos campos de concentración franceses. Al trasladarse la guerra a Europa, se ofrecieron como voluntarios para luchar bajo bandera española, pero sólo se les dio la opción de la Legión o la vuelta a España a una muerte segura. Algunos llevaban con Leclerc desde el principio, habían asistido al juramento de Koufra y participado en la epopeya del desierto desde el Tchad hasta la Cirenaica. Otros habían luchado desde Noruega a Bir Hakeim con la Legión. Muchos se unieron en cuanto pudieron desertar del ejército al servicio de Vichy tras el armisticio. No faltaban los que iban escapando de los campos de concentración franceses en el norte de África. Verdaderos centros de exterminio cuyos mandos fueron juzgados y algunos fusilados.

En la liberación de París, La Nueve participó en diversos combates y lo hizo junto a los cuatro mil compañeros españoles del exilio que estaban en la Resistencia y la guerrilla de la ciudad. La Nueve ocupa la posición de honor durante el desfile de la Liberación. El día 26, los half-tracks con nombres españoles y banderas de la República española escoltan a De Gaulle y al Consejo de las Fuerzas del Interior y reciben la aclamación y el cariño del pueblo francés. Los españoles ven más cerca el día en que los aliados les ayuden a entrar y liberar Madrid. Pero los aliados tienen otros planes y mantienen a Franco.

Granell vivió entregado a liberar a España del fascismo
Amado Granell sobrevivió a la guerra, recibió la Legión de Honor de manos de Leclerc y pasó el resto de su vida entregado a la causa de liberar pacíficamente a España del fascismo. No lo consiguió.

El 25 de a/gosto, 70 aniversario de la liberación de París, el presidente Hollande, que dice que “para que todo cambie no hay que borrar nada”, tiene la ocasión histórica de honrar la memoria de los luchadores por la libertad que parecen haber sido “borrados” de la historia de Francia. La Europa que ayudaron a liberar tiene una deuda de honor con los republicanos españoles.

El fin de semana del 24 de agosto, París tiene que ser una fiesta. Sin subvenciones ni ayudas se ha creado una asociación que ha organizado charlas, coloquios, teatro y una manifestación festiva por el recorrido de La Nueve. Estamos todos invitados.

Más información sobre actos en París en www.24-aout-1944.org

Fuente original de este artículo: [en línea] http://www.publico.es/politica/533393/el-misterio-del-hombre-que-libero-paris [consulta 29/07/2014]

Asalto a la sede de la Gran Logia de España

Gran_Logia_de_Espa_a.1

En estos días recibíamos la noticia de que la sede en Madrid de la Gran Logia de España sufría un atentado perpetrado, aparentemente, por elementos de la extrema derecha y cuyo resultado quedó, afortunadamente, limitado al emborronamiento de la fachada y puerta principal con las clásicas pintadas “Massoness no” (sic), “Rojos no” o “Viva Franco”.

No se puede decir que las consecuencias hayan sido graves pero sí que es la demostración de que en nuestro país, España, se empiezan a dar situaciones de intolerancia como no se conocían desde hace muchos años aunque muy minoritarias afortunadamente.

Desde este blog, expresión de una masonería diferente pero que comparte algunos de los valores que le son propios a la Gran Logia de España, queremos mostrar nuestra repulsa ante este tipo de hechos y hacer una llamada de atención a la sociedad para que en unos momentos en los que parecen despertar los deseos de construir una sociedad más justa, se ponga especial énfasis en repudiar cualquier acto vandálico máxime si se trata de la expresión de ideologías intolerantes. Nos duele especialmente en esta ocasión por haber sido dirigido contra una institución a la que nos sentimos cercanos y cuya tarea no es otra, como toda la masonería, que el perfeccionamiento de las personas por encima de ideologías o creencias .

Fuente original: Masonería Mixta. [en línea] http://masoneriamixta.es/asalto-la-sede-de-la-gran-logia-de-espana/#.U9e_3fl_uuk [Consulta 20/07/2014]

El método masónico. Una aproximación

EL MÉTODO MASÓNICO

Una aproximación a su experiencia

Palabras leídas en nombre de la Federación Americana de Supremos Consejos del REAA – FASCREAA – en el Foro Masónico organizado por la Gran Logia Central de Colombia, fundada en 1985, en el Templo de la Log:. Umbral de Oriente Nº 7, en el Oriente de Villavicencio, Colombia, el día 28 de junio de 2014 (E:. V:.), en el que presentaron Ponencias el Gran Oriente de Colombia, la Gran Logia del Caribe Colombiano, la Federación Colombiana de Logias Masónicas y la Obediencia anfitriona.

Por: Iván Herrera Michel.

(Saludos protocolarios)
mujeres masonas

Queridos Hermanos y Hermanas,
Tengo mucho gusto en saludarlos en nombre de las Jurisdicciones de Altos Grados que conforman la Federación Americana de Supremos Consejos del REAA (FASCREAA), y en unirnos a este homenaje que se hace al ex Gran Maestro e IPH:. Gabriel Dávila Mejía. Pilar fundamental del nacimiento y la construcción de un pensamiento Masónico progresista en nuestro país.

De igual manera, soy portador de un cálido y fuerte abrazo fraternal que desde el Caribe colombiano les envía el Muy Resp:. Gran Maestro de la Federación Colombiana de Logias Masónicas, Q:. H:. David Name Terán, junto con sus felicitaciones por este hermoso templo que ustedes han construido en el Or:. de Villavicencio en bien general de la Masonería colombiana.

En lo personal, siempre ha sido para mí un placer visitar la Gran Logia Central de Colombia, y encontrarme con mis Queridos Hermanos de muchos años en el accidentado camino de mostrar a la Masonería colombiana que más allá de apremiarnos con dificultades estériles, existe una manera progresista, no discriminadora y no dogmática de entender y practicar nuestros cometidos constructivos.

Es por esto que yo les agradezco muchísimo que me hayan invitado a repasar con ustedes

mujeres masonas. Panorámica de Villavicencio
Panorámica de Villavicencio

la manera que tiene la Masonería para buscar sus fines, y honestamente quiero contarles cuales han sido mis impresiones después de estar asistiendo a las Logias Masónicas durante algún tiempo, advirtiendo escrupulosamente que suelo admirar la óptica tradicional y no prejuiciada sobre los asuntos Masónicos, que reconoce una gran importancia a la cantidad de libertad que otorga la Orden para repensar la realidad Masónica, para juzgar autónomamente su presente y para valorar su aporte a la sociedad, desde una institución contrahegemónica, diversa e incluyente.

Comenzaré diciendo lo obvio. Lo que todo el mundo sabe: Que en las Tenidas los Masones hablamos y discutimos sobre todo lo divino y lo humano. Los Masones podemos, como Terencio en el siglo II, decir que “nada de lo humano nos es ajeno”,

Podemos en una semana hablar de la prevalencia de nuevas infecciones del SIDA en Colombia, y en la siguiente Tenida de las características esenciales de la entelequia aristotélica, o de los 51 millones de desplazados que hay en el mundo, o de si los chacras son seis como dice la teosofía o siete como enseña el gnosticismo, o si simplemente no existen. O en cambio, ocuparnos de algo mucho más prosaico y cercano como puede ser el suministro de agua en 100 barrios de Villavicencio a raíz de la llegada del fenómeno del niño.

También hay temas que nos exigen un gran esfuerzo de comprensión. Por ejemplo: El Gran Oriente de Francia propuso para la vigencia 2012 – 2013, que todas sus 1.200 Logias se ocuparan, como una cuestión de interés general, de responder a la pregunta de ¿Cómo una sociedad que valora un ideal de competición puede esperar concretar un ideal de igualdad? Yo he leído con atención las conclusiones de sus 16 regiones nacionales e internacionales, y les puedo asegurar con absoluta franqueza que el asunto está muy lejos de estar concluido. También he conocido un documento para la reflexión general emanado del Gran Capitulo General del Rito Francés Femenino de Francia, sobre lo que llama “Un discurso amoroso sobre la laicidad”, que como se puede adivinar por su título ofrece una óptica muy poco convencional.

mujeres masonas

Y si queremos recordar una cuestión, todavía más difícil de tratar que la parcela religiosa de la laicidad que se refiere a la separación entre la iglesia y el estado, podemos traer a cuento el de la laicidad financiera que recomienda la separación entre el estado y el sector financiero y económico. Son argumentos que tienen tanto de largo como de ancho, que, de nuevo con Terencio, podemos decir que “es muy malo tener un lobo cogido por las orejas, porque no sabemos cómo soltarlo ni cómo seguir aguantándolo”.

Frente a estos apuros, y cualquiera que sea el tema tratado, la Masonería ofrece una ruta particular y esforzada en la búsqueda de la materialización de un mundo más libre, más igualitario y más solidario. Esta vía constituye su método y en ella se vale de la metáfora de la construcción, en un transcurso Iniciático sucesivo, en el que, como dicen los Masones franceses: “Lo que tú haces, te hace” (Cela que tu fais, te fait).

El proceso comienza, en resumidos términos simbólicos, con la aceptación y la admisión de personas que se convierten al mismo tiempo en un constructor y en una construcción, y que proviniendo de un mismo contexto social y poseyendo diferencias personales de todo tipo, a veces contradictorias entre sí, deben participar armónicamente en una obra comunitaria a lo largo de su membresía, en tres originales espacios especulativos que corresponden a cada uno de los tres Grados básicos de la Orden.

En medio de esta pluralidad, siempre retadora, conflictiva y asumida desde la realidad circundante, la Masonería se ocupa en primer término, filosófica y fraternalmente, de reunir y recoger en su seno a hombres y mujeres que de otra forma difícilmente hubieran compartido un espacio común. A partir de allí, y contra todo pronóstico, la especificidad del Método Masónico les hace girar sobre esa diversidad, a la vez que se aprovecha de ella para la construcción que promete.

El Método Masónico se sustenta única y exclusivamente en el trabajo en Logia. No hay
lugar para él en una labor solitaria fuera del Taller. La razón de ser de esta particularidad gravita en que impone que trabajemos en presencia e intrincados con otros, de quienes a la vez somos otros diferentes. La experiencia florece gracias a las opiniones cruzadas.

Las discusiones que permanentemente vemos en las Tenidas sobre todo tipo de saberes, adelantadas por personas no necesariamente especialistas en ellos, terminan enriqueciendo y matizando las versiones filosóficas, intelectuales, emocionales, religiosas, espirituales, profesionales, artísticas, Etc., de sus participantes. En el sentido de posibilitarles una nueva visión que incorpore perspectivas que antes no habían sido tenidas en cuenta o no les eran conocidas.

La singularidad del Método Masónico se fundamenta en una ritualidad propia y en la reflexión moralizada y convocante de sus símbolos constructivos, acompañadas de una acción compatible, por su amplitud de cobertura, con cualquier convicción personal, mientras ella admita inequívocamente el respeto al otro y la aceptación de la diferencia.

Un ritual, cualesquiera que sean sus objetivos, siempre es simbólico y representativo de unos estándares de procedimientos enmarcados en una memoria histórica, tan categóricos como redundantes, dirigidos a un determinado colectivo, en donde a cada quien se le ha estipulado un rol en el tiempo y en el espacio.

El Método Masónico implica querer pasar permanentemente de un estado presente a una nueva fase de vida. Conlleva una promesa personal acerca de cómo deseamos llegar a ser en el día de mañana en relación con lo que pensamos que es mejor para nosotros y para los otros. En el entendido de que repensar nuestras convicciones y opiniones de manera autónoma y crítica a la luz de otras miradas puede facilitarnos una mayor conexión con nuestra conciencia moral así como brindar más coherencia a nuestras acciones.

Libro de JL Cobos

En palabras del pensador y escritor español José Luis Cobos, “nuestro método Iniciático persigue hacer más dúctil nuestra Piedra, nuestra condición, para que podamos acometer la serie de cambios que necesitamos para conducirnos hacia el adueñamiento de nuestro ser” (Cobos, J. L. (2013) El Método Masónico. Pág. 122. Oviedo, España: Editorial masónica.es)

La ceremonia de “Iniciación” Masónica, con la que se aborda la pertenencia formal a la Masonería, es un Rito de Pasaje. Formaliza el cambio de un estado previo a uno nuevo, mediante el cual ampliamos nuestras comprensiones sobre “el hombre y sus circunstancias” gracias al contacto repetitivo con fórmulas de interiorización, socialización, integración al pasado y consustanciación con el futuro, diferentes a otros caminos y procedimientos Iniciáticos o especulativos.

Con el uso del ritual, las herramientas y las estructuras administrativas como símbolos, el Método Masónico busca sentar en el ámbito de lo concreto, nociones y formas de pensamiento abstracto, al mismo tiempo que sugiere un patrón constructivo centrado en el ser humano, portador de horizontes de sentidos y comprensiones.

En ese orden de ideas, el ritual Masónico, y las ceremonias que contiene, Grado tras Grado, repiten cánones de conductas que señalan una manera de comportarse en el presente, en la que los hechos, las personas, sus pensamientos y sus emociones, se despojan de su dimensión común para adquirir una médula humanista trascendental.

De tal manera, que los Grados Superiores, Colaterales, Aliados, Adicionales, Suplementarios, Accesorios, Ordenes de Sabiduría, Etc., nacidos en el siglo XVIII al calor de diferentes inspiraciones míticas, legendarias, filosóficas, religiosas o históricas, que se fueron articulando en rituales independientes por cercanía, afinidad o negociación, formulan una oportunidad adicional a la simbólica para aproximarnos con visión sistémica a algunas de las ideas e hitos que han movido la civilización occidental, conservando el permanente pulido de la Piedra Bruta y de su posterior ubicación, horizontal y vertical, en el levantamiento del “Gran Templo de la Humanidad”, que no es otro diferente a una persona más consciente de sus potencialidades y una humanidad más feliz.

En el curso del Método Masónico, un Masón cree y trabaja en y desde la autonomía de su
pensamiento, y la valora como el prerrequisito para su biografía personal. En este sentido, el psiquiatra y escritor húngaro Thomas Szasz, fallecido hace un par de años, dijo con acierto en una ocasión: “La gente suele decir que tal o cual persona no se ha encontrado todavía a sí misma. Pero la autonomía no es algo que uno encuentra, es algo que uno crea.”

Tampoco le faltaba razón a Nietzsche cuando afirmó que ser independiente es un “privilegio de los fuertes”. Y lo digo porque me he dado cuenta de que en el pulido de nuestra Piedra Bruta tenemos que confrontar con nuestro propio inconsciente. Y eso reclama un gran esfuerzo, porque exige trasgredir los límites de nuestra zona de confort genética y ambiental.

Los Masones insistimos en el compromiso con nuestros rituales, sin perder de vista la esencia primera de la maquinaria teatral, con todos sus mecanismos de espectáculo y entretenimiento, porque sabemos que sin ellos no funciona la arenga doctrinal.

Queridos Hermanos y Queridas Hermanas,

Por último, y de nuevo, les reitero mis más sinceros agradecimientos por regalarme esta impagable oportunidad para repasar el método que nos ofrece la Orden, en medio de una inmejorable compañía, en la que reconozco a buena parte de lo más avanzado del pensamiento Masónico colombiano.

Muchas gracias a todos por esta oportunidad y por sus luces.

IHM.
Or:. de Villavicencio – Colombia
Junio 28/2014

Fuente original: Pido la palabra: el método masónico. Ivan Herrera Michel blog. [en línea] http://ivanherreramichel.blogspot.com.es/2014/07/el-metodo-masonico.html?m=1 [consulta: 29/07/2014]

La crisi pesa més sobre les dones però dóna pas a una feminització dels lideratges

Catalunya Plural
La crisi pesa més sobre les dones però dóna pas a una feminització dels lideratges
Marina Subirats, Tània Verge i Carme Porta parlen a la UPEC sobre la situació de les dones en temps de crisi

mujeres masonas

La primera jornada de la desena edició de la Universitat Progressista d’Estiu de Catalunya (UPEC) ha abordat diverses perspectives sobre la crisi econòmica. Una de les taules, sota el títol “Dones en crisi”, moderada per la periodista Clara Blanchar, s’ha centrat en el paper de les dones, amb la catedràtica jubilada de Sociologia Marina Subirats, Tània Verge, professora i agent d’igualtat de la UPF, i Carme Porta, de la comissió impulsura de la ILP per la Renda Garantida de Ciutadana.

Les dones pateixen més la crisi, d’això no han deixat dubte. “Amb la crisi augmenta moltíssim la feina de la mestressa de casa”, explica Marina Subirats. Tasques que en moments de bonança les famílies contracten al mercat són les primeres despeses retallades i recauen tradicionalment en les dones. “Quan hi ha diners pots comprar-te uns bistecs i fer-los a la planxa, però quan no, has de preparar una pasta i requereix més feina”, exemplifica la professora.

Tot i els canvis socials que hi ha hagut en aquest sentit, la dona segueix sent qui més carrega amb aquestes funcions “perquè ens programen així”, diu Subirats. “La crisi tanca les dones a casa amb la cura de les famílies”, conclou.

Treball no comptabilitzat

Les ponents coincideixen en que no es té en compte tot un seguit de feines perquè no es fan dins el sistema productiu. “El PIB és una unitat de mesura que no compta el treball domèstic però sí la despesa militar o allò que fa malbé el medi ambient”, remarca Carme Porta. Per això defensa un altre model econòmic amb un element com la renda bàsica que podria millorar la situació de les dones.

“Tenir una renda garantida de ciutadania o a la llarga una renda bàsica incondicional donaria més independència a les dones, perquè hi ha dones maltractades que es troben atrapades per una hipoteca o perquè depenen econòmicament de la seva parella”, denuncia Porta.

Creix l’activisme femení

Tània Verge ha estudiat la participació política de les dones i, tot i que denuncia la seva situació d’inferioritat en les institucions polítiques i econòmiques, també destaca un augment de la seva participació en el context de crisi. Posa la PAH, amb una majoria de dones, com un exemple de com ha crescut l’activisme femení.

La professora considera que formes d’intervenció política com les ocupacions i els escraches són més femenines, però remarca que les dones sempre han estat més presents en aquests espais. “El que ha passat en el context de crisi és que ara aquests es consideren espais de participació política”, apunta. I afegeix que el moviment feminista acompanya totes les protestes davant la crisi.

Les dones fan la nova política

Verge també remarca que la forma de fer política de les dones és diferent. En el pla institucional, Subirats, que ha ocupat diversos càrrecs públics, assegura que hi ha una visió androcèntrica i les dones han d’adoptar rols masculins per fer-se sentir. En canvi, la professora de la UPF assegura que la nova política no és així.

“L’actual crisi política ha portat a una feminització dels lideratges, i alguns dels exemples que trobem són Muriel Casals, Ada Colau, Carme Forcadell o Teresa Forcades, entre tantes altres”, recorda.”La feminització del lideratge porta un llenguatge més planer i més clar, més horitzontalitat; les dones volen participar en política per anar per feina, no per fer mèrits”, conclou.

Font original: La crisi pesa més sobre les dones però dóna pas a una feminització dels lideratges Catalunyaplural.cat [en línia] http://www.eldiario.es/catalunyaplural/crisi-dones-feminitzacio-dels-lideratges_0_277172995.html [consulta: 09/07/2014]

Tú a mi no me llamas feminista

Aquí está el artículo publicado por Begoña Gómez para SModa (El País) sobre algunas mujeres famosas y el feminismo.

Tú a mi no me llamas feminista -Begoña Gómez

Os aseguro que había hecho más declaraciones pero a ver qué os parece.
Hace año y medio publicamos un artículo titulado ¿Feminista, yo? No, gracias repasando la nómina de mujeres de la esfera pública que no se identifican con la etiqueta y/o que suelen usar algún tipo de oración adversativa cuando se les pregunta al respecto: “Creo en la igualdad de la mujer PERO” o “Me encantan las mujeres fuertes PERO” (¿y las que no lo son?). Ahí estaban Taylor Swift, Katy Perry, Carla Bruni, Belén Rueda, Marissa Meyer, Melisa Leo, Lady Gaga, Demi Moore y Juliette Binoche en un recuento rápido.

Varias cosas han pasado desde entonces. La primera es que, debido a que el feminismo ha escalado posiciones en la lista de prioridades de la agenda mediática en los últimos tiempos, la pregunta se ha hecho casi obligatoria, algo que molesta a alguna de esas entrevistadas, que preferirían hablar de lo suyo y no de su género. La segunda es que, a pesar de esa preminencia del debate, la confusión permanece. A juzgar por muchas declaraciones, pocos tienen clara la definición de la RAE que ya dábamos entonces y repetimos: “teoría de la igualdad política, social y económica entre sexos”.

Así que la lista de femiescépticas ha ido aumentando. En ella están, casualmente, dos de las estrellas del verano: Shailene Woodley, que estrena hoy en España la película Bajo la misma estrella, el taquillazo de la temporada en Estados Unidos y protagonizó también Divergent, y Lana del Rey, cuyo segundo álbum, Ultraviolence, se colocó hace unas semanas en el número 1 de la lista Billboard y que actúa este fin de semana en el Vida Festival de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

La primera optó por el clásico “no soy feminista porque amo a los hombres” en una entrevista que concedió a la revista Time. Y añadió: “Creo que la idea de tomar el poder y sacar del poder a los hombres nunca va a funcionar porque se necesita equilibrio. Yo misma me siento muy en contacto con mi lado masculino, me siento 50% hombre, 50% mujer”. Woodley aclara que ella no está por el feminismo pero sí por la sororidad: “No sé cómo las mujeres esperamos que los hombres nos respeten cuando no nos respetamos ni las unas ni a las otras. Hay mucha envidia, comparaciones y celos. Eso es tonto y me parte el corazón”.

El problema que tiene con el feminismo Lana del Rey, a quien a menudo se ha acusado de fetichizar la sumisión de las mujeres en sus canciones y de perpetuar estereotipos como “la novia del gangster”, es que sencillamente le aburre. O eso dijo en una entrevista con la web The Fader: “para mí, el asunto del feminismo no es un conepto interesante. Estoy más interesada en, no sé, SpaceX y Tesla o qué es lo que va a pasar con nuestras posibilidades intergalácticas. Cada vez que alguien saca el tema del feminismo pienso ‘oh Dios, no me interesa”. Así que no le vengan a Lana que si igualdad salarial, que si La mujer eunuco, que si aborto libre y gratuito. Que bosteza.

Otra estrella del verano, Dolly Parton, que triunfó hace una semana escasa en Glastonbury, decepcionó a quienes la habían aupado a icono del movimiento por canciones como 9 to 5 con sus palabras en la revista Bust. Cuando le preguntaron si se consideraba feminista, contestó: “Me considero mujer y me considero alguien que es tan lista como cualquier hombre que conozco. No creo que haya que juzgar a alguien por ser hombre, mujer, blanco, negro, azul o verde. (…) Amo a los hombres, amo a las mujeres y estoy orgullosa de ser una”.

Cada vez que se publican declaraciones de éste tipo (como cuando Kirsten Dunst dijo que “a veces necesitas a tu príncipe azul. Un hombre es un hombre y una mujer es una mujer y así funcionan las relaciones”) se produce una minitormenta mediática que va de las webs feministas a los medios mainstream y un pequeño reguero de artículos y comentarios, generalmente censurando la actitud de estas artistas. Y muchos inciden en que estas mujeres quizá no han entendido de qué están hablando. ¿Al final se trata de una cuestión semántica? Nuria Varela, autora del libro Feminismo para principiantes, cree que no. “No es eso, es una cuestión de poder. El feminismo es una teoría crítica que cuestiona el poder establecido y que ya nació desacreditado (..) El coste de declararse feminista sigue siendo elevado, especialmente para las mujeres porque no hay nada que moleste más que una feminista inteligente y atractiva, y muchas no lo quieren pagar”. Varela sí cree sin embargo que “existe un gran desconocimiento. Lógico porque está casi vetado de la Universidad. Uno puede licenciarse en Filosofía, Historia o Derecho sin conocer un sólo título de Teoría Feminista” y que pronunciar en público la-palabra-que-empieza-por-f “es como soltar una bomba. La dices y empieza el lío. Pocas palabras tienen esa capacidad polémica”.

Por cada Kirsten, Shailene y Lana hay una Lorde, Lena, Beyoncé o Miley que sí se declara feminista. ¿Es necesario que lo hagan?, ¿tenemos que convertir en modelo a seguir y portavoz social a una chica de 21 años que acostumbra a no llevar pantalones encima de la ropa interior? “No, no están obligadas. A mí me gusta escuchar a mujeres inteligentes y con éxito que se definen como lo que son y no tienen miedo. Pero el feminismo es una teoría de la igualdad y la libertad. Quiero decir que no hemos llegado hasta aquí para ponermos aún más obligaciones. Unas mujeres sentirán el deseo y tendrán la fuerza para ser activistas y otras no, lo importante es que sean mujeres libres en sus vidas públicas y privadas”.

Otras tienen menos paciencia con las negacionistas. Lena Dunham asegura que no odia nada tanto en el mundo como “Las mujeres que dicen ‘no soy feminista’. ¿Crees que las mujeres deberían cobrar lo mismo por hacer el mismo trabajo?, ¿Crees que las mujeres deberían salir de casa y que hombres y mujeres tienen los mismos derechos? Bien, entonces eres feminista. A mí misma me daba vergüenza denunciar la misoginia porque entonces te ven como la chica quejica que no sabe superarlo. Pero lo cierto es que no tenemos que dejarlo pasar hasta que nos hayamos hecho oír”.

Fuente original: Tú a mi no me llamas feminista. Nuria Varela. [en línea] http://nuriavarela.com/tu-a-mi-no-me-llamas-feminista/ [Consulta: 09/07/2014]

Salwa Bughaigis

Nos unimos a ONU Mujeres en su condena enérgica al asesinato de la líder libia y abogada por los derechos de las mujeres Salwa Bugaighis. Con ellas nos unimos a millones en el duelo por la pérdida de una hermana y valiente defensora de los derechos humanos. Estamos indignadas y profundamente triste por este brutal asesinato.

mujeres masonas

Salwa fue asesinada poco después de emitir su voto en la elección de Libia, un derecho por el que ella luchó como miembro del Consejo Nacional de Transición durante la revolución de 2011. Salwa trabajó con Karama, una organización colaboradora del Fondo de ONU Mujeres para la Igualdad de Género, capacitando activistas y líderes y promoviendo la participación política de las mujeres en Libia. Ella jugó un papel clave en el desarrollo de la nueva Constitución de Libia. Muchos colegas de ONU Mujeres la conocíeron en estas actividades, y como participante activo en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

mujeres masonas

Expresamos nuestras profundas condolencias a su familia y amigos. Salwa Bugaighis era una líder valiente que abogó por los derechos humanos de su pueblo. Con su muerte, se nos recuerda una vez más de las amenazas a los logros duramente ganados para las mujeres y niñas en todo el mundo. En muchos países, las mujeres que participan en la política o en la cara del activismo sufren intimidación y violencia. ONU Mujeres pide medidas urgentes para llevar a los criminales que perpetraron este acto cobarde ante la justicia.
El asesinato de Salwa Bugaighis rompe nuestros corazones, pero no va a romper nuestra determinación para promover la paz y la participación plena e igualitaria de la mujer en todas las esferas de la vida, en todos los países del mundo.

Texto de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres condenando el asesinato de la activista de los derechos de la mujer en Libia y nos sumamos a todo su contenido .

Asesinada el 26/06/2014

http://www.elmundo.es/internacional/2014/06/26/53abf1c0268e3e46698b4576.html

http://www.ansa.it/sito/notizie/mondo/2014/06/26/uccisa-a-bengasi-avvocato-diritti-umani_fb926711-3d2c-486c-b9e5-75a02d39afaa.html

http://www.abc.es/internacional/20140626/abci-activista-asesinada-bengasi-201406261451.html

Fuente original: Salwa Bughaigis. Blog Heroínas. [en línea] http://heroinas.blogspot.com.es/2014/06/salwa-bughaigis_29.html?spref=fb&m=1 [consulta: 09/07/2014]